Blog de Gaspar Vallecillo: Pedro Troglio, las verdades de un líder detrás del éxito de Olimpia

Gaspar Vallecillo resaltó el liderazgo y valentía de Pedro Troglio al mando de Olimpia.

*
Gaspar Vallecillo

De los grandes líderes y otras verdades. Así comienzo esta aventura que deseo proponerles, una en la que podremos apreciar un poco más al líder de un equipo. Los lideres necesitan crear conciencia para convencer a las masas para lo seguirlo fervorosamente. Pedro Antonio Troglio. Sí, el amigo de Maradona, el subcampeón del mundo, un argentino que jugó en Italia en el mejor momento del calcio; y una buena persona.

Lo más importante es ser una buena persona, ser muy firme en la defensa de los ideales propios. La relación Troglio – Olimpia era necesaria. El Club que forjó su historia en conquistas nacionales e internacionales, estuvo tres años sin ganar el campeonato local. Pedro, el entrenador, quería saborear un nuevo fútbol, que buena idea fue para ellos juntarse.

Te puede interesar: Orlando Ponce y su mirada ante Pedro Troglio vs Diego Vázquez

Llegó al decano del fútbol hondureño, a promover jugadores, a potenciar una identidad ganadora, a recoger los frutos de lo sembrado en las reservas olimpistas, a saber, valorar el trabajo de los formadores en las inferiores merengues. Convenció a los jugadores que se hicieron en el club, educados para interpretar el juego en espacios reducidos, que cuando no se estaba en disposición del balón, podían replegarse, que podían jugar directo y ganar las segundas jugadas.

La mayor característica de los líderes es saber persuadir, un entrenador de fútbol, no está para imponer, ni siquiera la disciplina es eso, en este juego, los que están al frente de un equipo; convencen. Ese arte que no todos traen y que no todos tienen. Pedro Troglio, si que lo lleva muy dentro.

Ver: Gaspar Vallecillo, entendiendo el modelo de juego de Antony Lozano

Pero el argentino tiene un rasgo muy particular, es un fiel creyente de sus futbolistas, se expresa de ellos como personas, no como elementos, los ve a los ojos y los respeta mucho. Respaldó a Jerry Bengston, en sus peores momentos, creyó en Germán Mejía, ejerciendo la figura similar a la de un padre y en Edrick Menjivar; mención aparte para el profesor Sergio López, entrenador de porteros, que tiene mucho que ver con el nivel del isleño.

De saber creer, de guiar, de emocionar y de saberse acompañar. Esas son las verdades de un líder. Pedro Antonio Troglio y el Club Deportivo Olimpia lograron juntarse en el camino; y vaya qué bueno fue.