Diez Gaming

La venganza como motor narrativo en los videojuegos: ¿somos los héroes o simplemente los protagonistas?

Los videojuegos se han convertido en medios audiovisuales con un potencial ilimitado para contar historias, y muchos títulos son ejemplo de ello.

2024-02-19

Las obras de ficción a menudo muestran a sus personajes en diversos dilemas morales, sobre todo aquellas historias que giran en torno a una situación moralmente cuestionable, que lleva al protagonista a preguntarse los límites que está dispuesto a cruzar con el fin de cumplir con su objetivo.

La salvación de una o varias personas, la obtención de reconocimiento o algo anhelado, o una venganza fría y bien servida. Todos, motivos válidos para emprender este viaje que compondrá la trama de la historia. Pero hoy, nos enfocaremos en esto último; porque a veces, no tenemos tiempo de que las autoridades o los dioses tomen cartas en el asunto.

La venganza como motor narrativo en los videojuegos: ¿somos los héroes o simplemente los protagonistas?

Cuando la venganza es el motor narrativo de nuestra historia, el protagonista se ve a sí mismo como un instrumento para conseguir un fin. Nada más importa, e incluso suele olvidar el motivo por que está busca represalia en primer lugar. La venganza nos consume, sí, pero también nos llena. Satisfacción, balance, un sentido retorcido de justicia.

En los videojuegos, la dirección nos obliga, lógicamente, a experimentar todas las situaciones desde el punto de vista del protagonista, haciendo que, gracias a la inmersión que solo los videojuegos ofrecen, podamos experimentar sus emociones de primera mano, a la vez que sus pensamientos se vuelven nuestros, y sus objetivos también.

La venganza como motor narrativo en los videojuegos: ¿somos los héroes o simplemente los protagonistas?

El villano, por otro lado, suele ser una criatura despreciable, cuyos actos nos han hecho a nosotros o a los nuestros sufrir de diferentes maneras. Como la persona con el control en las manos, los jugadores experimentan odio hacia el antagonista y un deseo irrefrenable de venganza. Un camino en el que acompañamos al protagonista.

Cuando la trama se encuentra en un punto moralmente gris, y la visión que teníamos inicialmente se ve nublada, cabe preguntarse, ¿qué es la venganza sin justicia sino mera violencia? En otras palabras, la venganza es un motor narrativo tan bueno como cualquier otro. Revisa la manera en la que se está empleando y descubrirás si eres el héroe o solamente el protagonista de esta historia.