Erika Williams, presentadora de TV: "A una mujer le cuesta llegar a un medio deportivo"

La talentosa periodista deportiva creció en San Pedro Sula y nos revela cómo ha sido su vida profesional.

Erika Williams también nos contó su lado íntimo. ¿Cómo le gustan los hombres? Ella respondió. FOTOS: Ronal Aceituno. Locación: Hotel Marriott Tegucigalpa.
Erika Williams también nos contó su lado íntimo. ¿Cómo le gustan los hombres? Ella respondió. FOTOS: Ronal Aceituno. Locación: Hotel Marriott Tegucigalpa. *
Victor Bustillo

Es una de las pocas periodistas deportivas que hay en Honduras y su talento no entra en discusión. Ha sido notable su crecimiento cuando le toca hablar de deportes, algo que no estaba en sus planes, pero que poco a poco se ha ido convirtiendo en una pasión.

Erika Williams Díaz creció en San Pedro Sula. De padre chileno y madre hondureña. Ahora, en Tegucigalpa brilla en la pantalla de TV.

¿Cómo fue tu infancia?
Fue bastante bonita, yo no me quejo de nada de lo que he vivido, pese a que mis padres están separados he tenido la educación correcta a pesar que ellos han estado distantes, mi mamá siempre nos ha criado como mujeres bien disciplinadas, hablo por mis hermanas también, y mi papá es una persona sumamente inteligente, siempre nos ha instruido a ser diferentes. Ha sido una infancia correcta, por la cual veo que tuvo frutos ahora que ya soy toda una mujer.

¿Y creciste en San Pedro Sula?
Fijate que sí, pero lo que sucede es que viví cierta parte en Choloma. Viví dos años en Santa Bárbara, saqué mis estudios de educación media allá, soy maestra en educación primaria por eso. En Santa Bárbara fue mi primera experiencia en los medios, luego volví, trabajé mucho tiempo en San Pedro Sula y bueno, mirame, ahora estoy en Tegucigalpa.

¿Cómo fue que te involucraste en el mundo del periodismo. Fue una pasión?
Creo que cuando vos ya tenés la convicción de qué quieres ser en la vida, te ayuda y eso fue en Santa Bárbara. Yo tenía un programa de adolescentes, -tenía 16 o 17 años-, entonces dije me voy para allá. Pero en el momento de entrar en la universidad, lo que yo hice fue aplicar por matemáticas e idiomas extranjeros, totalmente diferente, apliqué y pude lograrlo, pero yo dijo, “no me gusta” y me decidí cambiar a periodismo.

¿Siempre quisiste ser una periodista deportiva o fue algo que se dio sin esperarlo?
Sí me gustan los deportes, pero nunca estaba en mi mente ser una periodista deportiva. ¿Cómo nace esto? En San Pedro Sula, mi productor miraba que yo era una de las aplicadas y entonces me decía: “Erika, hoy vamos a hacer los deportes juntos”. Está bien le decía. Yo siempre digo que si vos no sabés algo, preparate, pero no te quedes callado. Cuando él vio que yo sabía del tema a él le gustó.
No porque una mujer no demuestre que le gusta el fútbol, quiere decir que realmente no le gusta, a mí me ven y me dicen que es mentira que me gusta el deporte. No todo en la vida es fútbol, a mí me gusta bastante el basquetbol, estoy entrando un poco a la Fórmula 1 ahora en el canal (Todo Deportes TV).



¿Ha sido difícil esa etapa de ser una mujer en el periodismo deportivo? Lo digo porque estamos en una sociedad que es un poco machista.
Son muy pocas las periodistas deportivas y gracias a Dios he tenido personas que son respetadas y en este caso hablo por el hecho de que estoy en un medio que es el único canal que en un 100 por ciento se habla de deportes. Ser una mujer en un medio es difícil, en todas las facetas, cuando yo me vengo a Tegucigalpa había gente que decía que yo me miraba súper niña, en realidad me he topado con gente que si me ha aceptado, obviamente no lo sé todo, pero si me preparo y siempre trato de ser mejor. En lo personal la gente de la capital me ha tratado bien.

Por lo que has percibido de tus compañeras y otras chicas ¿Qué tan buena es la mujer como periodistas?
Para mí las mejores, no hay nada mejor que una mujer cuando quiere lograr la perfección, una mujer en el periodismo lo hace de esa forma y más en el deporte porque tenés la presión que sos mujer, te dicen que no sabés de lo que estás hablando, que no sabés los suficiente, que vos no vivís lo que estamos hablando, etc. Yo he admirado toda la vida a Rosa Alvarado, he admirado a Isabel Zambrano, cuando una mujer apoya a otra mujer hay un cambio, yo sé que el hombre tiene su actitud de que “somos hombres y nos apoyamos”, pero cuando hay una mujer el hombre la ve de menos. En el periodismo deportivo, específicamente, hay un hombre que siempre te va a ver de menos, piensan que uno logra llegar solo por apariencia o dicen que lo logró de otra forma. Una mujer se esmera, no tenés idea, y no solo porque me tocó a mí, sino también a otras mujeres, lo que cuesta llegar a un medio deportivo, lo que cuesta conseguir trabajo en un medio específico, incluso en prensa escrita o televisión.

¿Dónde te ves de aquí a cinco años?
Como cualquiera, estar en el exterior, no son metas a largo plazo, están a corto plazo. Para mí, mis estudios son esenciales, yo ya estoy egresada de la universidad, ya soy periodista, quiero seguir preparándome, una porque me gusta, porque ha sido la educación que me ha dado mi papá. Creo que quizás entre dos o tres años me iré a sacar mi maestría a Europa y quizás eso me va a ayudar a regresar y tener mi posicionamiento, más grande de que lo que se pueda crear a través de los años. Quiero estar en un medio internacional, no solamente para alzar la bandera de tu país, sino para alzar tu nombre, para saber que estás haciendo lo que te gusta.

¿Qué te parece la evolución que ha tenido el fútbol femenino en los últimos años?
Vamos a hablar de la participación invicta que tuvo recientemente la sub-17 de Honduras, es impresionante, y hay fotografías en las redes sociales de la poca gente que fue, pero a pesar de la hora, esa gente estaba apoyando con todo el fervor a esas cipotas, es bonito, porque volvemos a lo mismo, que una mujer esté en una cancha jugando es lo mismo que una mujer esté hablando de deportes. Si vos vas a ver la Selección sub-23 o la sub-20, pero masculina, va a llegar gente al estadio, pero qué pasa con las selecciones femeninas, no hay un apoyo, no hay una inversión. Quizás se le da una que otra portadita, pero no es la misma inversión que se le da a los hombres.

Jugar bien, que saque nuevos jugadores o clasificar al Mundial. ¿Cuál debe ser el objetivo principal de Fabián Coito con Honduras?
Que Honduras juegue bien, porque si va a jugar a bien va a ganar sus partidos y va a tener el respeto hacia el mismo periodista deportivo internacional.

¿Eres más chilena que hondureña?
No hombre, soy bien india. Soy más hondureña, hay algunas tradiciones que como familia se me han implementado a mí. Por ejemplo, me gusta el acento, me gusta la comida chilena, algunas cosas que mi papá siempre ha tenido, pero en realidad mi mamá es hondureña y yo he estado aquí toda la vida.

SU PERFIL
Lugar y fecha de nacimiento: 19 de junio de 1997.

Color favorito: Amarillo.

Pasatiempo: Estar en casa.

Nacionalidad: Hondureña y chilena.

CORTITAS Y PERSONALES

¿Cómo se describe Erika?
Soy una persona sencilla, pero con mucho carácter, creo que a medida del paso de los años he aprendido que siendo humilde he llegado a ser mejor persona.

¿En el amor cómo eres?
Soy bien melosa, me encanta ser así, pero también soy bien enojada, así como yo doy me gusta recibir, y si realmente la gente no es así de comprometida mejor me alejo.

¿Qué busca en un hombre?
Me gusta más la personalidad de un hombre, me encantan que sean chistosos, yo soy súper payasa entonces a veces me gusta la gente tenga su mismo sentido del humor, pero si busco un hombre que sea muy apegado a su familia, que sea un hombre muy respetuoso, con valores y que sobre todo sea trabajador, porque a mí me gusta trabajar.

¿Tienes algún prototipo?
Físicamente lo único que veo en los hombres es que sean altos, me encantan que sean muy altos.

EN OTROS DEPORTES

¿Mejor jugador en la NBA?
De la historia Michael Jordan

¿Mejor tenista?
Roger Federer

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias