Las cuatro placas conmemorativas a José Enrique "La Coneja" Cardona

El médico Elmer López escribe un artículo conmemorativo al exfutbolista José Enrique 'La Coneja' Cardona.

Elmer López

Por Elmer López Lutz, elopezlutz@yahoo.com

Placa Conmemorativa No. 1:

El 16 de septiembre de 2017, con motivo de la inauguración de su majestuoso estadio con capacidad para 68,000 mil espectadores, el Wanda Metropolitano, el Club Atlético de Madrid brindó un histórico homenaje a sus grandes jugadores. Dentro de ese grupo selecto, estaba nuestro compatriota José Enrique Cardona Gutiérrez (QDEP), a quien se le develó una placa conmemorativa por su brillante trayectoria durante los años 60 en el equipo colchonero, con quien permaneció por 7 temporadas y disputó 105 partidos, anotando 43 goles entre todas las competiciones, de los cuales fueron tres dobletes y un hat trick.

placa 11(800x600)

“Coneja” Cardona (apodado por la manera escurridiza con la que jugaba al fútbol en su natal (27/02/39) Lima, Cortés), llegó a Europa en 1957, fichado inicialmente por el equipo Lusitano de Évora de Portugal junto a otro jugador hondureño, Wilfredo “Will” García, ambos por recomendación del famoso entrenador brasileño Pedro Otto Bumbel, quien los conoció cuando fue entrenador de la Selección de Honduras entre 1954 y 1955.

Pero “Coneja” sólo estuvo una temporada en el Lusitano, pues en 1958, después de jugar un partido amistoso contra el Elche de la Segunda División de España, tanto el entrenador César Rodríguez, como el presidente más importante en la historia del Elche, José Esquitino (quien llevó al equipo de tercera a primera División, y donde se mantuvo por 11 temporadas), coincidieron en que había que fichar al hondureño, el cual fue comprado por la impresionante suma (considerada por el mismo Esquitino como “una locura”) de 200,000 pesetas, además de darle 500 dólares al equipo Hibüeras de Honduras.

Cardona debutó con el Elche el 21 de septiembre de 1958 en un Eldense-Elche con triunfo ilicitano por 1-4, partido en el que marcó dos goles. Su primera campaña con ese Club finalizó con 21 goles logrando en esa misma temporada el ascenso a la Primera División y el título de máximo goleador de esa categoría. Ese año recibió el Trofeo Malavella, que se otorgaba al máximo goleador de todos los equipos alicantinos.

placa 22(800x600)

Tuvo el honor de ser el primer futbolista del Elche que marcó en el Festa d’Elx en su primera edición en 1960. Pese a ser internacional por Honduras, Cardona consiguió, en agosto del 1961 la nacionalidad española y fue pre-seleccionado para disputar con la Selección Española el Mundial de Chile en 1962.

Esa temporada anotó el gol número 100 del Elche en Primera División con una goleada de 6 a 2 al Español con dos tantos suyos. Dos años más tarde, el 29 de marzo de 1964 jugó ante el Sevilla su último partido con la camiseta del Elche, equipo con el que marcó 48 goles, y que ya no pudo retenerlo más, debido a la estratosférica cifra de 15 millones de pesetas que el Atlético de Madrid pagó por su traspaso al ficharlo a la edad de 25 años para pelear la etapa final de la Copa del Generalísimo (actual Copa del Rey).

LEER ARTÍCULO: EL ORIGEN DE LA GARRA CATRACHA ES GRACIAS A OLIMPIA

El equipo era dirigido por Pedro Otto Bumbel, el entrenador que lo trajo a Europa. Nada más llegar demostró su valía en la Copa ya que anotó 3 goles en 10 partidos. Uno de ellos en la final ante el Zaragoza, aunque no sirvió para ganar, puesto que el Atleti perdió por 2-1.

Al año siguiente, el 25 de julio de 1965, Cardona grabaría a fuego su historia en el Atleti anotando en la final de la Copa del Generalísimo, el gol, esta vez sí, que daría el título al Atleti por 1-0, otra vez ante el Zaragoza.

placa 3(800x600)

En esa edición de la Copa, Cardona metió 7 goles en 8 partidos dando muestra de su gran olfato goleador.

Ese mismo año con su determinante aporte de 4 goles en 10 partidos disputados, se proclamó Campeón de la Liga 1965/1966.

En 1966 fue el primer hondureño que jugó en una Copa de Europa (hoy Champions League), el 28 de septiembre de 1966 de visita ante del Club Malmo de Suecia donde ganaron 0-2 con un gol suyo y el otro de Luis Aragonés, futuro entrenador de la Selección Española.

Cardona permaneció en el Atleti hasta la temporada 1969/1970, cuando consiguió su segundo Título de Liga. Al marcharse, recibió de manos de Vicente Calderón la insignia de oro y los brillantes del Atlético de Madrid.

placa 4(800x600)

Durante su paso por la Primera División del Fútbol Español jugó 141 partidos y marcó 44 goles.

Sin embargo, muy poco se conoce de sus inicios y de su paso por sus dos primeros equipos del Fútbol Hondureño.

Cardona se coronó con tan solo 17 años de edad como goleador y Campeón Nacional con el equipo Hibüeras de La Lima en la Temporada 1955/1956. Para la siguiente temporada jugó con el entonces Club Deportivo España (hoy Real Club Deportivo España) de San Pedro Sula, la cual no terminó debido a su gran salto al futbol europeo. Ya en las postrimerías de su carrera regresó al país para jugar otra vez con el España en el torneo 1970/1971, donde marcó tres goles. Se retiró definitivamente del fútbol profesional después de perder contra Olimpia 0-4, un 28 de febrero de 1971. Tenía tan sólo 32 años de edad.

Placa Conmemorativa No. 2:
Cardona también se encuentra inmortalizado en otra Placa Conmemorativa, ésta vez en el gigantesco Estadio Azteca de la ciudad de México D. F., conmemorándolo como el anotador del primer gol nocturno con luz artificial, cuando el 31 de mayo de 1966 con un potente tiro al ángulo, después de burlar la marca de varios contrarios, marcó el primer gol durante la inauguración del alumbrado del estadio, en su visita como refuerzo del Club Valencia de España, en la victoria 3 a 0 ante el Club Atlante de México.

Placa Conmemorativa No. 3:
La Tercera Placa Conmemorativa estuvo (porque fue robada) en el muro externo de Sol Norte del Estadio Nacional de Tegucigalpa y fue develada el último domingo de octubre de 1970. Se llamó “Los Inmortales del Futbol Nacional”. Su nombre aparece de último en una lista de 23, que la afición, en una votación masiva (más de 100,000 votos), lo eligió entre los más grandes jugadores en la historia del futbol de Honduras para aquella época.

Placa Conmemorativa No. 4:
La Cuarta placa Conmemorativa fue entregada una semana después de su muerte (30/01/13), luego de un minuto de silencio, junto a una camiseta con el histórico “7” que él lucía, por el presidente del Club Elche, José Sepulcre, a su hijo Vicente Cardona, y a sus nietos, previo al partido que su primer equipo en España, el Elche enfrentó al Córdoba. Los familiares y amigos del mito franjiverde recibieron los obsequios con lágrimas en los ojos.

Cuatro placas, cuatro homenajes: dos en España, uno en México, y uno, uno tan sólo en su patria.

Es lamentable que jugadores de la calidad de Luis Enrique “Coneja” Cardona sean admirados y reconocidos en el extranjero mientras que en Honduras se desconoce de su trayectoria nacional simple y sencillamente porque no se reconocieron los torneos en los cuales participó. Me refiero a 17 Campeonatos Nacionales Oficiales de Fútbol ocurridos entre 1947 a 1964.

Hago énfasis en que son Torneos Oficiales, ya que fueron reconocidos por la FIFA y por el Congreso Nacional de la República mediante Decretos Legislativos (Leer:“La Verdadera Historia de los Torneos de Fútbol de la Liga Nacional en Honduras” ).

Intereses mezquinos han privado a “Coneja” Cardona y a otro centenar de destacados futbolistas de esa época, de poder formar parte de los registros históricos de nuestro fútbol. Luis Enrique Cardona Gutiérrez se merece no sólo eso, sino que encabezar el necesario Salón de la Fama del Deporte de Honduras.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias