Diez Gaming

Square Enix vendió algunas de sus desarrolladoras y franquicias a Embracer Group por 300 millones de dólares

La mala racha de Square Enix finalmente concluyó en la venta de todas sus compañías desarrolladoras y sus franquicias más famosas.

2022-05-02

Desde hace varias semanas hemos sido testigos del bajísimo rendimiento en ventas y jugadores activos de los juegos publicados por Square Enix, siendo el caso más reciente ―y el más escandaloso― el de Babylon’s Fall, que estrenó en marzo de este año, y que a día de hoy, cuenta con menos de diez jugadores jugando al juego, representando no solo un fracaso absoluto, sino también pérdidas millonarias.

Actualmente, nos encontramos en una etapa en el mundo de los videojuegos en la que las adquisiciones de empresas por parte de otras empresas más grandes es el pan de cada día, y los jugadores se mantienen expectantes por conocer quién será el siguiente en ser comprar o vendido por tal o cual compañía. Pues hoy ha sido el turno de Square Enix, que vendió sus desarrolladoras y sus franquicias más importantes.

Las desarrolladoras Eidos-Montréal (Deus Ex, Thief, Marvel’s Guardians of the Galaxy), Crystal Dynamics (Tomb Raider, Legacy of Kain, Marvel’s Avengers) y Square Enix Montréal (juegos de celular basadas en franquicias como Tomb Raider, Hitman y Deus Ex) ahora pasarán a formar parte de los estudios de videojuegos que ya pertenecían a Embracer Group, como Gearbox, THQ Nordic y Saber Interactive.

Entre las franquicias que no pertenecen más a Square Enix, nos encontramos a Tomb Raider, Crash ‘n Burn, Legacy of Kain, Deus Ex y Thief, aunque, sobre otras varias sagas, todavía no se ha clarificado si se van o se quedan. Sin embargo, podemos mencionar a Just Cause, Life is Strange y Outriders como sagas que se mantendrán como propiedad de Square Enix, que seguirá dedicándose al desarrollo de videojuegos.

La suma total que Embracer Group a pagado a Square Enix por todas estas compañías e IPs asciende a los 300 millones de dólares, poco más de 7 mil millones de lempiras. Una absoluta ganga, si ponemos a analizar todo lo que fue incluido en el combo, en el que destaca Lara Croft y su saga Tomb Raider, que han sido un componente importante en la historia de los videojuegos en general.

Por lo menos podemos estar seguros de que estas franquicias se mantendrán como multiplataformas, a diferencia de si hubieran sido adquiridas por Sony o Microsoft, que hubieran restringido la exclusividad de sus juegos a solo PlayStation o solo Xbox, respectivamente. Faltará mucho para ver el primer Tomb Raider fuera de Square Enix, pero por lo menos, tenemos la certeza de que los planes de desarrollo antes de la compra de los estudios no serán modificados.