Erick Norales lo revela todo: la advertencia de Luis Suárez en la 'H' y su trabajo dentro de la mansión de Beyoncé

Erick Norales brindó una amplia entrevista a DIEZ desde Estados Unidos para hablar de su carrera, ahora retirado del fútbol como profesional y su nueva vida como obrero.

Por Edgar Witty

Hace dos años el laureado defensor hondureño, Erick Norales, decidió ponerle fin a su carrera como futbolista cerrando su pasaje en una etapa abrumadora en el Platense y Vida luchando por no descender en la Liga Nacional.

Este desenlace no tiene nada que ver con su carrera exitosa donde logró brilla con luz propia y hacerse de un nombre en el fútbol asiático después de darse a conocer en Marathón y selecciones menores de Honduras.

En su momento Norales fue considerado uno los defensores más caros del fútbol hondureño, se volvió un jugador cotizado haciendo tanto eco, como para su intento de fichaje en el Leicester City de Inglaterra. Su única asignatura pendiente fue el Mundial de Sudáfrica 2010, una herida que todavía duele en su interior.

Hoy en entrevista para DIEZ desde Estados Unidos, Erick Norales habla de su actualidad en Estados Unidos, el porqué de su retiro y lo que piensa de la selección Preolímpica de Honduras clasificada a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Ver: Las nuevas confesiones de Rambo de León y su posible costo para la Juventus

Veo un paisaje detrás de ti, ¿en dónde estás ahora?

Estamos en la casita que Dios nos pudo dar, estamos tranquilo compartiendo con la familia los momentos que no pude hacer por el fútbol.

¿Ya colgaste los botines entonces?

Hermano, llegó un momento en que el mayor de mis hijos -10 años- me dijo que necesitaba que estuviera con él y el cuerpo ya me estaba pasando factura. Los últimos partidos los jugué con una hernia por amor al fútbol. Ya tocaba, tengo tres niños y ellos sufrieron eso, había que tomar una decisión, fue lo mejor.

Te recuerdo del Vida, era una situación difícil peleando descenso y ahora le sumas lesionado...

Sí, creo que los últimos dos años que jugué en Platense y Vida fueron experiencias que uno como futbolista no piensa llegar a eso, tanto como Platense llegamos a pelear descenso y con Vida nos salvamos ante Motagua. Con eso ya di todo en el fútbol, ya era tiempo de parar y dedicarme a la familia. Estamos felices, lo que cuenta es la decisión que tomamos.

Erick Norales junto a sus familiares en Estados Unidos.text>

¿Cómo es un día a día ahora como padre a tiempo completo?

Ahora me ha tocado jugar cinco finales seguidas. No había vivido eso, créeme que tengo a mi esposa como Superman porque mis hijos son tremendos, ella los pone quietos con una sola mirada, ahora haga lo que yo haga, ellos hacen lo que quieren.

¿Ya no es como que le pegas una socadita a un delantero?

Hermano, es como si estuvieses marcando a Messi, solo los veo pasar.

Ahora por las mañanas ya no te levantas y buscas tus bonites, ¿a qué te dedicas en Estados Unidos?

Estoy trabajando en una compañía de mi suegro, aprendí el oficio con él, es una de las compañías más grandes de Nueva York. Durante el verano es una cosa de locos.

¿En qué consiste tu rol?

Sistemas de riego de jardines automatizado, eso es lo que hago, creo que en La Ceiba hay (sistema de riego), así me estoy dedicando.

Ya me dio curiosidad: ¿te ha tocado ir a hacer ese trabajo en estadios emblemáticos de Estados Unidos?

La verdad que no, pero sí en universidades, hoteles y muchos lugares; inclusive casas de artistas, la compañía tiene a grandes artistas como la casa de Beyonce.

¿Cómo es la casa de Beyonce?

Hermano, eso no es una casa, es un barrio, toda una colonia.

¿Pero ya te la encontraste?

Ja, ja, ja, hermano, allí no puedes ver a nadie.

SU CARRERA

¿Sientes satisfacción por lo que lograste en el fútbol?

La verdad que quedaron detalles, como el Mundial, es un sueño que todo futbolista tiene. Logré clasificar, pero no pude llegar por cuestiones extras y el hecho de jugar en Europa; pero en ese aspecto estoy tranquilo porque fueron cuestiones no futbolísticas, sino extras.

Estuviste en China cierto, Hunan Billows

Sí, me fue muy bien e inclusive tenía oportunidad para seguir, pero Marathón quiso que yo regresara. El presidente del Hunan me puso un papel para negociar cuánto quería ganar, pero yo tenía un contrato.

Erick Norales junto a su esposa y dos de sus hijos.text>

¿Cuánto pagó ese equipo por tu préstamo?

No te puedo decir, pero después que llegué de China en el transfermarkt mi valor subió, me llamaban para negociar conmigo. Se terminó armando un relajo y eso me frenó. Luego pasó mi proceso de residencia en Estados Unidos.

¿Te volviste un jugador demasiado caro?

Eso es lo que decía la prensa, no yo. Yo nunca me salí de la línea de cobrar lo justo. Cuando yo empecé a jugar acepté el reto, estaba estudiando y ganaba menos del salario mínimo que ganaba alguien que estaba trabajando en un banco. Mi padre me dijo -dale- yo tuve el apoyo de ellos, era un camino largo, pero las cosas se fueron dando. Cuando ya logras un nombre, ellos te dan el precio de tu trabajo, es por ese motivo que yo decidí hacerme a un lado.

¿La oferta de Hunan Billows superaba los 10 mil o 12 mil dólares de salario en ese momento?

Si lo superaba, pero no me gusta hablar de eso, hay mucha gente en mi país que está sufriendo mucho. Yo pienso que el dinero no te puede mover, yo tuve muchas ofertas y no las tomaba por el dinero, sino por cómo se iba a sentir mi familia en ese aspecto.

¿Alguna concreta que rechazaste en tu carrera? ¿Qué pasó en Leicester?

Se me dio la oportunidad, habló con Juan de Dios Castillo y entendió mi sueño. Salí de Panamá, viajé a Inglaterra. En ese momento el entrenador era Sven-Göran Eriksson. Yo ya tenía mi contrato, pero investigaron mi porcentaje de partidos a nivel de selección o haber jugado un mundial; ya no se pudo hacer nada. Es una historia...luego cambiaron de técnico en la selección y me dijo que si me iba para China no me iba a volver a llamar, yo preferí el bien de mi familia.

Esa llamada de quién fue ¿Luis Suárez?

Fue en el proceso de Luis Suárez, él habló personalmente conmigo y me dijo que si me iba para China no iba a ser llamado, unos años después te diste cuenta a quiénes llamaron.

¿Qué hubiese pasado con tu carrera si hubieses regresado a China?

Yo tenía para regresar, pero Marathón perdió los contactos con la gente de China, entonces decidí quedarme en Honduras y seguir la carrera local hasta que me fui para Estados Unidos en el Indy Eleven.

Ahora ningún futbolista hondureño ha vuelto a China..

No sé qué fue lo que pasó o qué negociación salió mal porque Marathón era el equipo que más jugadores mandaba para allá. La verdad que jugadores que llegábamos allá, nos preguntaban por ellos, como en el caso de 'Bombero' Ramírez, 'Pery' Martínez, Michael Brown, Mario Beata, Emil Martínez o Jerry Palacios. Los jugadores que llegaron a China por parte de Marathón hicieron bien las cosas.

¿Podemos tildar eso como un legado de oro de futbolistas de Marathón en esa época?

Yo creo que sí porque era bien visto y muy querido. Uno como hondureño siempre se adapta a todo, no da problemas. Uno tiene la costumbre de salir adelante.

Erick Norales durante la clasificación de Honduras a Sudáfrica 2010 tras juego ante El Salvador

JUEGOS OLÍMPICOS

Erick, usted fue parte de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 ¿Qué recuerdos te quedan?

Fue una de las experiencias muy lindas, había un grupo muy unido. Incluso no íbamos a viajar, es una de las anécdotas que tenemos porque llevaban tres refuerzos. Nosotros hablamos con el técnico, hablamos sobre la posibilidad que no los llevaran, pero ya sabes cómo es la Federación hondureña. Al final cambiaron de técnico, cambiaron los esfuerzos y se armó un relajo.

Carlos Pavón, Samuel Caballero y Emil Martínez eran los refuerzos.. ¿Se plantearon y dijeron no quiero refuerzos?

Desde antes que tomaran esa decisión ya lo habíamos decidido. La verdad que fueron jugadores muy buenos que llevaron, pero nosotros no estábamos de acuerdo con que se dejaran tres que estuvieron todo el proceso con nosotros. No era algo de solo 23, sino desde la Sub-21. No era justo que dejaran tres que estuvieron tanto tiempo con nosotros. Ese es el punto que teníamos, no era porque los llevaban.

Es decir, visualizando lo que pasó en ese 2008, ¿no es justo que se refuerce?

Hay que ver el nivel de los jugadores que hay. Está bien que los lleven, pero los tres que van a dejar fuera tienen que vivir la experiencia del viaje, es algo lindo. Desde mi punto de vista, si alguien no estará en la lista, pero han estado en el grupo, -porque todos lograron el objetivo-.

¿Llegaremos lejos en Tokio 2020?

Creo que sí, ya está demostrado con la selección de Londres. El fútbol hondureño solo le falta organización y apoyo, hay jugadores de mucha calidad. Honduras mereció ser campeón, al final fue por penales (vs México) pero hay buena selección para llegar largo y soñar con una medalla.

¿A qué jugadores ves con opción para salir?

Creo que tiene una buena media, como Kervin Arriaga, Luis Palma; también está Edwin Rodríguez y Alejandro Reyes. Son jugadores de mucha calidad. La defensa también es muy organizada, inclusive le tocó jugar una final a Carlos Meléndez, tomó el gafete y lo hizo muy bien, inclusive agarró un penal.

¿Y qué piensas de Qatar 2022 con Fabián Coito?

Se puede lograr porque hay jugadores de experiencia, y con eso no me refiero a la edad, sino por recorrido. Nosotros logramos unir la experiencia y juventud. Cuando clasificamos a Sudáfrica eran finales en todos los entrenamientos porque todos queríamos jugar y que quedara afuera y le tocaba ingresar lo hacía bien.

¿Te sigue doliendo el hecho que no estuviste en Sudáfrica 2010?

Sí, porque trabajé mucho para eso. Poco a poco lo he ido superando, pero trabajé mucho para eso. Estaba viviendo un buen momento en Marathón, jugaba todos los partidos, anotaba y hacía buenos partidos. Quedó esa espinita. Finalmente, mi carrera fue buena y estoy feliz por lo que pude haber hecho.

¿Cambiarías tu vida actual por esa Copa del Mundo del 2010?

La verdad que no, estoy feliz con mi familia. Mi carrera no fue de mucha buya, pero lo que hice quedó grabado entre la gente. Lo importante es dejar huella y lo hice en el fútbol.

Te puede interesar: La historia de Allan Gutiérrez, la joyita hondureña que pudo fichar la Juventus

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias