Wilmer Cruz: "No me tilden de delincuente y de sinvergüenza que no lo soy"

El técnico asumió la culpa del descenso del Juticalpa, contó algunas cosas que ocurrieron durante el campeonato y expresó su deseo de continuar al mando.

Douglas Orellana

Luego del amargo descenso con el Juticalpa, el técnico Wilmer Cruz dio la cara este lunes y habló de lo ocurrido a lo largo del campeonato. ¿Hubo indisciplinas? Con rostro desencajado le respondió a los que lo tildan de "vendido" y "sinvergüenza".

Los futbolistas del Juticalpa que descendieron y bien podrían seguir en Liga Nacional

"Vengo a poner la cara como responsable de esta situación, no puedo salir corriendo porque no le debo nada a nadie. Vine a hacer un trabajo, intenté por todos los medios hacerlo. Cuando llegué un día viernes, intenté hacerme responsable del juego ante Motagua, no quisiera hacerlo porque yo no hice la alineación, empecé a tomar mano hasta el segundo tiempo", contó.

Y agregó: "Vamos a contar los 10 juegos del campeonato, donde logramos 12 puntos y estoy aplazado con el 40%. Pero de todos los técnicos que han venido estamos aplazados, pero yo soy el más alto".

Quiere seguir en el equipo para saldar la deuda

El "Superman" dejó claros sus deseos de continuar al frente de la institución porque se siente en deuda con la afición.

"Estoy comentándole a la prensa que mi idea es seguir en el equipo, tengo una deuda con la junta directiva y la población, no me importa si es en Segunda, tengo una deuda y lo quiero saldar. No me interesa el salario que me puedan dar, me interesa que este equipo regrese donde debe estar. Pero es una decisión que la junta directiva tendrá que tomar".

Se siente afectado por el arbitraje

El estratega lamentó que su equipo no lograra ganar partidos en casa y asegura que en parte fue por los silbantes.

"Este equipo luchó solo, no tuvimos ayudas de nadie, tampoco es buscar excusas, pero al Vida, al Honduras, al Real de Minas le dieron una manito. A nosotros no, al contrario, nos vino a matar el arbitraje a nuestra propia cancha sin importar que el estadio estuviera lleno. Nos regalan un penal contra Platense, pero hubiese preferido que no nos regalen eso y que no nos anulen los goles con la UPNFM y otras jugadas".

Asume la culpa y responde a los que lo tildan de "vendido"

Wilmer es frontal y asume parte de lo ocurrido. "50% culpa de nosotros los entrenadores, somos lo que formamos, dirigimos. 25 junta directiva y 25 de jugadores. No armé el equipo, pero me involucro con un 50%, tuve 30 puntos en disputa, pero dejé ir 18. Es bastante, pero los que me antecedieron de 54 solo sacaron 15. Ese es el torneo que nos reventó".

Respondió a sus críticos. "En sus momentos fueron duros con nosotros y para esos que dicen que soy un técnico vendido, aprovecho para decirles que soy una persona muy transparente. Siempre ando con mi familia, le quiero decir que yo le saqué 12 puntos y sabe cuánto le equivale a la Junta Directiva: 160 mil lempiras, porque estuve solo dos meses".

"Sabe cuanto le equivale los cuatro puntos que sacó Robert Lima: más de 400 mil lempiras. Sabe cuanto equivale el técnico anterior, el que armó el equipo, millón y medio le equivale por 15 puntos. Tres menos que yo, es una enorme diferencia. No me tilden de delincuente, de sinvergüenza, que no lo soy. Si hubiera sido sinvergüenza, hubiera venido a aprovecharme. Sabe dónde estaba mi ganancia, si entraba a Liguilla recibía 300 mil lempiras. Vine a pedir por objetivos, lo demás fue pérdida".

"No viene a ganar en lo económico, vine a salvar del descenso al equipo, pero no lo pude hacer. Me voy con la frente en alto porque trabajamos con transparencia donde vamos", cerró.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias