"Muma" Fernández: sus orígenes en Triunfo de la Cruz; una tía olimpista y su fichaje frustrado por el Marathón

DIEZ visitó la tierra natal del futbolista de Motagua, Carlos Fernández. Sus familiares nos recibieron en la puerta de su hogar, nos hablaron de su niñez y superación.

Por Edgar Witty

En las últimas semanas en la Liga Nacional de Honduras el nombre del futbolista del Motagua, Carlos 'Muma' Fernández, se ha puesto de moda.

Sus grandes actuaciones con el ciclón han puesto en órbita a un futbolista que ha tenido que vivir toda una travesía en su carrera deportiva para dar a conocer todo ese talento natural que Dios le dio. Una velocidad descomunal, calidad técnica y una habilidad para conducir la pelota.

En Honduras está en boca de todos y es por eso que emprendimos un viaje hasta el lugar que le vio nacer, crecer y acompañar en sus primeros pasos como futbolista.

Es muy temprano por la mañana (martes 2 de marzo) y el sol apenas refleja sus destellos sobre la carretera CA-13 en la costa norte de Honduras. Nuestro destino es la comunidad garífuna de Triunfo de la Cruz,ubicada en el municipio de Tela, Atlántida.

Para ubicarnos mejor, estamos a unos 110 kilómetros de distancia desde La Ceiba. Aquí en Triunfo de la Cruz, el ambiente es cálido y su población es acogedora. La mayor parte del tiempo sobreviven de la pesca, turismo, gastronomía y las remesas, pero todo esto ha sido bastante golpeado en el último año debido a la pandemia de la Covid 19.

Lo interesante es que Carlos Fernández no nació en el Triunfo, sino en la comunidad garífuna de Corozal, esto en La Ceiba, Atlántida, pero estas fructíferas tierras frente a las bellas playas del Mar Atlántico se convirtieron en su hogar desde los ocho años hasta que se hizo joven y decidió emprender su aventura en busca de hacerse profesional del fútbol.

Hemos conocido que de su pasado no le apena nada, la “Muma”, como le dicen de cariño, vendió pan de coco, pescado, trabajó de cobrador en rapiditos, jugaba por la tarde y estudiaba de noche hasta graduarse de la carrera de Administración de Empresas.

Te puede interesar: Muma Fernández entre los futbolistas más rápidos de la Liga Nacional de Honduras

ORÍGENES HUMILDES

Visitar "Trinity" (seudónimo de Triunfo de la Cruz en traducido del inglés: trinidad) es sentirte en casa y así nos sentimos con el equipo de DIEZ, compuesto por su servidor Edgar Witty, Carlos y Daniel Sambulá. Llegamos muy temprano al hogar de los familiares del futbolista de Motagua, que está causando gratas sensaciones en la Liga Nacional y que incluso, se habla de un posible llamado a la Bicolor catracha por parte de Fabián Coito.

Eso sí, a pesar de que el Triunfo de la Cruz es una pequeña comunidad, increíblemente nos perdimos en la búsqueda de la casa de los Fernández. Después de varios minutos, encontramos la vivienda construida de bloque y justo detrás de la casa de doña Eugenia Colón Valerio, madre de Antony "Choco" Lozano.

Familiares de Carlos 'Muma' Fernaández en Triunfo de la Cruz

Carlos, que tiene 29 años, es el menor entre cinco hermanos (Kenny, Anderson, Karla y Nasly). Hace 18 años falleció su padre, Bonifacio Fernández, y su madre, doña Sandra Martínez, reside en Estados Unidos.

En esta comunidad quedaron su abuela Francisca Castillo, hermanos y demás familiares, viviendo fuera de lujos, pero en un humilde lugar donde no falta el amor y la felicidad.

Anderson Fernández es uno de sus hermanos mayores y recuerda con alegría una de las promesas que le hizo 'Muma' cuando estaban pequeños. Ahora que lo ve saboreando las mieles del triunfo, se llena de nostalgia, al igual que toda su familia.

"Desde pequeño se le miraban los dotes, en su momento me dijo que quería jugar en Europa, pero quería empezar desde abajo hacia arriba, le dije que si era su sueño se podía cumplir. Cuando lo veo por la televisión me siento orgulloso de mi hermano porque es un gran logro tenerlo allí. Mi deseo es verlo campeón, e igual él está esperando que lo convoquen a la selección", recordó con alegría.

Anderson Fernández, hermano mayor de Carlos Fernández

La visita a su hogar nos permitió contemplar el aposento, donde solía dormir 'Muma" Fernández antes de dar el salto al extranjero y ahora, cuando regresa de vacaciones y está en casa.

La pequeña habitación tiene un significado especial y en las paredes guarda recortes de periódicos en donde alababan sus actuaciones en otros clubes donde militó en el pasado.

Mili Martínez, prima de Carlos Fernández.

Ver: Cosas que debes saber sobre 'Muma' Fernández, futbolista hondureño destacado

Su prima, Mili Martínez, ha sido testigo de ello y recuerda que: "He estado cerca de él, como cuando luchó tratando de conseguir un equipo en Honduras que lamentablemente le costó, tuvo que irse hasta Guatemala y luego Uruguay. Siempre luchó, lo único que puedo decir es que va a dar todo en el equipo donde esté".

"Lo he visto llorar, él no quería irse de Honduras, quería quedarse aquí y buscar un equipo. Es difícil tomar la decisión de irte para un país que no conoces y dejar atrás a su familia. Yo lo vi sufrir por sus sueños, pensaba en que cualquier cosa podía pasar por allá. Yo no quería que se viniera a Honduras, pero espero que mi primo siga callando bocas", añadió.

UNA FAMILIA DIVIVIDA ENTRE MOTAGUA Y OLIMPIA

Además de ser una familia muy unida, la pasión por el fútbol se respira en cada uno de sus miembros y en cada centímetro de su hogar.

Pero esa pasión, al menos por los colores de sus equipos favoritos en Honduras, está dividida. Por ejemplo, su tía, Romeli Ávila Castillo, es hincha del Olimpia, pero desde ahora, su corazón se partirá en dos para seguir a su sobrino.

"Yo soy olimpista desde mi infancia, pero todos los días hablo con él. Yo le digo, -hijo yo soy olimpista, y a mí me duele que estés con el Motagua, pero uno tiene que estar donde puede. Motagua lo contrató, pues allí está y como familia tenemos que estar con él, así que lo siento por Olimpia. En las buenas y en las malas tengo que estar con él. Yo sé que a Carlos le esperan muchas cosas más. Espero que siga adelante, nosotros estamos con él y lo vamos apoyar", expresó entre signos de alegría.

La tía olimpista de Carlos Fernández, Romeli Castillo

En cambio, su madre Sandra Martínez, sí es aficionada de Motagua, razón de su mayor alegría al ver a hijo defender la camiseta de los azules. "Es una alegría que mi hijo está jugando en el equipo que ha sido mi favorito, siempre he seguido los partidos de Motagua".

UNA MADRE ORGULLOSA

La historia detrás de Carlos Fernández es como muchos jóvenes talentosos de Honduras que buscan en el fútbol una salida para crecer económicamente y poder sacar a adelante a su familia.

Su progenitora, relata que su infancia fue buena, pero que muchas veces no le cumplió el deseo de comprarle un par de tacos ya que debía elegir entre eso o la comida para el hogar.

“Fue un muchacho alegre, inquieto, pero buen hijo. Siempre dijo que jugaría pelota. Él me ayudaba a vender pan de coco, sabía amasar y me ayudada a pelar coco. Siempre me comentaba que quería tacos, que quería entrenar en el campo, pero yo no podía comprarle tacos, prefería comprar comida, la situación era difícil", nos contó vía llamada desde Nueva Orleans, Luisiana.

- ¿Una promesa cumplida? - "Me dijo en la playa, mami, voy a llegar a ser alguien para no seguir vendiendo pan de coco y ayudarle", expresaba mientras rompía en llanto.

"Sí, he derramado lágrimas de alegría por verlo cumplir sus sueños. Espero que Dios le siga bendiciendo siempre y que le dé más oportunidades de seguir jugando bien. Me gustaría verlo en la selección de Honduras", siguió.

Con respecto a su papá, cerca de dos décadas cumplirá de fallecido, don Bonifacio Fernández, padre de Carlos, pero 'Muma' nunca olvidará sus palabras, mismas que lo han encaminado a sobresalir y a nunca rendirse por sus sueños.

"Yo recuerdo a mi padre como uno luchador, estaba pendiente de cada uno de mis hermanos. Nos enseñó cómo ganarnos la vida. Me dijo que luchara por lo que quisiera, que nada era imposible. Eso me marcó la vida, soy una persona ambiciosa, yo luché y ahora soy profesional", manifestó.

PUDO HABER FICHADO POR EL MARATHÓN

Bien dicen que el talento crea sus propias oportunidades y el licenciado en Educación Física, Elvin Aquino, puede dar fe de eso, pues fue uno de los primeros entrenadores de 'Carlitos' en el Centro Básico Esteban Guardiola de esta comunidad.

“Desde que vi la primera vez que tocó un balón, supe del talento que él tenía como futbolista, un jugador rápido. Es raro encontrar a un jugador rápido como él y con excelente dominio del balón, fue allí donde me di cuenta que él marcaba diferencia. Dominaba los dos perfiles; era increíble verlo, supe que podía salir al extranjero en cualquier momento. Él marcaba una diferencia enorme, agarraba el balón y no había defensa que lo parara. Lo usábamos de centro delantero, llegaba bien en el juego aéreo", señaló.

Ex entrenador de Carlos 'Muma' Fernández, Elvin Aquino. En su celular muestra una de las fotografías del jugador de Motagua en su equipo infantil.

Según Elvin Aquino, Carlos Fernández pudo haber evitado salir del país hace muchos años, sin embargo, en Marathón le cerraron las puertas.

"A mí me llena de orgullo verlo triunfar, esa es la satisfacción que uno tiene, que, con el trabajo realizado de base con él, cambió su proyecto de vida, de lo contrario aquí anduviera haciendo nada. Aquí hay otros como él; en su momento quisimos ayudarle a salir, fuimos a hacer prueba en Marathón, pero lastimosamente no se quedó en esa ocasión, pero yo le dije a Pastor Martínez y 'Palic' Castillo que ese era el jugador que ellos tenían que escoger", detalló.

Finalmente, manifestó que su deseo es que siga prosperando y asegura que tiene madera para ser convocado a la Selección Nacional de Honduras.

"Lo veo en la selección de Honduras, siempre le he dicho que merecía una oportunidad desde que estaba en Guatemala, lastimosamente en nuestro país hay jugadores que los técnicos no los observan. Cuando estaba en Uruguay le dije que tratara de hacer lo mejor, yo ya lo veo en la selección. Espero que siga triunfando, que le ayude a su familia y que siempre mantenga la humildad y recuerde sus raíces", cerró.

Una comunidad que acoge a una familia humilde, que, como otras, se sienten muy orgullosos de lo que, en este caso Carlos la “Muma” Fernández, está logrando.

Nos despedimos del Triunfo de la Cruz o de “Trinity”, donde profundizamos en la historia de Carlos Roberto Fernández. Un joven dedicado que nunca se da por vencido y que hoy espera seguir cumpliendo sus sueños. Su viaje no ha sido fácil, pero por ahora su presente es muy bueno, y, además, tiene hacia adelante muchas metas que cumplir aún.

DE INTERÉS:

Carlos Fernández Inició su carrera en Liga de Ascenso de Honduras, sobresalió en Guatemala durante cinco años en clubes como Santa Lucía Cotzumalguapa o Deportivo Siquinalá, hasta dar el salto a Uruguay, donde fue figura en Cerro Largo logrando ascenso a la Primera División y en Fénix, donde disputó Copa Sudamericana. Posteriormente fichó por el Motagua, su actual club.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias