Reinieri Mayorquín y su mensaje como cristiano por tantas amarillas y rojas

Reinieri Mayorquín se pronunció en redes sociales tras la tarjeta roja que recibió ante Real España.

Reinieri Mayorquín se desahogó en sus redes sociales por el temas de las tarjetas en su carrera.
Reinieri Mayorquín se desahogó en sus redes sociales por el temas de las tarjetas en su carrera. */ �
Redacción

Reinieri Mayorquín fue una vez más expulsado en su carrera y esta vez en el Motagua-Real España, cotejo donde los azules ganaron 1-0 con anotación de Rubilio Castillo.

Mayorquín es sin duda alguna uno de los jugadores con más cartulinas en Liga Nacional y muchos le recriminan su forma tomando en cuenta que es cristiano.

VER: TABLA DE POSICIONES DE LA LIGA NACIONAL DE HONDURAS

El volante de contención es un hombre que predica el evangelio y ante la rudeza que muestra en ciertos momentos es que ha recibido muchos comentarios por sus tarjetas, mismas que son casi en todos los duelos.

El jugador de Motagua se desahogó en redes sociales y expuso algunas de las situaciones que ha vivido en los terrenos de juegos, esto lo hizo en su cuenta de Facebook.

CARTA DE REINIERI MAYORQUÍN EN REDES SOCIALES:

Decidí entregarme a la voluntad de Dios, decidí hacer con mi vida lo que Dios quiere que yo haga, ahora me tocó ser futbolista y ser futbolista cristiano decidido a servir al Señor, el costo es mayor.

Soy alguien con un carácter que Dios todavia sigue moldeando, muchos quieren que por el hecho de ser cristiano deje de marcar fuerte, me han dicho que hasta eso es pecado jeje y quieren que por ser cristiano deje pasar al contrario a echar un gol.

Cada partido que voy a jugar no solo esta la presión de hacer un buen trabajo, marcar bien, marcar fuerte y tratar de destruir el juego del rival, porque a causa de eso me encuentro contrarios que lo primero que me dicen "sos cristiano no podés marcar así", "sos un falso cristiano, mira cómo marcás", "te la tirás de cristiano y aquí venís a hacer lo contrario", "dedicate a predicar mejor".

Entre tantas ofensas y cosas que dicen por el hecho de ser un hijo de Dios o cristiano que solo busca hacer lo que Dios quiere que haga.

No busco dar lástima, asumo mi responsabilidad cuando me equivoco pero ayer fue un momento donde el vaso se rebalsó por tantos insultos y ofensas por el hecho de ser cristiano. Esto lo vivo desde hace mucho y en cada partido.

Salí fustrado, por eso me senté y lancé una bolsa con agua al suelo y el cuarto árbitro me vio y por eso se produjo la expulsión. Ya aprendí y reflexioné con lo de ayer y seguro me servirá de mucho en este camino que me espera.

Aprenderé de esto y seguiré porque bienaventurados somos cuando por causa del nombre de Jesús somos insultados, calumniados e ofendidos.

Dios te bendiga. RM-6.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias