¡Hasta estuvo preso en México! El sufrimiento de Eddie Hernández en su vuelo de Arabia a Honduras

El delantero hondureño Eddie Hernández contó el trato que recibió en México, donde estuvo preso dos días. Toda una aventura para poder regresar de Arabia Saudita a Honduras.

Douglas Orellana

El atacante Eddie Hernández narró con lujo de detalles tortuoso viaje que tuvo que afrontar desde Arabia Saudita para regresar a Honduras. El trato que recibió de migración en México y la jugarreta que hizo para poder salir de la prisión en la que lo tenían.

Top: Estos son los bombazos que podrían concretarse en Liga Nacional de Honduras

Eddie contó que se encontraba cómodo en Olimpia, pero que el club Al-Tai le presentó una oferta tentadora. Lo presionaron tanto con llamadas que al final decidió con su familia aceptarla.

"Todo salió como empezó; mal. Al llegar allá las cosas no fueron como lo hicieron saber por teléfono, al final toca aprender. Ellos por teléfono le prometen todo a uno, pero cuando uno está allá viviendo en carne propia las cosas no salen. El equipo se desentenió de nosotros y con la pandema peor, no solo conmigo sino con los otros extranjeros, tocó unirnos", dijo en entrevista a Todo Deportes.

Hernández disputó ocho partidos con el equipo saudí, en seis de ellos fue titular. Pero la pandemia del coronavirus le cambió el panorama. Tras la cancelación del torneo, buscó la forma de poder salir del país.

"Los permisos eran las embajadas y en Arabia Saudita no hay de Honduras. Nosotros tratamos de comunicarnos acá al país, con el canciller para que nos dieran la posibilidad de salir, al final fue imposible".

Se enteró que los brasileños en Arabia estaban organizando un viaje a Brasil e intentó sumarse a ellos. Pero al final le embajada sudamericana le dijo que solo repatriarían ciudadanos y no le podían ayudar.

"Una de las personas que trabaja en la embajada de Brasil nos manda el link de un vuelo normal para alguien que tenga la capacidad de comprar el boleto. Nos avisa el 29 de abril, el vuelo salía el 8 de mayo y gracias a Dios pudimos comprarlo. Al final el equipo tuvo que dar el permiso para salir, teníamos que movernos de la ciudad hasta la capital. La verdad fue una odisea el viaje".

Preso en México

Eddie con su hija su esposa abordan el vuelo que los lleva rumbo a Alemania. Allí debían tomar otro avión rumbo a Nueva York, luego a Houston antes de aterrizar en Honduras. Pero la Gran Manzana vivía el pico más alto de contagios, por lo que sus planes cambiaron.

"Si entrábamos a Estados Unidos teníamos que cumplir con la cuarentena. Para evitarnos eso, la aerolínea nos buscó por México. Lo platico con mi esposa y digo: de México, estamos cerca. Resulta cuando llegamos a México y empieza otro problema, no nos dejan entrar al país. La gente de migración molestos nos dicen por qué habíamos viajado por México, que si no nos dábamos cuenta lo que pasaba en el mundo. Les comentamos el caso y nos dijeron que no, que la entrada al país estaba rechazada y nos dejaron presos dos días en el aeropuerto sin el uso de teléfono".

Edie, su hija y su esposa embarazada fueron escoltados a un cuarto del aeropuerto en México. Allí uno miembro de migración les pidió los teléfonos y el futbolista se negó a entregarlos.

"Yo le digo que no tengo porqué hacerlo, que es algo personal. Me dijo que el lugar donde estaba no podía hacer uso del teléfono. En el techo habían cámaras, gracias a Dios las camas son literas y la cama de arriba te tapa. Al final no me quitan los teléfonos, pero nos dicen que no podemos hacer uso de los mismos. Yo lo guardo en la mochila, en la madrugada logro comunicarme con mi familia".

El exdelantero del Platense y Motagua logró conectarse con un familiar quien contacta al embajador catracho en Kuwait, quien se mostró interesado en su viaje, y es quien logra sacarlo de la cárcel de la terminal aérea.

"Saco mi teléfono a escondidas, me conecto al wi-fi y me voy al baño, pero allí estaba bloqueada la señal. Me voy a la cama, le digo a mi esposa qe esté pendiente del que nos estaba vigilando, logro contactarme y al primero que veo le envío el número de una persona que estuvo pendiente de nosotros, que es el embajador de Honduras en Kuwait, Él pudo contactar con la gente de México y ellos al final nos ayudan para salir del aeropuerto y movernos en un hotel, en un lugar más cómodos", contó Eddie.

Luego de ello, logró junto a otros hondureños, viajar de México a Honduras en un vuelo humanitario.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias