El blog de Orlando Ponce: "Entrenadores argentinos del Motagua y Olimpia exportan vandalismo y comportamiento chusma"

Orlando Ponce calificó de 'vergüenza' y 'ridículo internacional' lo ocurrido en el clásico Olimpia vs. Motagua en Nueva Jersey y pidió a autoridades actuar contra Diego Vázquez y Pedro Troglio.

Orlando Ponce en su blog pide a las autoridades actuar contra Pedro Troglio y Diego Vázquez por la violencia que provocan.
Orlando Ponce en su blog pide a las autoridades actuar contra Pedro Troglio y Diego Vázquez por la violencia que provocan. *
Por Orlando Ponce Morazán

Ahora no les basta con generar e incitar a hechos violentos en las Honduras sino que los han transportado a otras latitudes, como el ejemplo de lo que sucedió vergonzosamente el domingo pasado en Harrison,New Jersey, Estados Unidos en el denominado clásico Olimpia-Motagua, con los técnicos argentinos Diego Vázquez y Pedro Troglio como villanos de las película.

Resulta absolutamente repudiable que la violencia con la que infortunadamente convivimos en el país por diferentes razones, tenga que exportarse a los Estados Unidos, país que nos ha abierto las puertas para el desarrollo de estos eventos deportivos, con ganancias en dólares para los clubes en referencia, en tiempos de crisis económica por la pandemia.

Los efectos, con respecto a imagen de percepción a nivel local y sobre todo internacional, con la difusión de videos de compañías como CNN, Univision, CBS y NBC son enormemente negativas y pueden generar consecuencias que nosotros no estamos evaluando.

Como retrospectiva el técnico del Motagua, Diego Vázquez, cliente de expulsiones permanentes en la liga del Indio Lempira, ya había sido expulsado en el primero de los dos encuentros de la gira por USA, el cual finalizó empatado sin goles en Charlotte, Carolina del Norte.

Después de eso,me quedé extasiado con unas imágenes con fotos y vídeos de Vázquez y Pedro Troglio fundidos en interminables abrazos y poses de 'comer en el mismo plato", toda una mentira como las novelas del rico y el pobre.

228757556_251898916746004_3603166232446703607_n(800x600)

El segundo encuentro comprendido en una doble jornada en el Red Bull Arena con el estelar de dos equipos colombianos; América de Cali y el Independiente Medellín, ya fue transmitido por TVC y aunque no se pudieron ver todas las imágenes de lo que pasó, con lo visto y videos de aficionados quedó en evidencia el comportamiento de vandalismo y de hechos violentos de entrenadores, jugadores y barras de estos equipos que se tienen apología por siempre.

Al final de la primera parte se pudo ver como Diego Vázquez cayó al suelo producto de un empujón del futbolista colombiano Yustin Arboleda, una cobarde patada de Germán Mejía contra Iván López, golpes y agresiones de ambos bandos.

Producto de todos los acontecimientos hay versiones del Olimpia y Motagua a su conveniencia, fueron expulsados Troglio y Vázquez, involucrados ambos en los hechos violentos, según delatan las imágenes mezcladas.

Polemica.166(800x600)

En una actitud de futbolista de la calle Mejía, quien había sido expulsado en la trifulca, regresó en el segundo tiempo como que si nada y con poses de reusarse a salir lo que provocó que el árbitro y sus auxiliares abandonaran la cancha y regresaran hasta que el jugador fue convencido de retirarse.

Con Mejía, Troglio y Vázquez expulsados igual hubo otro conato de bronca, esta vez del lado olimpista con reclamos airados al árbitro porque solo dio un minuto de reposición. Todo esto se derivó porque el Albo anotó el 3-2 en el final del encuentro, a través de Arboleda, y quería más tiempo para ver si empataba el choque.

Luego se hicieron virales videos en lo que se ven ven imágenes dantescas de peleas de las barras del Olimpia y Motagua ,previo al encuentro y al final de la masa olimpista con la barra del América de Cali.

Como saldo de todo esto resultaron varios aficionados heridos, detenidos y personas dañadas con los los vidrios de sus carros rotos. Para mayor escándalo tuvo que moverse un fuerte dispositivo policial para frenar la ola de ataques entre barristas.

Los dos clubes emitieron sendos comunicados para lamentar y condenar los hechos y desmarcarse de lo que hacen sus barras, en este extremo específicamente los merengues, pero no consigna la apertura de investigaciones para castigar a los responsables.

Como los clubes, la Liga Nacional y la Fenafuth al final no hacen nada, el estado a través de sus jurisdicciones debe actuar en contra de estos extranjeros o naturalizados que provocan violencia desde el deporte con sus permisos de trabajo o de residencia.

Primero era una guerra sin cuartel entre Vázquez y Héctor Vargas, con varios tontos útiles y ahora el odio lo desatan entre ellos, y lo llevan a otros escenarios Vázquez y Troglio con una descomposición que ya requiere erradicarla.

A juzgar por sus palabras, ambos se escudan que vienen de la calle, de los potreros, de la pobreza y la miseria etc., y que no les importa lo que opine la sociedad intelectual del país, pero que no jodan más al alicaído fútbol hondureño.