Carlos Oliva, futbolista y pastor evangélico

Honduras<p>El volante del Victoria predica la palabra de Dios todos los lunes en una congregación.</p>

'Me produce satisfacción servir de bendición e inspiración de cambios', contó Carlos Oliva.
'Me produce satisfacción servir de bendición e inspiración de cambios', contó Carlos Oliva. */
Luis Zavala y Allan Martinez

Carlos Oliva se considera un tocado por Dios y su inspiración divina está presente en el Victoria. El volante es otro fuera de las canchas de fútbol, dirige una congregación llamada Kayros, que tiene su sede en La Ceiba, pero que él ha llevado hasta Choloma, Cortés.

“Es algo que no puedo separarlo de mi trabajo, son mis principios, me produce satisfacción servir de bendición e inspiración de cambios para otros”, nos cuenta Oliva.

METE “PATA” EN LOS PARTIDOS

En la era del técnico uruguayo Ricardo Ortiz fue de los criticados por el timonel, quien aseguraba que él y otros jugadores no metían suficiente “pata” en el cancha.

“Se tiene ese concepto equivocado, pero en la iglesia me han enseñado que todo se logra peleando a base de sacrificio, hay ejemplos de hombres en la Biblia que todo lo han ganado en guerras”, dice el jugador.

PREDICA LOS LUNES

Todos los lunes emprende el viaje hacia Choloma, es un sacrificio permitido por el técnico y la dirigencia, por la noche se reúne en un local en el centro de la ciudad, que fue prestado por la alcaldía local.

“Sabía que el tiempo de levantar una generación a Dios iba a llegar, de una forma diferente no religiosa, sino como revelación. La gente llega de varios lados”, dijo.

Debido a que apenas tiene un año de estar predicando, la congregación va en crecimiento. “Se reúnen de 100 a 150 miembros, estamos sorprendidos porque el ministerio viene empezando, llega gente que tiene la necesidad y hambre de buscar de Dios”, declaró.

SU MENSAJE DE FE

El mensaje del futbolista para aquellos que no han encontrado el camino es claro. “En los últimos tiempos, Dios está buscando el corazón perdido para liberar al cautivo”, aseguró.

Oliva emana seguridad en sus palabras y lo que pretende es cambiar vidas y rescatar almas perdidas. “No predicamos doctrina de hombre, sino que hay un mejor tiempo para todos, enseñamos que hay mejores días, que se puede vivir en una vida consagrada en estos tiempos donde el hombre tiene corrupto su corazón”, aseguró.

UNA DÉCADA

Siendo aún jugador del Marathón, el jugador encontró una salida a sus problemas en la iglesia. “Tengo 10 años de servir a Dios, desde que tenía 21, es un proceso continuo de cambios, enseñanza y crecimiento y de conocerlo”, concluyó.

OTROS ATLETAS

Entre los referentes de la fe hay figuras internacionales del fútbol actual como el brasileño Kaká y el colombiano Radamel Falcao. En Honduras son conocidos los ex jugadores Wilmer Velásquez, Eduardo Bennett y Denilson Costa como los “Atletas para Cristo”.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias