Santos recetó paliza de terror a Marathón en la Champions de Concacaf

Los mexicanos se impusieron 6-2 en el Olímpico Metropolitano de San Pedro Sula en la ida de los octavos de final

Kelvin N. Coello

Espantoso, terrible, de terror, cualquier otro sinónimo encaja con la penosa actuación del Marathón y su humillante derrota que encajó la noche de este 20 de febrero en la Champions de Concacaf ante Santos Laguna que sin meter el acelerador, sentenciaron la serie.

Qué se puede decir… La defensa del cuadro verdolaga que mandó Vargas parecía de flan, quedaron tirados en el suelo en dos ocasiones que el Santos presionó reflejando la pesadilla que se le vendría a los sampedranos que volvieron solo para fracasar.

Repasá: ASÍ TE CONTAMOS EL MINUTO A MINUTO DEL PARTIDO

Un solo jugador puso de rodillas a la zaga. Su nombre es Javier Correa, el argentino que estuvo imparable en el segundo tiempo que colocó tres pepinos en la canasta de Dénovan Torres que tuvo que ir seis veces a sacarla de adentro ante los miles de aficionados que hicieron el esfuerzo para ver una fiesta que nunca llegó.

Apenas en el primer minuto de juego el Santos hizo la primera llegada que dejó tocados a los aficionados, algunos ni se habían sentado. Pero esta goleada lejos de dejar preocupado al entrenador, debe mantenerlo ocupado en ver cómo cambiar de táctica porque la vuelta es en Torreón, una cancha donde ese equipo no jugará con el resultado y buscará meterle otros seis o más.

Hoy no aparecieron aquellos jugadores que contra la UPN, Vida, Real España y Olimpia son unos pistones por las bandas, suben y bajan, lo que hicieron ante los mexicanos fue no poder dar dos pases de gol. En algunos se entiende, apenas es su primera salida al ruedo internacional y vaya forma en la que dejaron plasmado su nombre.

Un 10 para los aficionados verdes que desde horas tempranas llenos de ilusión acompañaron a su querido equipo, esos son los infalibles, dejaron todo en las gradas, estuvieron allí, esperando el pitazo inicial pero los de pantalón corto no cumplieron, o mejor dicho, los mexicanos le metieron todo el “combo” como lo pidió don Héctor Vargas el martes en una entrevista y vaya que no se confiaron.

Para ir al juego hay que decir dos cosas; primero que Santos tuvo claridad desde el primer minuto y sabiendo que la defensa de Marathón era de plastilina, los tanques mexicanos iniciaron su ataque en las botas de Javier Correa que con 20 minutos en el reloj desnudaba las falencias de los verdolagas que se vieron chiquitos ante los de Torreón. Luego apareció a los 32 y 38 y esto ya pintaba mal.

El portero mexicano Jonathan Orozco pidió el periódico para entretenerse en el primer tiempo, llegaron al 40 y no sabía lo que era el peligro, así es imposible; Santos le hizo el ABC a Marathón dominando el encuentro como si fuese un entrenamiento. Así finalizó una primera parte que anunciaba una masacre en el Olímpico.

COMPLEMENTO DE APLANADORA

Vargas supo que con Carlo Costly los mexicanos iban a tener un recelo, aunque ya no son los tiempos de vino y rosa, pero cuando entró al campo, por fin pudieron acercarse al marco rival. Lo hicieron con un contragolpe con Arboleda pero la defensa santista supo resolver y alejar el peligro y la primera llegada del monstruo.

Cuando tienes un equipo sólido acostumbrado a competir con equipos millonarios en su país debes tomar precauciones. Marathón se abrió y eso era una autopista para el rival que aprovechó amarrar los cabos y saltar a navegar con las velas desplegadas.

El reloj marcó cuatro minutos del segundo tiempo Matheu Doria, aprovechó un balón que quedó en el área y con gran clase venció nuevamente a Torres y era el cuarto de la noche, de la noche de terror y pesadilla para los marathones que le pedían de rodillas a los santos por un milagro.

Ese milagro apareció un minuto más tarde, cuando en un contragolpe apareció Carlo Costly que con su experiencia resolvió una acción en el área recortando para Marlon “Machuca” Ramírez que había ingresado de cambio y puso el descuento. La gente del verde pudo desahogarse y festejar el descuento.

Pero el Santos lejos de doblegarse, tomó oxígino, se reagrupó y cambio de estrategia, vinieron los cambios y eso le dio otra cara. Volvieron al ataque como lobos tras una manada de impalas y acorralaron nuevamente al monstruo. Marlos Moreno que tenía algunos minutos en la cancha, remató un remate que vomitó el portero Torres y puso el quinto. Era una manito cruel la que estaban firmando en terreno catracho.

Pero en una fiesta de goles no podía faltar la figura santista, el argentino Julio Furch como un pintor con su pincel, se sacó una maravilla, al rematar desde fuera del área al ver salido a Torres y poner el sexto. Marathón solo le quedó un poco de pundonor y Yustin Arboleda puso el descuento al 74 para cerrar una noche fea para los verdes que tienen que ir a Torreón a buscar un milagro o evitar una paliza igual o peor.

Alineaciones

Marathón: Denovan Torres; Bryan Barrios, Bryan Johnson, Samuel Córdova, Kevin Espinoza; Alan Banegas, Bryan Martínez, Edwin Solano; Carlo Costly y Yusting Arboleda.

Santos: Jonathan Orozco; Javier Abella; Matheus Doria, Martín Nervo, Gerardo Artega; José Juan Vázquez, Diego Valdés, Brian Lozano, Javier Correa; Ayrton Preciado y Julio Furch.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias