DaMarcus Beasley: ''La casa de Honduras es la más difícil porque el pasto te llega a las rodillas''

El exfutbolista de Estados Unidos habla de lo complicado que es conseguir un boleto para clasificar al Mundial en Concacaf.

DaMarcus Beasley asegura que jugar contra Honduras de visita es uno de los escenarios más difíciles de Concacaf.
DaMarcus Beasley asegura que jugar contra Honduras de visita es uno de los escenarios más difíciles de Concacaf. *
Billy Vásquez

Luego de conseguir dos empates en este arranque de la Octagonal de Concacaf, la Selección de Honduras jugará finalmente en casa y lo hará el próximo miércoles ante uno de los candidatos al boleto directo, Estados Unidos.

La tabla de posiciones de las Eliminatorias de Concacaf

Dicho compromiso se jugará en el Estadio Olímpico en un horario inusual, pues estaba pactado para las 8:00 PM, pero la Fenafuth confirmó el cambio de horario y ahora se disputará 30 minutos más tarde (8:30 PM) por el tema de derechos de televisión.

Sobre ese esperado partido se refirió el histórico DaMarcus Beasley, exfutbolista que disputó cuatro Mundiales en sus 19 años con la selección de las barras y las estrellas.

Según cuenta el exmediocampista, jugar en Concacaf es muy complicado por el tema de los estadios, el entorno, los viajes y asegura que la cancha de Honduras es la más difícil de todas.

''La Concacaf es muy difícil, la gente de afuera no entiende cómo lo es tan difícil. No solamente estás jugando fuera de casa, es la cancha, es el viaje, a veces la comida, a veces el otro equipo está poniéndote en un hotel, en el piso 13 para darte mala suerte, cosas así...'', explicó Beasley en un diálogo con TUDN.

''Para mí lo más difícil es la casa de Honduras porque el pasto te llega a las rodillas, estamos jugando a mediodía, a las 2 o 3 de la tarde, no hay aire acondicionado en los vestidores, es muy difícil ganar en su cancha'', reconoció el exjugador, que se retiró en el Houston Dynamo en 2019.

Entrevista con la FIFA

Beasley también brindó declaraciones para el sitio oficial de la FIFA y allí habló sobre la dificultad de competir en nuestra área para conseguir un boleto a la Copa del Mundo.

Estados Unidos enfrentará a Honduras con tres sensibles bajas

''La gente dice que la Concacaf es una de las regiones más fáciles para salir airosos, pero la gente no entiende lo difícil que es. La Concacaf te endurece. Ir a lugares como Guatemala, El Salvador, México y Honduras... hace calor y la hierba parece que te llega hasta las rodillas'', insistió

''Nada más bajarte del avión, al ir al hotel, siempre resultaba que había algún tipo de festival el día antes del partido. Siempre. Tus teléfonos sonaban. Había una fiesta fuera del hotel, intentando hacer que nos costara dormir. Algunas veces nos ponían en el piso 13 para darnos mala suerte. Antes de que la selección tuviese su propio cocinero, la comida no era muy buena. Era difícil'', cuenta el norteamericano.

''Todos los países y jugadores quieren jugar en un Mundial. Es el sueño. A veces teníamos que jugar un fútbol feo para ganar un encuentro. Cada partido era una batalla. Además de México, todas las selecciones quieren vencer a Estados Unidos. El equipo que veíamos en video nunca era el mismo que veíamos en el campo'', recuerda.

''El país entero apoyaba a cada selección a la que nos enfrentábamos, desde el personal del aeropuerto hasta el del hotel, pasando por los taxistas, el presidente... todos apoyan a su selección. Eso es la realidad, y es a lo que nos enfrentábamos como equipo. Mentalmente era duro, pero tenías que llegar allí y ensuciarte a veces, es difícil explicarlo todo'', cerró.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias