Olimpista y destacado delantero en la escuela: lo que no sabías de Mauricio Dubón

El beisbolista hondureño tiene facetas poco conocidas de su vida y detalles muy curiosos de su infancia en San Pedro Sula.

El fútbol y el béisbol siempre fueron de la mano de Mauricio Dubón, fue compañero de escuela de Carlos Pavón JR.
El fútbol y el béisbol siempre fueron de la mano de Mauricio Dubón, fue compañero de escuela de Carlos Pavón JR. *
Fredy Nuila

La vida de Mauricio Dubón ha estado llena de episodios para el recuerdo. El sampedrano nació con una estrella y siempre mostró su carácter a la hora de perseguir objetivos.

El campocorto y segunda base de Gigantes de San Francisco en el béisbol mayor de Estados Unidos tiene anécdotas de todo tipo y aspectos curiosos que pocos conocían hasta este día.

'Dubi' al descubierto es el título que mejor describe lo que dejó la historia realizada por DIEZ con sus familiares en la Colvisula.

Nos descubrieron a un personaje que hasta hoy era desconocido. De familia dividida por Olimpia y Motagua hasta un pasado como delantero del equipo de su escuela. No jugaba nada mal y metía muchos goles, aseguran su abuela Norma y su hermano Danilo.

1. HINCHA DE OLIMPIA

Si bien estar en la 'gran carpa' lo ha alejado del radar futbolero. Mauricio Dubón, como buen hondureño, ha sido seguidor de Olimpia al igual que su padre Danilo y su hermano del mismo nombre. Su abuela Norma Maradiaga, sin embargo, es furibunda seguidora del archirrival albo Motagua.

Mauricio Dubón compartió en su infancia con Júnior, hijo de la leyenda del fútbol hondureño, Carlos Plummer Pavón. En su caso jamás escondió su sentimiento olimpista.

2. AMIGO DEL HIJO DE UNA LEYENDA CATRACHA

Mauricio Dubón estudió hasta décimo grado en el Liceo Bilingüe Centroamericano, donde fue compañero del hijo de Carlos Pavón, Júnior. Undécimo y último año los hizo en Sacramento, California cuando se fue a vivir con unos misioneros norteamericanos que lo vieron jugar béisbol.

3. DESTACÓ COMO DELANTERO

Dubón, según cuentan sus familiares, destacó como goleador del equipo de fútbol del Liceo Bilingüe Centroamericano. Pero eso no fue todo, puesto que en la Capital Christian High School, cuando no era temporada de béisbol, jugaba 'soccer' y llegó a ganar un anillo de campeón, aportando goles.

En el Liceo Bilingüe Centroamericano, Dubón mostró sus dotes como futbolista. Al no tener equipo de béisbol en dicha escuela, dio rienda suelta a su gusto por el fútbol.

4. AFICIONADO DE YANKEES EN SU NIÑEZ

Al llegar a San Francisco el jugador sampedrano expresó cumplir un sueño de pequeño, algo muy cierto porque estar en Sacramento y asistir constantemente a los juegos de Gigantes despertó una pasión por el equipo. Lo cierto es que en sus primeros años apoyó a Yankees de Nueva York, equipo al cual también sigue su padre. Su hermano Danilo le va a Bravos de Atlanta.

5. SE ROMPIÓ EL TOBILLO DERECHO PATEANDO CEMENTO

Mauricio siempre fue inquieto y amante de los deportes. Pero en su infancia tanta hiperactividad le jugó una mala pasada al intentar patear una pelota de plástico que contenía cemento en su interior y acabó rompiéndole el tobillo derecho.

Los infortunios no son novedad en la vida de Mauro Dubón. De pequeño sufrió una fractura en su tobillo derecho, según cuenta su hermano, pateando una pelota de plástico que estaba llena de cemento.

6. SU NOVIA VIVE EN MIAMI

Su relación con la catracha Nancy Herrera marcha como viento en popa pese a que ella vive en Miami, donde estudia y trabaja. Graduada de negocios en Nueva Orleans, la hondureña lo visita en San Francisco y también lo hizo en Milwaukee.

7. AMANTE EMPEDERNIDO DE LA COMIDA DE SU ABUELA

El arroz con leche, la poleada de maíz y el pollo guisado de su abuela Norma Maradiaga son su debilidad cuando viene al país Mauricio. Es la razón por la cual llega a su casa, dijo en tono de broma la mamá de su padre Danilo Dubón.

8. EXPULSADO DE SU PRIMER EQUIPO

Cuando militaba en Centauros del béisbol menor, entre 5 y 8 años, Mauricio Dubón fue sacado del equipo debido a un desacuerdo de su madre con un dirigente y fue ahí cuando Marineros de La Lima corrió tras él para tenerlo hasta los 15 años. Con esta novena 'bananera' viajó dentro y fuera del país siendo dominantes en Ligas Menores.

En Marineros, Mauricio Dubón encontró una nueva familia deportiva y militó durante siete años en esta institución prestigiosa del béisbol menor hondureño.

9. BIEN VISTO DESDE SUS INICIOS

En 2013, 'Baseball America' calificó a Mauricio Dubón como el mejor jugador defensivo entre las selecciones de los míticos Medias Rojas de Boston, el primer equipo de Grandes Ligas que puso sus ojos en él.

10. SUS VACACIONES LAS PASA EN HONDURAS

Pudiendo viajar a cualquier parte del mundo y teniendo una vida ya en Estados Unidos, Mauricio Dubón aprovecha sus tres meses de vacaciones para estar en el país, específicamente en San Pedro Sula. Como cualquier catracho que vive fuera de sus fronteras, disfruta estar entre la Colvisula y la Tara. Eso sí, se la pasa entre el diamante y el gimnasio.

Los infortunios no son novedad en la vida de Mauro Dubón. De pequeño sufrió una fractura en su tobillo derecho, según cuenta su hermano, pateando una pelota de plástico que estaba llena de cemento.


FOTOGALERÍAS

Mas Noticias