Diez Gaming

Pacific Drive estrena con calificaciones positivas: la aventura de conducción ya está disponible en PS5 y PC

Sobrevive a una amplia variedad de tempestades y desastres naturales en tu auto, que se convertirá en una fortaleza andante.

2024-02-22

Los juegos de conducción siempre nos ponen en pistas de carreras o arenas de destrucción, con contadas excepciones como Rocket League, pero digamos que la regla general es juego de conducción = carreras. No es el caso de Pacific Drive, un juego de conducción como ningún otro.

En Pacific Drive, los jugadores deberán recorrer la carretera mientras es violentamente azotada para las inclemencias del clima. Y no hablamos de una tormenta eléctrica, sino de verdaderos diluvios apocalípticos. Algo fuera de este mundo y de toda normalidad conocida por el hombre.

Podremos, entonces, modificar nuestro vehículo, mejorar sus partes y reemplazarlas por otras piezas que nos brinden ventajas y aumenten nuestras chances de sobrevivir. El juego se lanzó para PlayStation 5 y PC, y ha recibido críticas bastante positivas por parte de la prensa especializada y del público general.

Según el agregador de reseñas Metacritic, Pacific Drive cuenta con una puntuación promediada de 78 en su versión de PC, y 76 en su versión para PlayStation 5.

La web Try Hard Guides le brindó una puntuación perfecta de 10/10, y en su reseña escribieron: “Pacific Drive ofrece una experiencia emocionante y única que mezcla a la perfección la emoción de un viaje por carretera con el terror de lo sobrenatural. El juego me conquistó rápidamente, al igual que seguro que conquistará la imaginación y la emoción de los jugadores que le den una merecida oportunidad.”

Mientras que en GamesRadar+ le dieron un 6/10, siendo su nota más baja en Metacritic. Ellos comentaron: “Tan impredecible como gratificante, Pacific Drive puede ser brillante, exasperante y frustrante a partes iguales. Hay una gran idea aquí, pero gran parte de su potencial se quema por una dura curva de aprendizaje a mitad del juego, y peligros impredeciblemente crueles.”