Blogs

El blog del doctor Elmer López: 'El Covid-19 en la Selección de Fútbol de Honduras en Copa Oro'

El doctor Elmer López en su blog asegura que los jugadores de la Selección de Honduras se contagiaron de covid-19 estando ya en el hotel de concentración de la ciudad de Houston.

2021-07-27

Lo que pasó con los casos de Covid-19 dentro de la Selección Nacional de Fútbol, y que afectó su participación en la reciente Copa de Oro, no es más que un vivo reflejo de lo que está ocurriendo actualmente en el país.

La gente se contagia en sus casas, cuando un familiar llega contagiado de otro lugar, que generalmente es un lugar donde hay aglomeración de personas que no utilizaron bien la mascarilla.

Sitios como los restaurantes o bares, reuniones sociales de la familia o del trabajo, en donde la gente se quita la mascarilla para comer o beber, son las mayores fuentes de contagio. La forma principal de contagio es a través del aire, especialmente en ambientes cerrados o donde el aire recircula por los sistemas de aire acondicionado. Contrario a lo que inicialmente se pensó, la forma de contagio a través de objetos o superficies contaminadas es extremadamente rara.

$!Foto: Diez

Por eso, el correcto uso de la mascarilla es lo más importante. La mascarilla es el arma más valiosa en la guerra contra el coronavirus. Si todos la utilizáramos correctamente por dos semanas, la pandemia ya estaría controlada.

Si todos utilizan mascarillas quirúrgicas (descartables) al mismo tiempo, nadie se infecta, pero si no todos la utilizan, los demás deben de utilizar una mascarilla N-95 para prevenir el contagio. Por eso, y que me perdone Jerry Bengtson, el hecho de que él era el único que utilizaba una mascarilla en el terreno de juego, no lo prevenía de contagiarse, pues debía de ser una N-95.

Recordemos que el hecho de estar vacunado no elimina la posibilidad de contagio, por lo que nadie debe de confiarse, por lo menos hasta que la mayor parte de la población esté inmunizada. Lo que sí logra la vacuna, es que protege de sufrir las formas severas y potencialmente mortales de la enfermedad.

Un futbolista, independientemente de que ya esté vacunado o no, debido a que tiene un cuerpo sano y atlético, sufre por lo general una forma asintomática o leve de la enfermedad. Sin embargo, aunque el futbolista no tenga síntomas es capaz de transmitir la infección, en especial a su familia donde puede haber personas con riesgo de tener una enfermedad severa como ser las personas de tercera edad o personas con enfermedades de base.

Ahora, tomando en cuenta que los primeros dos futbolistas de la Selección Nacional salieron positivos por la prueba de PCR el sábado 17 de julio previo al partido contra Panamá, ya que el día 13 de julio previo al partido contra Granada todos salieron negativos, podemos inferir que se infectaron entre el 10 al 14 de julio estando ya en el hotel de concentración de la ciudad de Houston, pues el equipo partió de San Pedro Sula el viernes 9.

$!Foto: Diez

Lo que nos indica que no se siguieron las medidas de bioprotección recomendadas para este tipo de eventos. Posteriormente, debido a la convivencia de grupo, se fue infectando el resto de jugadores y cuerpo técnico con todas las consecuencias físicas, mentales y emocionales para el resto del de por sí ya mermado plantel, y que definitivamente incidió en los resultados obtenidos.

Cuando mencioné al inicio, que lo que ocurrió en la selección Nacional era un vívido reflejo de la situación de la pandemia imperante en el país, me refería a que, como típicos hondureños, hacemos caso omiso a las instrucciones y medidas de bioseguridad establecidas, por lo que continuamos inmersos en esta catastrófica crisis sanitaria de la cual aún no hay visos de solución.

Por lo menos en el fútbol, queda la esperanza de sacarnos el clavo de la goleada de México, durante las eliminatorias a la Copa del Mundo que están a la vuelta de la esquina, pero con la situación de nuestro país, la cosa está complicada y va para largo.

La mascarilla, querido Sancho, la mascarilla.