Jonathan Rougier: “Si a alguien le hace feliz reírse de la desgracia ajena, es muy pobre de cabeza”

El portero le mandó un mensaje a quienes emitieron burlas por la derrota de Motagua en la final de Liga Concacaf.

Jonathan Rougier salió muy tocado tras perder la final de Liga Concacaf.
Jonathan Rougier salió muy tocado tras perder la final de Liga Concacaf. *
Julio Cruz

Muy dolido y era de esperarse. Así encontraba Jonathan Rougier tras la pérdida de la Liga Concacaf ante Saprissa en el Nacional. El arquero argentino consideró que el arbitraje de César Ramos les perjudicó y que no fue justo el resultado.

Parte de su análisis se trasladó a dicho factor y las dudas en el gol anulado a Roberto Moreira, sumado a la acción del primer tiempo donde se pitó un offside a Marcelo Estigarribia.

“Sentimos el afecto y el cariño de toda la gente. Sentimos que no era justo y que te arrebanten un gol que considero fue lícito por lo que estuvimos viendo, un posible penal en el primer tiempo y ver el sacrificio de los compañeros dolió mucho”, inició contando.

¿Qué le faltó a Motagua? Se le preguntó, Rougier contestó: “La justicia porque hicimos un gol válido y con argumentos que no vienen a la palabra justicia, nos quitaron un gol que pudo haber dado alargue. Ellos ya estaban muy cansados y posiblemente en el alargue podríamos tener una chance más”.

Asimismo el portero mencionó que habían aprendido de los errores del pasado y que este título ha sido el que más le ha dolido perder.

“Un arbitraje permisivo para los dos lados, no me gustó que hizo muchas señas con el tiempo y solo dio cuatro cuando debía dar más. Posiblemente ha sido el título más duro de perder porque estuvimos muy cerca, era nuestra segunda final consecutiva en este torneo y habíamos aprendido del error que nos sucedió ante Herediano, con un gol las cosas iban a cambiar”.

Para finalizar, Rougier le mandó un mensaje a las personas que se burlan por la derrota del equipo contrario.

“Es parte del fútbol, hay que aprender a entenderlo y saber con qué intención. Respirar y pensar, si alguien le hace feliz reírse de la desgracia ajena es muy pobre de cabeza, hay que darle importancia realmente a lo se merece”.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias