Blog de Gaspar Vallecillo: Marlon Licona no tuvo que pedir perdón por su error

En un nuevo blog Gaspar Vallecillo cuestiona y critica la postura del equipo de Motagua para defender a su guardameta Marlon Licona.

El exceso de confianza de Marlon Licona le llevó a empatar el encuentro a Real Estelí. Posteriormente quedaron eliminados de la Liga de Concacaf.
El exceso de confianza de Marlon Licona le llevó a empatar el encuentro a Real Estelí. Posteriormente quedaron eliminados de la Liga de Concacaf. *
Gaspar Vallecillo

Los futbolistas se merecen el máximo respeto posible, ellos son realmente el juego, ni entrenadores, ni aficionados ni directivos, son ellos y la pelota; una relación que debe perdurar hasta la eternidad. No podemos enjuiciar a un futbolista por un error en un partido, no solo es una falta de respeto, pero también una falta de sentido común. Porque la lógica de este juego busca eliminar el azar y aumentar las ventajas; siempre habrá errores.

Exponer a un futbolista a la humillación pública en las redes sociales, en este milenio, por parte de tu propio club, es un aviso para el mismo futbolista, que no le respetan, que no le valoran como persona ni como futbolista, no están a la altura de tratar con respeto a un profesional. Es una descortesía total tan solo pensar en publicar lo que las redes sociales del Motagua publicaron ayer, los futbolistas, aunque no lo queramos aceptar; son personas.

Nos cuesta entender que los futbolistas se pueden equivocar, pensamos y sostenemos que no pueden fallar por los salarios que ganan, también están los que creen que no se lo merecen, que desprestigian el hecho de tener talento y con ese mismo valerse en la vida.

El futbolista en nuestro país merece el respeto absoluto, mi admiración total para cada uno de los futbolistas que debuta en primera división y logra crear una carrera profesional. Ellos pasaron por cosas casi imposibles para llegar a jugar de manera profesional.

No ofendamos a los futbolistas, no insultemos futbolistas, procuremos respetar al futbolista; porque eso es respetar el juego. No nos creamos superiores a los futbolistas, no intentemos ser más importantes que los futbolistas, a muchos de ellos la pelota les dio una nueva oportunidad en la vida y los sacó de fatalidades.

Marlon, mi profundo respeto, mis palabras solidarias, mi invitación a siempre sentirte orgulloso por el camino recorrido. No hay que pedir perdón, no Marlon, que pidan perdón ellos…

PALABRAS DE MARLON LICONA