Evgeny Kabaev, el ruso del Real de Minas: “Me gustan las baleadas, el clima y tomar muchas sopas"

El atacante ruso Evgeny Kabaev habló en EXCLUSIVA con DIEZ sobre su adaptación al fútbol de Honduras, el nivel de nuestra Liga y los líos que tuvo para debutar

Raúl Fermán

Es un frío atardecer en Tegucigalpa, exactamente ubicados en el reconocido Parque España de la capital, platicamos de manera EXCLUSIVA con el atacante ruso del Real de Minas, Evgeny Kabaev.

Con vista hermosa a la caótica “Tegus”, el futbolista de origen ruso y quien se ha convertido en uno de los fichajes más exóticos de la historia de la Liga Nacional, comenzó a platicarnos sobre sus días en Honduras, sus líos para poder debutar en el torneo Apertura, el nivel del fútbol catracho y su deseo de meterse en la Pentagonal del campeonato, con el modesto y aguerrido Real de Minas.

La entrevista se realizó en el idioma inglés. Aquí mostramos una versión traducida de esta amplia conversación con el futbolista europeo.

¿Cuáles han sido tus sensaciones desde tu primer día en Honduras?
Ha sido difícil porque ves una nueva cultura, nuevas personas y es una parte diferente del mundo. He necesitado tiempo para poder adaptarme, pero me siento bien, ya pareciera que yo nací aquí.

VIDEO: EL PRIMER GOL DEL RUSO EN HONDURAS

Esperaste hasta el mes de octubre para debutar ¿Qué sucedió precisamente?
Yo no sé exactamente, mi exequipo (Levadilla de Estonia) manejó muchas cosas y hubo un problema en la inscripción. Tuve que esperar mes y medio. Luego conseguí la oportunidad. Ya he jugado cuatro partidos. He probado mi nivel de juego, me he probado a mí mismo y me he sentido mejor desde mi llegada.

¿Qué recordás sobre tu debut ante el Marathón?
Sí, lo recuerdo, pero en ese momento yo no estaba en buenas condiciones. Yo no jugué muy bien porque era el primer partido. Necesito jugar más y más, pero todo fue normal. Se perdió por 1-0 en casa. Fue difícil.

Evgeny Kabaev confiesa que su adaptación en Honduras ha sido difícil, pero que cada día se siente más adaptado.

¡Anotaste tu primer gol a Platense!
Por supuesto. Si lo recuerdo. Claro, porque fue mi segundo juego. Logré marcar, pero solo quiero anotar más goles. Pero ocupo tiempo para adaptarme a Honduras. Ya estoy un poquito mejor. Tengo esperanzas de jugar contra Motagua (última fecha del torneo Apertura). Espero poder jugar ese partido.

¿Real De Minas es candidato para jugar la Pentagonal de la Liga Nacional?
Así es. Yo quiero estar en la Pentagonal. Debo poner mis energías en este último juego. Ojalá Dios nos dé la oportunidad de disputar la liguilla. Esperaste hasta el mes de octubre para debutar.

LA VERDADERA Y DURA RAZÓN POR LA QUE KABAEV NO ES CONTRATADO EN EUROPA

¿Cómo has sentido este campeonato, cómo calificas el nivel del fútbol hondureño?
Desde que yo me vine hace dos meses lo he podido valorar, el nivel de la Liga es bueno. Los jugadores son fuertes, les gusta luchar, tienen futbolistas de calidad y la gente siente mucha pasión por el fútbol. Pero no se puede jugar al fútbol rápido porque el nivel de las canchas no es tan bueno y por eso es que aquí no se practica el fútbol en velocidad.

¿Cuál es la diferencia entre Europa y Honduras en cuanto a jugar fútbol se refiere?
Sabes una cosa, amigos míos me han preguntado acerca del nivel de Honduras. No te sabría explicar exactamente sobre esas diferencias.

Aquí el clima es diferente, también son distintas las canchas que en Europa tienen calidad y de ahí se puede jugar el fútbol rápido y podes disputar fútbol fuerte.

LAS FOTOS MÁS ÍNTIMAS DE KABAEV

La gente de Honduras conoce el clima, conoce sus canchas y eso es destacable. Es demasiado diferente. No es nada malo, es algo bueno. Se ocupa venir acá para al menos adaptarse a este fútbol y eso toma algo de tiempo.

¿El estadio más duro en la que te ha tocado jugar hasta el momento?
Yo pienso que fue en el estadio donde marque mi primer gol (Excélsior de Puerto Cortés) y también cuando he jugado en Danlí. Cuando jugué con mi ultimo equipo en la Segunda División de Rusia, íbamos lejos a Moscú, ya que se ocupaban ocho horas de vuelo, por ejemplo, por tanto en Honduras no se hace tan difícil.

¿Qué te ha parecido tu vida en Honduras?
Me he sentido bien porque los compañeros me han apoyado, vivimos en una casa con cuatro o cinco compañeros del equipo y he recibido ayuda cada cierto tiempo, me enseñan y a veces me acompañan a cualquier lado.

La comida es parecida a la de mi país así que no hay mucha diferencia. Me encanta la comida y disfruto del clima porque me encanta el sol. Todo eso me ha hecho muy feliz. La gente aquí es muy amigable. Yo siento que es una manera para sentirme mejor. Ya he probado muchos de los platillos típicos de Honduras. Me gustan las baleadas, tomar sopas y otras comidas de por ahí. Me encanta y yo como casi todo lo que viene de aquí.

El Parque España ha sido testigo de una charla exclusiva que hemos tenido con el delantero ruso, el primero de esta nacionalidad que juega en Honduras.

¿En las calles de Tegucigalpa, las personas te reconocen?
A veces si me reconocen. En el Mall me piden fotos y logran reconocerme. Me gusta todo esto que vivo en Honduras.

¿Te gusta Tegucigalpa?
Es una hermosa ciudad. En todos lados podes encontrar hermosos lugares. Espero tomar el tiempo necesario para pasarla aquí. En el futuro quiero viajar a las playas de Roatán porque son asombrosas. Me han contado mucho de esas islas. Espero que en las próximas vacaciones pueda visitar ahí.

¿Te imaginas estar en Real de Minas en el 2020?
Real de Minas es un buen club. Existen jugadores de calidad. Solo ocupamos competir un poco más para poder estar mejor. Esa es mi opinión porque siempre en los entrenamientos se mira que hay un buen nivel de juego. Espero que estemos en la Pentagonal y podamos mantenernos en orden.



¿Has aprendido palabras en español?
He escuchado conversaciones en español. Ya he comenzado a recordar cada palabra. Cada día aprendo más y más. Así que probablemente en el futuro yo pueda hablar fluidamente porque a mí me cuesta.

Un ejemplo de un término en español.
Rápido, muchas gracias, buenas noches, “loco”, lindo, mañana, uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, ja, ja, ja. Muy importante.

Así fue el final de una conversación tranquila y amena con Evgeny Kabaev, que asegura ya sentirse como un catracho más y que cuando le toque volver a Europa, llevar mil historias que contar de este país centroamericano que lo ha recibido con los brazos abiertos.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias