Fin a la novela: Olancho da un golpe de autoridad y confirma la continuidad de Agustín Auzmendi