Henry Enamorado: “Mi negocio me da para vivir”

Historia<p>En 'Qué fue de'... la historia del ex arquero hondureño.</p>

Salvador Garcia

El aire limpio de Santa Bárbara se conjuga con las montañas llenas de árboles y una cancha hermosa que adorna el paisaje. Esa es la nueva casa del ex portero Henry Enamorado, quien ahora pasa su vida administrando las canchas de fútbol rápido que le pertenecen.

En 2007 él dijo adiós al fútbol profesional después de muchos problemas en el Platense. Su vida y sus recuerdos pasan por el Valencia, Universidad, Olimpia, Motagua y hasta por el recordado encuentro por el tercer puesto de la Copa América en 2001, aquel partido que lo vio convertirse en uno de los héroes catrachos.

“Yo estaba muy bien físicamente, dos meses antes del retiro incluso había jugado con la Selección Nacional en un partido en China, tenía muchas posibilidades, pero Platense cayó en problemas económicos muy fuertes, atrasos de pago, irrespetos de algunos directivos hacia los jugadores, nos trataban muy mal. Yo tenía claro que cuando llegara ese momento de mi carrera, estando en equipos donde no se tratara bien al jugador y el pago no fuera tan constante, pues tendría que pensar en irme y trabajar en mi negocio”, comenzó relatando Henry.

Aquella situación de falta de pagos, que no es muy diferente a la actualidad del fútbol catracho, resultó colmar la paciencia del ex golero.

“Era difícil, gracias a Dios tengo una esposa que es bien trabajadora y que tenía su negocio. Llegó el momento que lejos de mandarle dinero a ella, me mandaba a mí para mantenerme. Ya empecé a hacer uso de los ahorros, entonces era complicado. También cuando un directivo llegó a una concentración a decir que si no le ganábamos a Olimpia, él tenía con qué comer y nosotros no, entonces lo consideré una falta de respeto", recordó.

Y agregó que: "me levanté de la reunión que teníamos y les hice ver que uno es humano y que si bien es cierto nos pagan por un trabajo, nos debían dos meses de salario y nos ponían como condición que le ganáramos a Olimpia, era una forma de decir que no lo íbamos a derrotar y era como una justificación para no pagarnos”.

SE SUFRE

En los clubes denominados pequeños en Honduras son muchas las dificultades que pasan los jugadores, Enamorado nos explica:

“En los equipos grandes no hay problemas, pero en los chicos se sufre mucho. Recuerdo una vez que con Platense después de un partido en La Ceiba nos dieron de cena un emparedado, después de que uno viene de un esfuerzo físico agobiante ir a comerse eso es un trato inhumano. Era testigo de algunos jugadores que vivían mal, que no estaban bien y sobre todo cuando a un futbolista se le atrasa 15 días el salario ya empieza a sufrir, no digamos con dos meses, a cualquier persona cuando pasa eso es un calvario”, analizó.

Llegado el momento del retiro le tocó pensar en lo que se le venía en el futuro. “Yo tengo título de educación primaria. Antes de jugar fútbol el requisito era tener ese título por parte de mis papas. Cuando yo me retiro surge la posibilidad de una vacante en la Normal de Santa Bárbara donde yo me crié y se me abrieron esas puertas. Trabajar en la profesión que tanto me había costado y que ya tenía el 80% de la carrera de educación física en la Universidad, era algo que me gustaba. Eso afianzó el retiro y me hizo sentir más cómodo porque era en Santa Bárbara”.

Pero una vez más los problemas económicos, ahora del país, hicieron que Enamorado tuviera que buscar otros horizontes, “comenzaron las huelgas, los problemas de pago y ya mi negocio de las canchas de fútbol rápido creció y tuve que poner en la balanza de nuevo para tomar una decisión, si seguir en el magisterio o en el negocio personal. Siempre añoré ser dueño de mi propio horario y como dueño de mi negocio esa posibilidad la tenía. Tomé la decisión de desvincularme del magisterio de dar clases, pero siempre sigo ligado como entrenador de los equipos de fútbol de la escuela”.

UNA NUEVA CARRERA

Una vez terminada su carrera como profesor, Henry encontró una nueva profesión. “Fue algo que surgió antes de ser jugador profesional, estuve en la Regional de árbitros con Argelio Sabillón, me gustaba en ese tiempo. Cuando me retiro del fútbol y me involucro en las actividades del magisterio, armamos un grupo de muchachos de apoyo a las Ligas Menores. Me inquietaba que andaba un juez con pantalones dirigiendo a los niños cuando deberían de tener un ejemplo".

"Surgió la idea de ponerme a pitar, estuve un año allí y luego Benigno Pineda me invitó a la filial para hacer algo formal. En cinco meses ya estaba dirigiendo en Liga Mayor, incluso para ascender a Segunda División y de cuarto en el Ascenso".

Yo tengo aspiraciones para dirigir en la Liga de Ascenso, pero soy sincero, tengo claro que por mi edad ya no voy a llegar a primera división, aparte tendría que retirarme de algunas de las cosas que hago y enfocarme en eso y no quiero dejarlas, en la vida se debe ser realista, lo que me da es el negocio y tengo que dedicarme a eso”, finalizó.

ADEMÁS:

¿Se retiró por dos meses?

“Esa era la idea, incluso llegué a tener ofertas de Marathón, pero no se concretaron porque el técnico en ese momento se fue”.

¿Le tocó manejar dos casas?
“Claro, en la que estaba viviendo cuando jugaba y en la que estaba mi familia. Uno ya siente un compromiso como hombre al ser la cabeza del hogar y no ser mantenido, hablaba con mi esposa que para esa época en vez de estar pagando por jugar, era mejor tomar una decisión”.

ALGO MÁS:

SU FAMILIA: La razón de mi trabajo.

La portería: Donde un arquero está solo, sin que nadie lo ayude.

Honduras: Un orgullo representarla.

Fútbol: Es una bendición de Dios.

Pasatiempo: Leer libros y ver televisión.
El mejor en la historia de Honduras: Creo que Gilberto Yearwood.

EN UN MINUTO:

¿Su peor momento?

Cuando ya estaba con Olimpia y los directivos de la Universidad pidieron mucho por mi pase y tuve que regresarme al equipo.

¿El recuerdo más triste?
Cuando me dijeron dos días antes de viajar a los Juegos Olímpicos de Sydney que solo iban dos porteros.

SU PERFIL

Nació en: El Progreso, Yoro

Fecha de nacimiento: 5 de agosto de 1977

Edad: 35 años.

Estado civil: Casado.

Hijos: 3, un varón y dos niñas

Retiro: 20 noviembre de 2007.
Grandes logros: Su único partido internacional fue el 29 de julio de 2001 en el empate 2-2 ante Uruguay en la Copa América.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias