Blog de Ponce Morazán: “Me resulta extraño que el timonel de Honduras esté más tranquilo que una lechuga”

Orlando Ponce Morazán esta vez se refirió a Fabián Coito y el tiempo que lleva en Uruguay en tiempos de coronavirus.

Orlando Ponce Morazán en esta ocasión habló de Fabián Coito.
Orlando Ponce Morazán en esta ocasión habló de Fabián Coito. *
Redacción

Las noticias van y vienen sobre el futuro de las eliminatorias al Mundial de Qatar y a los Juegos Olimpicos de Tokio 2021, a falta de las informaciones oficiales de la FIFA y la Concacaf, pero hay que estar "ojo al cristo" para que no nos agarren con los pantalones en la mano.

Como parte de su cuenta regresiva para el Mundial de Qatar, a realizarse del 18 de noviembre al 12 de diciembre, en varias ciudades del Emirato, fechas atípicas por la conveniencia climatológica. La FIFA, como plan inicial tiene contemplado iniciar las eliminatorias en el planeta a partir de octubre 2020.

VER: “PRESAGIO TIEMPOS MUY DIFÍCILES PARA EL CHOCO LOZANO”

Me resulta extraño que el timonel de la bicolor hondureña esté más tranquilo que una lechuga, desde su aposento vacacionista en su natal Uruguay, sin un plan de trabajo claro para ambas selecciones.

Su "trabajo”, por el que devenga 20 mil dólares mensuales, se limita en estar siguiendo a los futbolistas hondureños que participan en ligas que se mantienen activas en Europa y el continente americano y en estar dando entrevistas para medios locales e internacionales, en las que no aporta absolutamente nada sobre lo que debería estar haciendo.

Quiero reconocer la honestidad de los entrenadores argentinos, Pedro Troglio del Olimpia; Diego Vázquez del Motagua y Héctor Vargas del Marathon, quienes decidieron quedarse en Honduras y no huir de la pandemia como lo hizo el señor Coito.

MIRA: ORLANDO PONCE PROPONE QUE LA LIGA SEA CON 14 CLUBES

Por lo menos yo no soy ningún tonto para no darme cuenta. El señor Coito vio que el panorama en Honduras era muy desalentador y peligroso con esto del Covid-19 y tomó sus bártulos y se zafó en marzo anterior para un retorno muy incierto. Ahora es que no sabe cómo retornar a Honduras.

Quiero dejar constancia nuevamente que a mí no me importa ni me importará lo que puedan pagarle a Coito y su cuerpo técnico, pero sí es una ofensa a la pobreza del pueblo hondureño que le estén pagando desde hace nueve meses por hacer nada. Eso sería como una beca o los pagos que les hacen a los paracas del estado.

Me parece que estamos volviendo a los tiempos del serbio Bora Milutinovic, quien pasaba más tiempo en México que en Honduras y ganaba 35 mil dólares mensuales hasta que nos cansamos y tuvo que renunciar después de pasar la eliminatoria contra Antillas Holandesas.

LEA: “LA LIGA NACIONAL ES DEPRIMENTE Y OBSOLETA”

Debo reconocer que los tres colombianos que estuvieron para los procesos de Sufafrica, 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018, eran un ejemplo de trabajo. Entre ellos Jorge Luis Pinto , nombrado recientemente entrenador de Emiratos Unidos y quien iniciaba sus labores desde las 6:00 a.m.

Independientemente de cuándo inicien las eliminatorias, insistimos que pueden ser en octubre o noviembre de este año, todo ese cuerpo técnico uruguayo hace varios meses tuvo que estar de vuelta en Honduras.

Cómo es posible que a control remoto, desde una hacienda en Uruguay el señor Coito pretenda construir los hilos del proceso mundialista, desconectado de las situaciones que deben librarse en el país.

TE RECOMENDAMOS: “FABIÁN COITO VIVE EN UNA BURBUJA”

Aprovecho para solicitarle al presidente, Juan Orlando Hernández y al canciller de la República, Lisandro Rosales, para que presten el avión presidencial o coordinen con el gobierno uruguayo un vuelo humanitario y repatriar a Coito y de paso al entrenador del Real España, Ramiro Martínez.

Martínez, igual en un vuelo humanitario, pudo irse hace varios meses a Uruguay con su compatriota y extécnico del Vida, Fernando Araujo, y ahora se espera su regreso por la directiva aurinegra y la de los rojos ceibeños.

Los demás entrenadores de las selecciones del área, como el argentino Gerardo Martino (México), el mexicano Carlos de los Cobos (El Salvador) prefirieron quedarse en los países donde están dirigiendo preparando los procesos al Mundial de Qatar. En el caso del entrenador de los Cobos, la Federación Salvadoreña le hizo una reducción del 50 por ciento de su salario por todos los efectos de la pandemia y el tiempo no trabajado.

En Honduras, para el.caso, no hay certeza para cuándo de reabrirán los vuelos de entrada a los aeropuertos de Tegucigalpa y San Pedro Sula debido a la alta propagación del virus que consecuentemente tiene parada la economía. Yo ya quiero ver a Coito y Falero en Honduras, con un trabajo que se vea y justifiquen las divisas que se están llevando de un país atrapado en la calamidad, indigencia y sumisión de muchos de sus pobladores.