Riquelme ironiza con River-Boca: "Será el 'amistoso' más caro de la historia"

El mayor ídolo de Boca, el exfutbolista argentino Juan Román Riquelme, ironizó el martes sobre la celebración de la final de la Copa Libertadores con River en Madrid al afirmar que será 'el amistoso más caro de la historia'.

Agencias AFP

Riquelme, de 40 años, consideró que el superclásico fuera de Argentina "ya no será lo mismo" y que se desvirtuó su esencia.

"Nos la quitaron (la superfinal) ¿Qué vamos a hacer para que se juegue el próximo Boca-River en Argentina? ¿Se va a tener que jugar en otro país?", afirmó a radio Mitre el retirado volante, campeón con la camiseta azul y oro de la Copa Intercontinental, la Libertadores y torneos de primera división.

Tras un empate 2-2 en el partido de ida, el juego de vuelta en el estadio Monumental fue suspendido el 24 de noviembre por una agresión a pedradas de hinchas 'millonarios' al autobús que llevaba al plantel 'xeneize' al estadio Monumental. Varios jugadores sufrieron lesiones leves.

Leer: De mal en peor: La triste puntuación de Isco en el balón de Oro 2018

"Ya no será lo mismo. Por más que quiera que Boca la gane, creo que la final se tiene que jugar en nuestro país. Va a ser el 'amistoso' más caro de la historia", lamentó en coincidencia con hinchas en las redes sociales y futbolistas en sus declaraciones de que la mudanza es "una humillación y un despojo".

Debido a los desmanes, la Conmebol decidió en represalia cambiar la sede a España, el 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu. Los españoles y la Conmebol están invirtiendo grandes sumas para garantizar la seguridad.

Riquelme reflexionó: "Es raro, y nos pasa a todos. Hay pocas cosas que son nuestras, como el asado (carne vacuna), el mate (infusión) y el dulce de leche. Y el Superclásico nos lo acaban de quitar, no es nada lindo".

"Fue muy feo lo que pasó. No quiero que mis hijos se acostumbren a que estas cosas pasan acá. Yo me ilusionaba con que Boca fuera campeón en la cancha de River, y que respeten si nos tocaba ganar", indicó.

River y Boca jugarán en Madrid bajo protesta. Los riverplatenses aseguran que es una injusticia haberles quitado la condición de local en la revancha porque el autobús fue atacado por una grave falla de seguridad, atribuida a la policía que no supo custodiarlo.

Boca, a su vez, considera que la Conmebol le debería dar los puntos ganados y la Copa, por responsabilidad de River en los incidentes.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias