Los clubes hondureños que mantienen millonarias demandas en el TNAF

Equipos como Honduras Progreso y Juticalpa tienen reparos. El presidente de este organismo dice que hay seis resoluciones pendientes de resolver

Los equipos de la Liga Nacional y algunos del Ascenso, mantienen deudas millonarias en el TNAF en concepto de demandas por pagos atrasados.
Los equipos de la Liga Nacional y algunos del Ascenso, mantienen deudas millonarias en el TNAF en concepto de demandas por pagos atrasados. *
Kelvin Coello

Las demandas millonarias a los equipos del fútbol profesional en el TNAF (Tribunal de Arbitraje del fútbol) han sido un arduo trabajo para los abogados de este organismo que se mantendrá con este nombre hasta el 22 de marzo, día de las elecciones del Comité Ejectivo de Fenafuth y son varios los que tienen reparos y en las próximas semanas se vienen días complicados.

Equipos como Honduras Progreso, Juticalpa, Vida, Marathón, Victoria, Social, Real España y Platense, han sido parte de la agenda en cada inicio de campeonato con demandas de futbolistas que han quedado para la historia. Algunas son hasta insólitas porque se han fraguado con contratos que no han cumplido, otras con cartas de recomendación que han sido mediáticas.

Ver: ASÍ MARCHA LA TABLA DEL CLAUSURA Y DESCENSO

Actualmente el organismo tiene seis casos pendientes de resolución y uno de ellos es grande, de muchos millones de lempiras que un equipo grande le adeuda a un futbolista. Sus abogados ya introdujeron la demanda y están a la espera para ver si hay un acuerdo de pago o se agotan todas las instancias donde habría pérdida de puntos.

EL HONDURAS SALE DE UNA Y CAE EN OTRA

Pero sin duda que el más afectado por este flagelo es el Honduras Progreso. El equipo de la Perla tiene un rosario de demandas en este organismo que podría hacerse un equipo y con entrenador. Su presidente, Elías Nazar, denuncia que han sido víctima de personas que se quieren aprovechar de la nobleza que tiene el cuadro progreseño.

Mauro Reyes, entrenador que ahora dirige al Real Juventud, tiene demandado al Honduras Progreso por incumplimiento de contrato.

En total, el Honduras tiene reparos en el TNAF que sobrepasa el medio millón de lempiras en pagos pendientes que tiene que hacer, pero recientemente ya cancelaron más de millón y medio llegando a dejar debilitadas las finanzas del equipo que ahora lucha por sobrevivir porque se le viene un cierre de campeonato donde tiene que cumplir con estos pagos porque las demandas en este organismo son inapelables.

El Honduras tiene demandas del entrenador Mauro Reyes, el preparador físico Fernando Aguilar, el asistente técnico Erick Gallegos, así como los futbolistas José Cantillano, Mauro Reyes Junior y otros como Mario Abadilla, futbolista colombiano que estuvo lesionado durante firmó con el club, pero cobra sueldos que pactaron en el contrato. Otros que demandaron pero se llegó a un acuerdo con ellos fueron Danilo Tobías y Frelys López, éste último regresó al equipo a pesar de tenerlo demandado.

La FIFA ha protegido a los futbolistas y desde hace dos años, los jugadores que no recibían el salario de dos meses seguidos, podrían rescindir el contrato, interponer la demanda en el TNAF y este ha sido el agravante que ahora tiene en vilo a muchos equipos que por la difícil situación económica que vive el país, se atrasan y no pueden cumplir con sus deudas que ahora los tiene en problemas con el TNAF.

“El 90% de las demandas que tenemos en el TANF, son por incumplimiento de contrato. Nosotros solo somos un tribunal que emitimos justicia. Los equipos saben sus obligaciones desde el momento que firman un contrato con el jugador”, explica a DIEZ el abogado Fabricio Erazo, presidente de este organismo que tiene su jurisdicción a nivel nacional y sus oficinas en la Federación de Fútbol de Honduras.

EL JUTICALPA Y SU DEUDA MILLONARIA

El otro club que actualmente tiene una demanda de más de un millón de lempiras es el Juticalpa, club que ha sido llevado al tribunal por su antiguo entrenador, Héctor Castellón a quien le tienen que cancelar 896 mil lempiras. De igual forma lo demandó el preparador de porteros, Roy Posas que reclama 210 mil lempiras en salarios.

El entrenador Héctor Castellón, tiene demandado al cuadro de Olancho por despedirlo antes de finalizar contrato.

Estas demandas no son nuevas para el Juticalpa, el club ha ido honrando todas las que ha tenido. Ahora se encuentra resolviendo este caso y al conocer que ya está en trámite la demanda, los dirigentes buscan llegar a un acuerdo con los demandantes. “Nosotros cumpliremos pagando cada centavo que debemos, es nuestro deber y hay que ser responsables”, dice el presidente del cuadro “canechero”, Joel Sandoval.

Otro club que se encuentra con un reparo bastante grande en el TNAF es el Social Sol, equipo de la Liga de Ascenso. Los de Olanchito, Yoro no le han cancelado salarios al portero Francisco Reyes quien pide 200 mil lempiras y el tiempo está próximo a agotarse. El tribunal está esperando emitir sentencia y si no hay acuerdo su caso pasará a la Comisión de Disciplina que comenzará con la pérdida de puntos.

Los casos en la Liga de Ascenso son muy pocos, pues algunos jugadores cobran bajos salarios y las demandas muchas veces quedan en camino, pues la mayor parte de lo que buscan cobrar se va en trámites de abogado y viajes. “Algunos en la Liga de Ascenso mejor piden los papeles y seguir jugando en otro equipo, pues no hay un tribuna en la zona norte para no hacer el largo viaje a Tegucigalpa”, explica Guillermo Acosta, agente de futbolistas y abogado que conoce a fondo este tema.

MARATHÓN EL QUE MÁS HA PAGADO DEMANDAS

Clubes como Real España y Marathón, fueron obligados a pagar cantidades millonarias en demandas anteriores. El Monstruo vivió épocas oscuras cuando su situación económica cayó por el suelo tras la salida de Yankel Rosenthal de la presidencia y pagó cerca de cinco millones en demandas, principalmente de extranjeros que jugaron y no recibieron sueldo como Mathías Rolero, Sergio Esteban Bica y Luis Maldonado.

Ahora se suma una demanda millonaria de Mario Berríos por una vieja deuda que el club sostenía desde la administración de Yankel Rosenthal y ahora deberá atenderse a la resolución que emita el Tribunal Nacional de Arbitraje del Fútbol.

Marathón tuvo que pagarle cerca de 400 mil lempiras al exportero uruguayo Mathías Rolero que llegó en 2014.

Solo a Rolero, el Marathón le pagó 363 mil lempiras tras un fallo del TNAF, pues los casos de los futbolistas extranjeros vienen con orden de FIFA. Aquí no se pueden estirar los plazos, pues el máximo organismo siempre le dará el respaldo al jugador. Otros como Bica y Maldonado se llevaron una cantidad menor en esa misma época.

En 2015, fecha que Marathón tocó fondo, le llegó una lluvia de demandas en este organismo y jugadores como Diego Reyes pidió más de un millón de dólares y Roy Posas (futbolista) 400 mil. Con la llegada del nuevo presidente en enero del 2016, Orinson Amaya, pagó un millón 300 mil lempiras en ese reparo para poder ser inscrito en Liga Nacional, situación que ha ido saliendo poco a poco y es de aplaudirle a la nueva junta directiva. En el cierre del campeonato se vienen otras resoluciones fuertes.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias