Fabián Coito: "La selección no se abre para todos, está reservada para los mejores"

Fabián Coito ha brindado su primera conferencia oficial como seleccionador de Honduras.

Redacción DIEZ

Con una fluidez al hablar y un léxico amplio, el entrenador uruguayo Fabián Coito fue presentado este jueves como nuevo seleccionador de Honduras en la ciudad de Tegucigalpa.

El charrúa de 51 años llegó a las 11:30 de la mañana al país acompañado de Miguel Falero, su asistente, y su preparador físico Sebastián Urrutia, inmediatamente fueron trasladados al banco donde fue presentado y conversó por primera vez con todos los periodistas.

En su discurso Coito fue claro que las puertas de la Bicolor están abierta para todos ya sea jóvenes o veteranos, pero tienen que estar en un nivel superior al resto para ser tomados en cuenta.

¿Qué tiene Fabián Coito para que Honduras se ilusione?
Volcar toda mi experiencia vivida en los últimos años en algo parecido a lo que es el fútbol uruguayo en cuanto a sus características, su ilusión y el vínculo fuerte entre su Selección Nacional y la afición.

He aprendido desde selecciones juveniles ver a jugadores llegar a la mayor, entonces hay que intentar hacerlo en este nuevo desafío por delante.

Pero más que hablar es mejor trabajar y estar preparado para llevar la causa y situaciones que no siempre son a favor y tener la capacidad de revertir cosas y sacar resultados.

¿Qué promete?
En el fútbol hay algo que no lo sabe nadie y es el resultado y quien prometa o anticipe uno, está intentando adivinar.

El objetivo sí lo puedo decir que es posicionar el fútbol hondureño, la identidad con su gente y que el jugador luche por participar en la Selección y esa es tarea del seleccionador de generar ese ambiente y que eso nos lleve al objetivo grande que es clasificar al Mundial, después, si sale o no, con el paso del tiempo lo iremos viendo, pero eso es lo que prometo: trabajo y dedicación.

¿Esa H qué representa para usted porque para el hondureño es mucho?
Es muy fuerte ser entrenador de la selección nacional. Para mí volver a un país en el cual jugué después de 25 años y de donde tengo recuerdos lindos de mi club, de mis compañeros, del torneo y ahora retornar como DT es emocionante, es una gran responsabilidad y desafío. Voy a intentarlo todo hasta que las posibilidades no los permitan y eso sí puedo prometerlo.

Los tres procesos con con colombianos no convenció en los futbolístico ¿nos puede hablar de su estilo?
No hay recetas para jugar al fútbol. Cada uno lo intenta de la manera en que siente tiene capacidad de transmitirla.

El entrenador uruguayo se ha formado en un fútbol vertical y profundo y en la personalidad el futbolista hondureño es parecido al uruguayo en cuanto a garra, la lucha por el resultado y son características que no podemos perderla.

Pero más allá de eso, el fútbol va evolucionando hacia un juego donde también hay que tener cosas para ganar un partido; mi estilo es estimular al jugador y hacerlo sentir protagonista porque cuando llega el momento de jugar, ahí terminó el tiempo del entrenador por lo tanto quiero hacerlo sentir con armas para encarar el partido.

El estilo puede ir variando de acuerdo al partido, pero siempre la profundidad y verticalidad, a veces se puede y a veces no tanto. Vamos a ir marcando el estilo, no todo de una vez, pero sí en la idea y el juego de nuestro equipo.

¿Le recomendaron en Honduras sus asistentes?
Sebastián Urrutia (preparador físico) ha estado conmigo en Uruguay desde que iniciamos el proceso de selección, con Miguel Falero nos conocemos hace tiempo, me dirigió cuando era jugador, tenemos una linda amistad a través del tiempo , ahora surgió esta linda oportunidad, formamos el cuerpo técnico basándonos en su trabajo y experiencia en Honduras.

También Carlos Tábora que lo conozco por un curso que hicimos en Uruguay además eventos mundiales en juveniles, él estará integrado, no como entrenador, sino que relacione el fútbol juvenil.

¿Le preocupa el ranking que tiene Honduras en FIFA?
No me asusta la posición, es un punto de partida y nosotros lo que debemos es mirar hacia dónde vamos y qué pasa al momento de la llegada.

¿Fue tan buena la propuesta de Fenafuth para desistir de ir al Mundial de Polonia 2019?
Haber clasificado y tener la oportunidad de ser el entrenador en el Mundial lo he pensado, claro que sí, pero se ampliaban los tiempos y había que tomar decisiones.

Tener la consideración de dirigir una selección nacional y que una Federación me tomara en cuenta no solamente era gratificante, sino era un reconocimiento a un trabajo. Lo hablé con quien correspondía, tomé la decisión seguro de lo que decía y decidí no ir al Mundial, quedó claro con ellos, lo hablé, pero ahora encaro un nuevo desafío que para mí es el más importante desde que soy entrenador

¿Qué conoce de los legionarios?
Es fácil acceder a la información, hacemos un seguimiento en sus clubes y desde el punto de vista físico y queremos que ellos sientan deseos de venir y ese reconocimiento que no tiene valor.

La prensa, la afición y los dirigentes le piden mucho ¿usted que pide?
Respetar las áreas, trabajando cada uno en su espacio y desde su lugar intentar ayudar a lograr el objetivo que es ver a su selección en el Mundial.

Si cada uno respeta su área, si hacemos el trabajo nuestro de forma sincera, honesta y transparente eso irá en beneficio de todos, eso pedí y se los dije a los dirigentes, luchar codo a codo y haciendo fuerzas ante la adversidad, pero no invadiendo ni creyendo o queriendo hacer lo que corresponde a otros.

¿Quién tiene que adaptarse a quién sobre el tema de su estilo?
El nivel de todo equipo lo dan sus futbolistas trabajados por el entrenador y alineados detrás de una idea, por lo tanto ya te respondí.

Lógicamente hay que respetar la idiosincrasia, el estilo de juego, pero como todo entrenador hay un orden de cómo proceder tanto dentro y fuera del campo.

Como dije antes, el fútbol evoluciona en todo, así que el profesionalismo, su dedicación, disciplina y conducta de los que estamos sentados aquí, los futbolistas y la prensa debemos alinearnos a esa evolución que llega.

Un equipo debe priorizar el objetivo que es el equipo por encima de privilegios personales, eso quiere decir dejar cosas propias en beneficios del equipo.

¿Para usted tiene prioridad el jugador joven o el veterano que está participando como por ejemplo Donis Escober o definitivamente dará paso a una nueva generación?
Ser veterano no es malo porque goza de cosas que no tienen los jóvenes como lo es su experiencia y eso solo se logra con la repetición de situaciones y vamos incorporando cosas que el joven apenas las va consiguiendo, lógicamente el futbolista joven provee al equipo de cosas que solo un joven puede darlas, por lo tanto todos tienen un lugar en la selección y está reservado para los que están en el mejor momento.

Yo no divido entre jóvenes y veteranos, todos tienen un rol, vienen empujando generaciones nuevas porque buscan sus espacios y es la decisión del entrenador imaginar que es lo mejor para el próximo partido.

¿Seguirá jugando en San Pedro Sula o Tegucigalpa y si lo hará de tarde o noche?
Me gustaría responder la pregunta, pero es parte de lo que vamos a comenzar a trabajar desde hoy: El lugar, la sede, el beneficio, las dificultades al equipo rival que jueguen a favor nuestro. No hay una respuesta definitiva. La selección es de todo el país y vamos a evaluarlo.


AYUDA A COITO A ARMAR SU PRIMER 11 TITULAR



¿Cuándo comienza a trabajar en campo?
En marzo está la fecha FIFA y ya estamos dentro de la planificación para ese partido, tenemos algunas ideas de comenzar a trabajar en cancha, pero queremos cotejar con la Liga Nacional para no interferir en el rendimiento de los futbolistas en sus clubes.

Es bueno trabajar con futbolistas locales porque se les da la oportunidad de luchar por un lugar y para nosotros es importante porque vemos lo que de antemano no daba la impresión que fueran a hacer importantes por lo tanto elegiremos momentos para hacer algún partido y evaluar a esos futbolistas que estamos entrenando.

Pero quiero decir que la selección no es que se va a abrir para todos, no, la selección está reservada para los mejores, pero no abrirla como si fuera esto un entrenamiento para aspirantes, vamos a escuchar entrenadores, ver fútbol, informarnos de la competencia local y sacar conclusiones para redondear con la planificación.

¿Qué le dice a quienes creen que no tiene la experiencia necesaria y que le faltará ese rodaje para llegar al Mundial?
Estoy de acuerdo. Gran parte de lo que he hecho ha sido con juveniles, me animaría a decir que la Sub-20 de Uruguay está constituida por futbolistas profesionales, todos juegan en primera división y en esta última selección trajimos a nueve de Europa de grandes equipos por lo tanto esas experiencias me acercan al fútbol profesional más allá de algunas puntuales que he tenido en la mayor.

Aún así hay cosas que son transversales a la edad y es el respeto por el trabajo, la conducta, disciplina, y el vínculo entre técnico y futbolista porque cualquier persona que es tratada con respeto y dignidad, más allá de la edad, se involucra y se compromete con los objetivos por delante. Eso me permite imaginar que puedo llevar el trabajo con muchas posibilidades de lograr los objetivos por delante.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias