La brutal pérdida millonaria que sufrió la famosa marca de gaseosas por el gesto de Cristiano Ronaldo

El portugués quitó dos Coca-Cola durante la conferencia de prensa y puso una botella de agua; esto provocó una notable caída en la compañía.

Redacción

Cada gesto o palabra de Cristiano Ronaldo tiene una repercusión mundial. Previo al partido de este martes entre Portugal contra Hungría por la Eurocopa, el luso retiró dos botellas de Coca-Cola de la mesa mientras se preparaba para responder en la rueda de prensa y en su lugar puso una botella de agua.

Georgina Rodríguez aclara dónde jugará CR7

Observando la evolución de las acciones y del precio de la famosa compañía antes y después, el polémico gesto del futbolista supuso unas pérdidas millonarias para Coca-cola.

De acuerdo al diario Marca, el mercado bursátil abrió a las 15 horas en Europa. En ese momento la acción de Coca-Cola se encontraba en cifras cercana a los 56.10 dólares. Media hora después, cuando Cristiano salió a la conferencia junto al entrenador Fernando Santos, las acciones se desplomaron alcanzando un mínimo de 55.22 dólares por acción.

El gesto de apartar las botellas provocó una brutal caída del 1,6% para la compañía en el mercado bursátil. Y en términos económicos, Coca-Cola pasó de valer 242 mil millones de dólares a 238 mil millones. Unas pérdidas totales de 4.000 millones de dólares.

El ariete portugués nuevamente confirma de esa manera que es un arrécimo enemigo de esos productos, pues consideró en el pasado que no le rinden nada a su estado físico.

Georgina Rodríguez enamora en el último amistoso de Portugal

Además, en una ocasión fue preguntado por su relación con su hijo sobre este tema. Cristiano fue claro: ''Soy duro con mi hijo. En ocasiones bebe Coca-Cola y come patatas fritas y él sabe que no me gusta''.

Duro recuerdo en el United

El luso también tiene un duro recuerdo de sus inicios en el Manchester United por un regaño que le dio el histórico Ryan Giggs por llevar una gaseosa al desayuno del club.

Según cuentan algunos exjugadores de aquella época, CR7 llegó con una Coca-Cola a desayunar, el galés lo vio, lo empujó contra la pared y le dijo: ''¡No vuelvas a hacer eso!''. El delantero no se quedó corto y respondió: ''Yo bebo lo que quiero, Giggs''.

Sin embargo, aquel joven Cristiano entendió el mensaje y desde entonces ha evitado beber refrescos, ya que no son parte de su exigente dieta.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias