Mauricio Kawas: "Es una pena proyectar al mundo imágenes con gradas despintadas y laminadas a la mitad"

El director de Todo Deportes, Mauricio Kawas, lamenta el estado de los escenarios deportivos de Honduras, que en lugar de superar se están estancando.

Mauricio Kawas

La Liga de Honduras puede volver a ser la mejor de Centroamérica. No hace muchos años, digamos unos 20, la Liga Nacional de Honduras todavía era la mejor de Centroamérica. Incluso en los ochentas los ticos envidiaban la calidad de los partidos y los altos promedios de asistencia. Fue cuando nuestros vecinos comenzaron a adaptar ciertos elementos que observaron aquí para que sus torneos fueran mejorando.

Hoy la Liga de Costa Rica es, por mucho, la mejor de la región. Tampoco es que estoy descubriendo algo nuevo. Mi idea no es dedicar este espacio para recordar lo que fue. Lo que busco es que los directivos recuerden el camino que los puede llevar a recuperar el lugar que nuestra liga merece a nivel regional. Los pasos no son complicados, pero tampoco es que vienen sin costo. Todo requiere de inversión y sobre todo de mucha paciencia. Entre más rápido iniciemos, porque todos somos parte, más rápido alcanzaremos el objetivo.

Quiero dejar claro que respeto y valoro el tiempo y la inversión que nuestros directivos le dedican al fútbol. Pero también me da mucho pesar verlos cómo, en lugar de invertir, se mantienen de la mano de un gasto permanente que solo sirve para drenar sus finanzas personales y las del equipo.

En estos tiempos los clubes están obligados a funcionar como empresas procurando en todo momento alcanzar utilidades. Además, siento a veces que algunos de nuestros dirigentes se dejan envolver por la arrogancia que les permite el dinero. Es bueno tener dinero, pero el tenerlo no da la razón absoluta.

Los directivos deben especializarse en administrar, pero no deben pretender ser expertos en el juego del fútbol. Para eso están los entrenadores y para eso existe el cargo del Director Deportivo. Las decisiones no deben ser sobre la base emotiva. Se debe actuar sobre la base de los objetivos que se buscan.

El buen directivo es aquel que sabe rodearse de la gente correcta y que sabe escuchar a la gente correcta. Y cuando se reúnan con los restantes dirigentes de otros clubes, no se miren como enemigos. Deben verse como socios que van a decidir para tener una liga competitiva y atractiva para los aficionados.

maurucio kawas(1416x870)

Otro elemento determinante es que la Liga Nacional, como tal, debe ser mucho más exigente con los estadios que se utilizan para los encuentros. En este aspecto debe aplicarse cero tolerancia. Pero no solo para los estadios pequeños. También debe aplicarse para sedes como el Nacional de Tegucigalpa.

Es una pena proyectar al mundo imágenes de partidos con gradas despintadas y laminadas a la mitad. Y ni hablar del estado de campo. El estadio capitalino tiene ya varios años con una de las peores superficies para jugar. En general nuestros estadios no invitan a la familia para que asista. Se requiere de inversión para hacerlos más cómodos y más seguros.

Eso sí, me entusiasma el esfuerzo y los trabajos en el Estadio Francisco Martínez de Tocoa. La cancha está mejor. Además, están ampliando el sector popular y ya dentro de unos días se podrá jugar de noche, entre otras cosas. Igualmente, el Estadio Municipal de La Ceiba. El terreno lo han mejorado considerablemente y durante las transmisiones se puede ver una imagen agradable a la vista. Porque también ese punto es importante, lo que se proyecta a través de la televisión. Y claro, vamos con la calidad del fútbol.

El otro elemento clave. Honduras cuenta la mejor materia prima pero también cuenta con uno de los peores esquemas de formación. No sólo formación de juego, sino que formación de valores. La Fenafuth todavía no logró aterrizar un modelo efectivo a nivel de Liga Menores cuyas estructuras parecen existir sólo para ir a negociar su voto al momento de elegir autoridades. Si se lograra corregir este elemento de la formación, Honduras recuperaría ese nivel que ya tuvo no hace mucho.

Pero se debe sembrar lo más pronto posible y ser pacientes para esperar la mejor cosecha. Estoy seguro que se puede lograr, pero necesitamos de directivos que de verdad piensen en todo el fútbol hondureño y no solo en unos cuantos clubes.

Esas sociedades de poder deben terminar sin importar de qué lado estén. Las asociaciones deben ser con todos o por lo menos con la gran mayoría.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias