Clayvin Zúniga, de ser desechado en Honduras a figura en El Salvador

El ahora volante del Atlético Limeño ha sufrido varias convulsiones que lo tuvieron al borde la muerte.

Estuvo al borde de la muerte y fue desechado en Honduras.  Te contamos la historia de superación de Clayvin Zúniga, goleador del Municipal Limeño.
Estuvo al borde de la muerte y fue desechado en Honduras. Te contamos la historia de superación de Clayvin Zúniga, goleador del Municipal Limeño. *
Douglas Orellana

Dicen que el éxito en la vida no se mide por lo que logras, sino por los obstáculos que superas. Y el volante hondureño Clayvin Zúniga puede presumir de haberlo conseguido.

¿Cómo lucen? Las personalidades del fútbol hondureño con el filtro de bebé de Snapchat

El catracho pasó de ser desechado en Honduras a goleador en El Salvador. Suma siete tantos esta temporada y tiene al Atlético Limeño soñando con la final del Clausura 2019.

Clayvin se formó en las reservas del Real España. Fue mundialista Sub-20 con Honduras en 2009. Debutó con los aurinegros en 2010 bajo el mano del argentino Mario Zanabria en un partido contra Colorado Rapids en Liga de Campeones Concacaf.

Se marchó al Deportes Savio en busca de mayor protagonismo y lo consiguió jugando bastantes partidos de titular.

Regresó a las filas aurinegras y las filas no le salieron, por lo que volvió al Savio. Luego tuvo un paso por Real Sociedad de Tocoa antes de regresar al equipo copaneco.

Vio la muerte de cerca

Su carrera como futbolista no ha sido fácil y ha tenido que superar muchos obstáculos. El primero en el 2010 cuando vistiendo la camisa de la realeza sufrió dos convulsiones que pusieron en peligro su vida.

Esto lo hizo pensar seriamente en dejar el fútbol. Pero recibió a autorización médica para seguir, eso sí, tomando medicamentos para la epilepsia tres veces al día.

En 2014 vistiendo la camisa de los copanecos, en juego contra Real España en el Morazán en una mala caída se dislocó el hombro. Pero esto también lo superó con valentía.

Con todos estos problemas, ningún club del país se aventuró a ficharlo por lo que decidió probar suerte en El Salvador y a fuerza de entrega y goles se ha ganado el cariño de la afición.

Cuando parecía que las convulsiones habían quedado en el pasado, en 2016 durante el juego Atlético Limeño-Dragón en Santa Rosa de Lima, sufrió una conmoción cerebral tras un fuerte golpe en la cabeza.

Clayvin luego del impacto presentó problemas visuales y por sus antecedentes fue llevado a una clínica.

"Temo que me pace lo que vivió Fabrice Muamba (jugador del Bolton de Inglaterra que colapsó dentro del terreno de juego)", dijo, reconociendo que miró la muerte de cerca.

Zúniga de 28 años ahora vive un gran momento. Le marcó al Alianza en la ida de semifinales y es una de las esperanzas de los santarroseños para la vuelta en el Cuscatlán.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias