Óscar García, el niño que soñó jugar en Motagua y que al final se le cumplió: "Era la oportunidad por la que tanto había trabajado"

El mediocampista Óscar García tuvo que esperar muchos años para ver su sueño hecho realidad. De niño se vistió de azul y ahora es de la primera plantilla.

Óscar García cumplió su sueño de jugar en el Motagua a los 30 años de edad.
Óscar García cumplió su sueño de jugar en el Motagua a los 30 años de edad. *
Gustavo Roca

En el trayecto pasaron muchas situaciones que hicieron pensar a Óscar García tirar la toalla y no culminar con éxito su más grande sueño. El mediocampista, que comenzó a amar este deporte enfundado de azul, temió no lograrlo, pero al final la recompensa a la perseverancia y buen trabajo le rindieron fruto.

Ver más: Las cosas que no sabías de "Muma" Fernández, sensación de Motagua

El orgullo de La Vega no olvida sus colores de niño, pero tampoco deja de lado lo profesional que ha sido en cada parte de su carrera. "De niño era aficionado del Motagua, luego me tocó estar en el Olimpia, siempre recuerdo una anécdota del gol de Clavasquín en el 98, ese gol lo grité por todo el bloque de La Vega, había un señor fotógrafo ahí, Aquiles Andino, siempre me llevaba al estadio y me regalaba las fotos que me tomaba con el Motagua, proque él es Motagua también, ya después defendí al Olimpia, pero la afinidad siempre fue con el azul", dice.

Y es que Óscar García siempre tuvo al club azul entre sus prioridades, sin embargo, en el trayecto de su carrera se le había negado, y quién iba a pensar que un ex compañero de equipo le iba a brindar esa oportunidad de vida por la que tanto esperó. "Estaba cenando con mi señora ese día y me sonó el teléfono de un número desconocido, contesté y me dijo "hola Óscar, te habla Diego Vázquez" y así comenzó todo... me dijo que quería que llegara al equipo. Yo la verdad me emocioné, me agarró desprevenido pero me alegré porque es para lo que uno trabaja, para llegar a un equipo grande", cuenta sobre cómo se generó su llegada al nido.

En el 2011 García fue compañero de equipo de Diego Vázquez pero ya en el epílogo de la su carrera como jugador. "Fuimos compañeros en el Deportes Savio. Nos cruzamos el otro día en el entrenamientos y me dice 'nene... ah no, si ya no ya no sos tan nene, si fuiste mi compañero', fuimos compañeros un torneo cuando yo llegué allá a Copán, de hecho estuve en el partido de despedida ante Motagua, que me acuerdo que se enojó porque Hernán (García) lo sacó en ese partido", rememoró.

"Con Diego hablamos poco de forma personal pero lo poco que hemos hablado me ha transmtiido que esta es la línea del equipo y que hay que apegarse a lo que ellos vienen haciendo, quie para mi, en ciertos aspectos del juego son nuevos pero nos hemos adaptamos bien y seguir por esa línea", dice.

SU HISTORIA EN EL ASCENSO

El camiseta 27 en el Motagua contó que su carrera la ha realizado más que todo en la Segunda División, sin embargo, dejó números positivos durante su paso por el Deportes Savio y Real de Minas en Liga Nacional.

Óscar García cuando jugaba en las menores del Motagua. Ahora es jugador de la primera plantilla.

"Yo nací en Tegucigalpa 1990, comencé jugando en Leones, un equipo que tenía un señor que vivía en Residencial La Vega, don Pedro, luego pasé al Valencia, pero después me retiré de las ligas federadas y me quedé jugando con el San Miguel, donde estudiaba. Tras eso, con 16 años pasé al Olimpia, estuve en segunda división, luego ascendí al primer equipo y me prestaron al Deportes Savio y jugué en segunda división hasta que llegué al Real de Minas y ahorita en Motagua", explica sobre su carrera.

Si hay algún dato interesante de Óscar García es que a pesar que de niño vistió los colores del Motagua, finalmente fue criado en huestes olimpistas. "No logré debutar con Olimpia porque en ese entonces habían jugadores de mucha jerarquía, estaban Danny Turcios, Reynaldo Tilguath, Walter Hernández y Boniek García, jugadores importantes para el equipo y las oportunidades para los jóvenes eran escasas, en ese entonces creo que solo Roger Rojas y Alex López alcanzaron a jugar y tener regularidad, a mí no se me dio la oportunidad. Aprendí mucho, ya cuando te rozas con ese tipo de jugadores aprendes bastante, yo miraba a Danny y a Amado Guevara, eran dos modelos para mi como jugadores, logré aprender algo de ellos".

Sin embargo, debutó en Liga Nacional con la camiseta de los totoposteros del Deportes Savio de Santa Rosa de Copán. "El momento más importante de mi carrera fue ahí, el debut, recuerdo que el profe Hernán García (QDDG) me dio la oportunidad y fue una linda experiencia, a Santa Rosa de Copán la llevo siempre en mi corazón porque es un lugar especial, la gente es muy buena y cariñosa. Siento bastante aprecio por el equipo".

Óscar García cuando jugaba con el Olimpia en reservas.

Al final el equipo copaneco se fue al descenso pero él ya no era parte del club porque había regresado al Olimpia luego de sufrir una fea lesión. Aprovechó los últimos seis meses que tenía de contrato con los merengues para recuperarse.

"Yo no estaba en el descenso con el Deportes Savio, me lesioné la rodilla izquierda y me operaron, yo me vine para Olimpia porque tenía seis meses de contrato y me terminé de recuperar aquí, estuve trabajando con Marcelo Emanuelle casi todo el torneo para recuperarme, al final no renové con Olimpia y pues se me dio una oferta en segunda división que era buena, ya me quedé ahí, no retorné a primera. Sí me ofrecieron irme a La Ceiba pero lo económino predominó bastante en ese entonces porque ya tenía a mi señora esperando nuestro primer hijo y entonces opté por esa opción".

Consultado si es difícil en cuanto a lo económico jugar en segunda. "Siempre tuve esa bendición de estar en equipos que pelean los ascensos y buscan competir en segunda división, yo no sufrí el tema económico en segunda porque siempre me cumplieron, tal vez aquí cuando estuve en Tegucigalpa tuve alguna dificultad de pago con el Gimnástico pero de ahí en todos los clubes en segunda siempre me cumplieron, gracias a Dios no sufrí en el ascenso, ni con el Graciano, el mismo Deportes Savio, Olancho FC y el Gimnástico".

PENSÓ EN RETIRARSE Y HABLA DE RAÚL CÁCECES

Óscar García contó a DIEZ el día que pensó en retirarse y seguir su carrera universitaria, sin embargo, llegó Raúl Cáceres y le dio esa confianza que él necesitaba. El mediocampista vio esa luz con él y ahora la historia es otra.

Óscar García ya celebró su primer gol con Motagua y fue en un clásico.

"Tenía muchas dudas sobre llegar o no al Real de Minas porque se encontraba en una posición que todos conocen, estaba último en el descenso y Raúl Cáceres me llamó, estaba tomando un café con Juan Ramón Mejía y llegó él, de esas casualidades de la vida. Se sentó con nosotros y nos habló del proyecto, nos intentó convencer pero no estaba muy convencido por la situación del equipo, y se lo decía a Juanra, pero al final, los planes de Dios no son los de nosotros, llegamos al equipo y logramos salvar al equipo", explicó.

Para el jugador hondureño el ex técnico de los mineros jugó un papel bastante importante en el desarrollo de su carrera, por lo que le está sumamente agradecido. "Raúl Cáceres es muy importante para mí, ha sido un entrenador que me devolvió a la élite, es el que me revivió, el que me hizo crecer, a la edad que tengo yo siento que con Raúl di un salto bastante grande, me ayudó en mi juego, siempre he estado agradecido con él, siempre le digo que yo voy a estar agradecido con él hasta el final de mi carrera porque se podría decir que yo ya estaba en las últimas y pensando prepararme para tener una vida fuera del fútbol y él me devolvió esa oportunidad, esas ganas, me devolvió esa motivación y agradecimiento bastante con él".

Óscar García jugó torneos internacionales con el Motagua en inferiores.

Y sorprende al decir que en su mente rondó la idea de colgar las botas. "Pensé en retirarme. Uno cuando no logra alcanzar un equipo que te estabilidad y una oportunidad de tener tus cosas y algo más, yo retomé mi carrera universitaria, pensaba dedicarme a los negocios porque me encanta el mundo de los negocios pero el fútbol siempre fue mi pasión más grande, como dice mi mamá, 'esto es lo que siempre hiciste y lo que siempre amaste', y la verdad que iba a intentar hasta lo último para alcanzar el éxito y gracias a Dios se me dio esta oportunidad en Motagua y espero aprovecharla al máximo", comentó.

HABLA DE MOTAGUA

Al momento que se anunció su fichaje por Motagua, al jugador le llegaron muchos mensajes de motivación pero otro sector de la afición no aprobó su fichaje, sin embargo, ahora demuestra con creces la confianza de Diego Vázquez.

"Es normal que los aficionados estén excépticos cuando llega un jugador que no es muy conocido, pero yo estaba tranquilo, con Real de Minas hice buenos torneos, siempre competimos, peleamos por meternos a la liguilla, no se nos dio pero bueno. La gente del Motagua me llamó al final del torneo, Javier (Núñez) luego Diego (Vázquez) y me dijeron que querían que yo llegara al equipo y no lo dudé en unirme al Motagua porque era la oportunidad por la que tanto había trabajado", reveló Óscar García.



"El fútbol es de oportunidades, como se dice. Cuando vos te preparas, cuando trabajas y cuando te cuidas y sabes la responsabilidad que tenes y te dan la oportunidad, todo se te hace más fácil, aquí en Motagua hay un plantel gigante y de mucha calidad donde jugador que vos pongas a jugar te hace las cosas bien, entonces sabes que tenes que aprovechar cualquier minuto y para eso trabajo, porque cuando el cuerpo técnico requiera utilizarnos dar lo mejor de nosotros para que el Motagua esté siempre donde tiene que estar", aseguraba el futbolista del Motagua.

Y sin duda alguna que las cosas bonitas le están llegando en base a su trabajo. Ya fue titular en un clásico y anotó al Olimpia, algo que lo festejó por todo lo alto. "Celebré ese gol con mucha euforia, imaginate, mi primer gol con Motagua en un clásico, es muy lindo, es uno de los goles más importantes de mi carrera, lo celebramos con todo, lamentablemente al final no sacamos un resultado positivo pero mostramos cosas interesantes, hay grandes jugadores que le vamos a dar mucho al equipo".

ROGER ROJAS, SU HERMANO

Óscarito, como le dicen de cariño, tiene un amigo que lo apoya en todo, pero es del lado olimpista, aunque dice que ya le dijo que se tiene que poner la 27 del ciclón azul; es Roger Rojas, jugador que se identifica con el Olimpia.

"Ese tipo es mi hermano, ese ya no es mi amigo, es mi hermano... con Roro éramos enemigos, así nació nuestra amistad, en las menores yo jugaba en el Valencia y él en Olimpia, en las finales siempre nos enfrentábamos entonces éramos enemigos a muerte y nos hacemos amigos cuando entramos al Salesiano San Miguel y jugamos nuestra primera potra juntos, de ahí para allá, inseparables, éramos uña y mugre. Somos bien unidos y hasta este día somos así, cada quien en su rancho, como se dicen pero hablamos todos los días", cuenta con suma alegría.

Óscar García junto a su amigo Roger Rojas en reuniones familiares.

Luego dice que Roger Rojas se pondrá la camiseta suya del Motagua por la hermosa amistad que han formado. "Se emocionó y se sintió orgulloso al mismo tiempo por todo lo que he pasado y luchado para lograr esto, yo le dije que se tenía que poner la del ciclón, así como yo me he puesto la camisa de todos los equipos de él, él se tiene que poner la camiseta del ciclón, ya quedamos, pero esto cuando pasa, la verdad que yo sé que es Olimpia de nacimiento pero la alegría y el orgullo de que yo esté en Motagua lo llenó, el cabezón sabe que la he peleado".

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias