El día que Real España se coronó campeón un 24 de dicIembre

30 años han pasado desde que San Pedro Sula tuvo una navidad completamente aurinegra con el título de Real España un 24 de diciembre.

Este fue el plantel de Real España que de la mano de Flavio Ortega consiguió la copa número cinco en su historia.
Este fue el plantel de Real España que de la mano de Flavio Ortega consiguió la copa número cinco en su historia. *
DIEZ

Este lunes se cumplen tres décadas desde que Real España se coronó campeón un 24 de diciembre de 1988 venciendo al Olimpia en el estadio Morazán. Fue un sábado y el partido arrancó a las 3:00 de la tarde.

Pero, ¿por qué se jugó en vísperas a la Noche Buena? La final de aquel año estuvo marcada por mucha polémica desde semanas antes que iban desde un reglamento obsoleto hasta una final de Concacaf en medio.

En 1988 la máquina clasificó a dicha instancia al ganar las vueltas regulares sumando 36 puntos, 4 más que Olimpia y Motagua que culminaron el certamen con 32. Tras las vueltas se vino la pentagonal donde los aurinegros también participaban y de ganarla, se coronaban campeonísimos.

Pero fue Olimpia quien se coronó campeón de dicha pentagonal el 7 de diciembre cuando venció a Marathón 2-1 y firmaba su pase a la final ante los sampedranos.

El miércoles 14 de diciembre se disputó el primer juego de la final, los leones ganaron en Tegucigalpa 2-0 y lo lógico era que el encuentro de vuelta se desarrollara sábado o domingo 17 o 18 de diciembre, sin embargo, Olimpia tenía un compromiso internacional ya que peleaba la final de Concacaf ante el Defense Force de Trinidad y Tobago.

Ante esta situación, los aurinegros decidieron presionar a la Liga Nacional para no alargar el campeonato, pues Olimpia pretendía jugar la final de vuelta después del 24 de diciembre e incluso en el mes de enero, pero los dirigentes aurinegros no aceptaron de ningún modo.

Para Olimpia terminó siendo un grave error aceptar, pues las dos finales contra el Defense Force las jugó un lunes 19 de diciembre en Tegucigalpa y ganó 2-0, la vuelta se realizó siempre en la capital y vencieron por el mismo marcador para un global de 4-0.

Rafael Ferrari conquistó el título de 1988 de Concacaf, pero el de Liga lo perdió ante Real España.

Su entrenador Estanislao Malinowski utilizó en ambos partidos ante los trinitenses a todo su plantel estelar y pasó factura en la parte física.

Finalmente, tres días después, el 24 de diciembre, se jugó la final en el Morazán a partir de las 3:00 de la tarde. La máquina con goles de Juan Manuel 'Nito' Anariba y otro al último minutos de Alex Geovanny Ávila ganó 2-0 y se consagró campeón de Honduras en plena navidad.

¿Por qué si el global fue 2-2 Real España fue campeón? En aquellos años una serie particular daba lo mismo si un equipo ganaba la ida 1-0 y en la vuelta perdía 5-0, la diferencia de goles no importaba, solo valía la cantidad de puntos en la serie.

Sin embargo, como cada club sumaba tres puntos, el campeón se definía por diferencia de goles.

Los aurinegros a lo largo de la temporada sacaron un total de 17 goles positivos por sobre 16 del Olimpia, al final el gol de Alex Geovanny Ávila terminó siendo clave en el conteo.

EL EQUIPO CAMPEÓN DE REAL ESPAÑA EL 24 DE DICIEMBRE 1988
El uruguayo Jorge López Silva en el marco; Edgardo Emilson Soto, Karl Anthony Roland, Allan Anthony Costly y Marco Antonio Anariba en la defensa.

José Mauricio Fúnez, el uruguayo Carlos Reyes y Nahamán González en el mediocampo mientras Carlos Orlando Caballero, Juan Manuel Anariba y el uruguayo Rubén Alonzo en el ataque; entró Alex Geovany Ávila por Rubén Alonzo, el entrenador de los sampedranos era Flavio Ortega (QDDG).

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias