El presidente del PSG, Nasser Al Khelaifi, dispara contra el Real Madrid y Barcelona

Al Khelaifi ha cargado contra los equipos fundadores de la Superliga europea, donde Real Madrid, Barcelona y Juventus se mantienen firmes.

'La Superliga no pretendía defender el fútbol', dice presidente del PSG, Nasser Al Khelaifi.
'La Superliga no pretendía defender el fútbol', dice presidente del PSG, Nasser Al Khelaifi. *
AFP

El fallido proyecto de la Superliga europea, anunciado en abril por doce grandes clubes y que días después se vino abajo, "no pretendía defender los intereses del fútbol", declaró a la AFP el presidente del París Saint-Germain, Nasser Al Khelaifi, para quien la Liga de Campeones debe ser "preservada".

Barcelona, Real Madrid y la Juventus se mantienen firmes en este proyecto y el presidente del PSG no ha dudado en cargar contra estos fundadores de la Superliga.

"El fútbol existe desde hace años y años. La Superliga no pretendía defender los intereses del fútbol", estimó el dirigente en declaraciones transmitidas a la AFP.

"Puedes contemplar cambios, pero no romper la tradición de que cada club pueda aspirar a alcanzar sus sueños", insistió el presidente del PSG, que se mantuvo leal a la UEFA y a su Liga de Campeones (antes Copa de Europa), la competición emblema del fútbol europeo desde 1955.

Ver: UEFA puede dejar afuera de la Champions al Real Madrid, Barcelona y Juventus

Como recompensa a no formar parte de los clubes 'rebeldes', Al Khelaifi fue nombrado al frente de la Asociación Europea de Clubes (ECA), en lugar del desacreditado Andrea Agnelli (Juventus), uno de los líderes de la Superliga.

Para el dirigente catarí, el hecho de que el proyecto de Superliga preveía reunir cada temporada a 15 clubes "fundadores" clasificados de oficio y únicamente a cinco equipos seleccionados por criterios deportivos era una línea roja en total oposición con la tradición meritocrática del fútbol europeo.


Florentino Pérez es quien lidera la creación de una Superliga europea, misma que ha sido muy cuestionada por el presidente del PSG.

"Todos los equipos deben tener la posibilidad de participar algún día en las principales competiciones, manteniéndose baja el ala de la UEFA", señaló Al Khelaifi a la AFP, asegurando que está abierto a que haya evoluciones del formato de la competición reina.

"La Liga de Campeones es una marca muy sólida, que debe ser preservada, pero siempre tenemos que poder adaptarnos al mercado y eso es una realidad para todas las competiciones, nacionales o internacionales", concluyó.

La UEFA emprendió en los últimos meses una profunda reforma de la Liga de Campeones para la etapa que comenzará en 2024, contemplando pasar de 32 a 36 participantes y añadiendo cien partidos suplementarios a cada edición. El nuevo formato sigue el ejemplo de las competiciones de ajedrez para reemplazar la actual fase de grupos.

Ese formato, considerado por muchos demasiado complicado, ha suscitado críticas, especialmente por sobrecargar todavía más el calendario.

De manera paralela, la UEFA abrió expedientes disciplinarios a Real Madrid, Barcelona y Juventus, los tres clubes que todavía no renunciaron al proyecto de Superliga europea.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias