Gaspar Vallecillo: El Respeto al jugador es el respeto al juego, hay que pensar más en la pelota

Gaspar Vallecillo desmenuzó este lunes sobre la propuesta de juego que idearon Olimpia y Motagua en el Nacional.

Gaspar Vallecillo

El término clave para entendernos como sociedad es, respeto. Y como el fútbol es el reflejo de este colectivo, hay que hacer un llamado a los clubes, entrenadores, jugadores, aficionados y medios de comunicación para que se respeten. Para honrar el juego, para dignificarlo, hay que saber del juego y buscar siempre más respuestas. Hoy escribo sobre el Olimpia – Marathón porque siempre he creído que lo que pasa en el campo es lo más importante.

Se enfrentaban Pedro Troglio contra Héctor Vargas, entrenadores que han marcado una identidad en sus equipos, en sus jugadores y su fútbol es el resultado de eso. Ambos equipos con dos modelos de juegos que se pueden adaptar a las circunstancias que enfrentan. Olimpia ya demostró que puede replegarse en momentos que requiere y Marathón es condicionado por el contexto; lo dejó claro ayer. Son proyectos consolidados donde los jugadores se sienten comprometidos con su entrenador y con la idea de juego.

Te puede interesar: El papel de la cantera de Olimpia en la nueva careta de Pedro Troglio

Olimpia salió al campo con José Mario Pinto, jugador formado en las Reservas de los leones. Troglio entendía que el Marathon iba a replegarse y necesitaba un jugador que lograra crear desorden, que invitara los defensas del Verde a buscar la pelota. Pero la zaga del monstruo condicionó al jugador Olimpista con una superioridad numérica defensiva.

El Olimpia de Pedro Troglio cada vez es mas dependiente de Deiby Flores, quien jugó un partido donde no logró lanzar en largo, como acostumbra y acosado constantemente por Luis Garrido que lograba identificar qué zonas pisaba el contención rival. Edwin Rodríguez jugador que interpreta el juego en espacios reducidos, ayer no logró jugar el fútbol que nos tiene acostumbrados, intentó relacionarse con sus compañeros en zonas intermedias y no tuvo respuesta.

Denovan Torres ha estado a la altura de las circunstancias, mostrando seguridad y control de su área en los momentos decisivos, además cuenta con un gran entendimiento con los defensas centrales. Héctor Vargas ha formado un equipo que interactúan bien entre ellos en los momentos defensivos.

Insisto que el respeto al jugador es el respeto al juego, el fútbol son los jugadores y siempre debemos honrar esta hermosa actividad desde nuestra trinchera. Hay que pensar más en la pelota.