El blog del DR. Elmer López: La dieta para enfrentar la pandemia de coronavirus

El médico de Olimpia pone en contexto los factores que desde antes del coronavirus pueden afectar nuestra salud, pero con la llegada del Covid-19 altera aún más el sistema inmunológico.

Elmer López

Lo primero que declaro, ya que el tema es controversial, es que no tengo ningún conflicto de interés, sino que lo único que me mueve a escribir este artículo es la promoción de la educación en salud.

Está bien demostrado que el virus del COVID-19 produce en la sangre y en las células de los diferentes órganos de nuestro cuerpo un estado de inflamación severo, que es el precursor de los diferentes trastornos a nivel vascular, pulmonar, corazón y demás órganos, y que conllevan al agravamiento y muerte del enfermo.

También se sabe que existen factores de riesgo que hacen que la infección por este virus sea más grave en ciertas personas. Algunos de estos factores de riesgo son: sobrepeso, obesidad, diabetes mellitus, enfermedad cardiovascular (disfunción endotelial), hipertensión arterial, tabaquismo, alcoholismo, hígado graso, enfermedades previas, edad avanzada, entre otras.

Es decir, entre más factores de riesgo una persona tenga, mayor es el riesgo de tener una enfermedad severa y mortal. Antes de que el COVID-19 apareciera en el mundo, ya se sabía que todos estos factores de riesgo mencionados, producían en nuestro cuerpo un estado de inflamación crónica, que iba creciendo con el paso de los años, hasta terminar en un evento catastrófico como un infarto al corazón (ataque cardíaco), un accidente cerebrovascular (derrame), infecciones severas o cáncer.

Por eso es que, la infección por el virus del COVID-19, al alterar todavía más nuestro sistema inmunológico, actúa como un gatillo para empeorar y disparar de manera súbita este estado inflamatorio que produce de manera severa, las complicaciones mencionadas.

Ahora, hay una estrecha relación entre la forma de alimentarnos y el desarrollo de este estado inflamatorio. Está bien demostrado que hay grupos de alimentos que producen o agravan más el estado de inflamación de nuestro cuerpo.

1. Los alimentos con alto contenido calórico como carbohidratos y azúcares: bebidas gaseosas, concentrados de jugos naturales, pasteles, postres, donas, pan blanco, tortillas de harina, papas fritas, jaleas, margarina, etc.

2. Lácteos y sus derivados: leche de vaca y sus derivados como mantequilla, queso, quesillo, helados, flanes, etc.

obesidas coronavirus(800x600)

3. Carnes animales, especialmente las carnes rojas y carnes procesadas (carnes que se han transformado a través de ciertos procesos como el curado, la fermentación, la salazón, el ahumado u otros procesos para mejorar su sabor o conservación), como ser salchichas, embutidos, tocino, chicharrón, mortadela, salami, carne seca o en lata.

4. Aunque no son grupos de alimentos, el alcohol en todas sus formas y cantidad, así como el hábito de fumar, contribuyen significativamente al estado inflamatorio.

Por otro lado, existen grupos de alimentos que disminuyen el estado inflamatorio y que por lo tanto promueven la salud y la longevidad.

1. Cereales: son los granos obtenidos de plantas cultivadas como trigo, avena, cebada, centeno, arroz, maíz, sorgo, lino, mijo, etc. Contienen gran cantidad de proteínas, carbohidratos, grasas naturales, minerales, vitaminas y fibra.

2. Frutas: alimentos comestibles obtenidos de plantas cultivadas o silvestres con propiedades nutritivas como banano, naranja, mandarina, limón, mango, piña, melón, sandía, guayaba, licha, mora, fresa, ciruela, melocotón, marañón, manzana, pera, uva, nuez, etc. Contienen gran cantidad de vitaminas, minerales, carbohidratos y fibra.

3. Verduras (Hortalizas o Vegetales): alimentos de color verde predominante, que no tienen el sabor dulce o ácido de las frutas como lechuga, brócoli, repollo, apio, espinacas, perejil, cebolla, coliflor, chile, rábano, tomate, pepino, zanahoria, remolacha, papa, yuca, pipián, calabaza, acelga, etc. Su principal aporte son las vitaminas, minerales, proteínas y fibra.

alimentacion.20(800x600)

4. Legumbres: son las plantas que llevan su fruto en vainas y se cosechan para obtener su semilla seca como frijoles, lentejas, garbanzos, soja, cacahuates, arvejas, etc. Aportan proteínas, carbohidratos, minerales, ácido fólico, vitaminas del Complejo B y fibra.

5. Oleaginosas: son vegetales de cuya semilla o fruto puede extraerse aceite: soja, maíz, cacahuates, olivo, linaza, vid, arroz, palma africana, almendras, ajonjolí, girasol, colza, ricino, cártamo, etc. Aportan proteínas, grasas saludables como Omega 3 y 6, vitaminas A, D, E y K, minerales como calcio, fósforo, zinc.

Todos estos grupos de alimentos saludables se deben de ingerir en por lo menos dos tiempos de comida al día.

Además, agregaría dos elementos más para favorecer tu salud: ingesta generosa de agua y la práctica de ejercicio físico (por lo menos 30 minutos de cualquier actividad física vigorosa con una frecuencia de 4 a 5 veces por semana).

Si quieres, además, perder peso, activar tu metabolismo y regular tus horas de sueño, te recomiendo practicar el ayuno intermitente, que en su forma más simple es ayunar (sólo se permite la ingesta de agua) 16 horas continuas, para comer con moderación en 2 o 3 tiempos, en las restantes 8 horas del día.

Se recomienda practicar este tipo de ayuno intermitente una a tres veces por semana.

Todos debemos contribuir con responsabilidad, en la mejoría de nuestro estado de salud, especialmente en este difícil momento, cuando la diferencia entre un cuerpo sano y uno enfermo, depende de nuestra manera de alimentarnos.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias