Blog de Gaspar Vallecillo: "Nuestra Liga Nacional y su producto está muriendo"

El entrenador y escritor Gaspar Vallecillo reflexiona sobre el nivel del futbol hondureño.

Enfrentamiento entre Real España y Olimpia en la final de grupos del Torneo Clausura 2021.
Enfrentamiento entre Real España y Olimpia en la final de grupos del Torneo Clausura 2021. *
Gaspar Vallecillo

“El fútbol no es la vida pero es un gran simulador”

Jorge Valdano

Buscamos respuestas, dudas y momentos. Somos seres que interactúan constantemente en diferentes contextos, que gracias a nuestra educación base más otros estímulos recibidos, desarrollamos varios comportamientos, esa es la vida del humano; y también del futbolista.

Comencé con esta reflexión porque cada día me preocupa más el volumen de juego que existe en nuestra competición local, partidos que invitan a muchas cosas, menos a disfrutar del juego y querer conocerlo, no es extraño después que muchos abandonen el fútbol hondureño o la intención de apreciarlo.

Te puede interesar: Blog de Orlando Ponce sobre el reto de restaurar a Marathón

El juego del fútbol es un hecho cultural, dentro de un contexto social y decidido por respuestas individuales. Nuestra Liga Nacional y su producto está muriendo, poco juego con el fin de ofrecer cosas que llamen la atención al espectador, muchos de los que juegan no tuvieron la oportunidad de tener una formación futbolística necesaria para potenciar sus habilidades innatas y adquirir nuevas.

Preocupa lo visto en las semifinales, más allá de un formato de torneo que insulta la lógica, hay y se puede mejorar para que nuestros futbolistas juegan un mejor fútbol. Urge el diseño de un modelo integral de formación de personas que se relacionan en este deporte. Se deben cimentar las bases educativas del juego y de la formación social de aquellos que buscan convertirse en profesionales.

Ver: Blog de Gaspar Vallecillo sobre José de la Paz Herrera, un adelantado a su época

El fútbol hondureño precisa de cambios radicales. La realidad futbolística que estamos viviendo es peligrosa, debemos formar jugadores para que interactúen con el balón desde pequeños, campos de fútbol donde la pelota pueda circular bien y capacitar a los entrenadores con el verdadero conocimiento del siglo veintiuno.

Me despido haciendo énfasis que el fútbol es de los futbolistas, que, si no buscamos mejoría, se nos va a morir el juego. Es deber de nosotros como entrenadores, medios de comunicación, directivos y aficionados buscar el conocimiento de este deporte para potenciar debates de altura para seguir creyendo en la número cinco.