Los días de Marcelo Canales en La Ceiba: esposo, futbolista y hombre de negocios

El centrocampista hondureño invirtió sabiamente su dinero en una escuela de fútbol privada y una rentadora de autos en su ciudad natal. Conocé su historia.

Marcelo Canales en sus pasajes como futbolista y empresario en la ciudad de La Ceiba. Foto: Edgar Witty
Marcelo Canales en sus pasajes como futbolista y empresario en la ciudad de La Ceiba. Foto: Edgar Witty *
Edgar Witty

“Ring, ring, ring” ¡Suena el despertador! Son las 6 AM y el día comienza para el futbolista hondureño Marcelo Canales con una oración de agradecimiento al cielo, un beso a su esposa Martha García, tatuado en una mirada penetrante aún después de 11 meses de haberse casado.

La puerta principal se escucha abrir, es el centrocampista camino a dejar a su amada al trabajo luciendo una indumentaria deportiva, listo para salir a correr minutos después y mantenerse en forma tras cerrar una temporada dramática para el Vida en donde privó al equipo de jugar los partidos por la permanencia en la Primera División.

Unas horas antes del mediodía, cuando el sol impera fuerte con sus rayos violentos sobre la ciudad de La Ceiba, Canales regresa a casa, almuerza y toma su ruta a Seven Rent a Car, agencia en cual ha invertido junto a sus amigos Julio Solórzano y Eduardo Acosta pensando en el futuro.

Ahora de vacaciones con la inactividad del Vida, el jugador de 28 años de edad, quien quedó como agente libre, yace sus tardes como un empleado más hasta que culmina a las 4 PM para trasladarse a otro punto: La Escuela Pro-Soccer Marcelo Canales.

IMG_8100.1(800x600)

Martha García posa junto su pareja y futbolista Marcelo Canales.

Te puede interesar: Marcelo Canales y la predicción con la salvación del Vida

El pasaje de Marcelo Canales por el fútbol en equipos como el Vida, Olimpia y Selección Nacional de Honduras, se ha traducido en éxito, al menos en el plano económico sucedido de sus ahorros, acción que ha dado lugar a inversiones con las cuales busca asegurar un futuro estable antes que su luz se apague en esta vida. Ahora más allá de correr detrás de un balón, es un empresario.

“La carrera del futbolista es corta, no sabemos lo que puede ocurrir, pero tenemos que hacer realidad los proyectos que tenemos en mente, esperamos que más adelante de frutos y que podamos producir cosas importantes para la ciudad. Vamos de a poco, pero estamos encaminados en ello”, detalló el futbolista Marcelo Canales.

La compañía de Martha García ha sido un pilar importante en su carrera, mujer que ha hecho de él un hombre prudente. ”Este proyecto ya lo habíamos planificado con mi esposa que queríamos poner una escuela de fútbol, algo que le llame la atención a los niños que quiera involucrarse en el deporte y que además se dejen instruir”.

“Es privada, pero no le cerramos las puertas a los niños de escasos recurso, nosotros buscamos la forma en cómo ayudarles, también si hay alguien que quiera apadrinar también puede hacerlo. Aparte de formarlos queremos que cuando sean grandes sean buenas personas en la sociedad”, detalla.

¿Una mirada a lo que quiere ser en el futuro? Esa esa una pregunta que Marcelo no sabe con claridad la respuesta, pero disfruta de entrenar a los niños en apoyo del profesor David Fúnez (actual encargado) y el guardameta Obed Enamorado.

IMG_8103.1(800x600)

El elenco de la escuela: Obed Enamorado, David Fúnez y Marcelo Canales.

“De niño no me lo imaginé así, tampoco ser un futbolista profesional, pero gracias a Dios se me dio la oportunidad en el Vida, también con Dios porque uno no se imagina las cosas que Él puede hacer”, cerró.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias