Rony Martínez y su momento más duro con Real España: "Tantos memes no me iban a sacar"

El delantero de la Máquina ha vuelto a sentirse vivo dentro de un terreno de juego y asume con la humildad de siempre su buen paso con el equipo.

Fredy Nuila

Nunca es un mal momento para tomar café y hablar de fútbol. Tampoco es tarde para pasar del infierno al cielo como le sucedió al delantero Rony Martínez en Real España.

El artillero del Bajo Aguán, Bota de Oro y figura indiscutible de la Máquina gaandora de la primera edición de la Copa Premier Centroamericana, tomó a bien la invitación de DIEZ y se sentó a platicar de su buen momento y, cómo no, de los silbidos que cambió por ovaciones.

13 goles en igual número de partidos, nueve de Liga y cuatro de Copa Premier, desde que arribó el uruguayo Ramiro Martínez a la realeza dejan en claro que el 'Cañonero del Aguán' está de regreso.

Ha sido capaz de recobrar la alegría que había perdido y comenzar a ganarse a una hinchada que tenía en contra porque la suerte no le acompañaba ni a él ni a sus compañeros.

Olimpia envía carta a Real España y lo felicita por el título de la Copa Premier.

Humildad, disciplina y sobre todo espalda para soportar las críticas, han sido las claves de un 'Ronygol' que está encendido y pese a ello no pierde el piso. Aclara que "celebramos el miércoles y ya cambiamos el chip" pensando en el torneo Clausura 2020 de la Liga SalvaVida.

EL DESARROLLO DE LA ENTREVISTA...

Es un momento muy dulce el que están viviendo con Real España, ¿están volviendo los buenos tiempos?

Gracias a Dios se nos dieron las cosas, logramos un campeonato muy importante; estamos agradecidos con Dios porque enhorabuena lo venimos a conseguir y vamos a seguir trabajando para seguir de la misma manera, y buscar títulos que para eso hemos venido acá.

Reza el adagio que 'después de la tormenta viene de la calma'... momento difíciles ha vivido Rony Martínez en su primera etapa, pero con Ramiro vemos al futbolista de antes.

Nosotros, los delanteros, tenemos esos malos momentos y bajones... una mala racha, uno tiene que estar bien claro que uno puede bajar y no es de tirarse a morir sino a trabajar más, dar lo mejor de uno cada día para que las cosas vuelvan a salir.

¿La pasó muy mal?

Sí, la verdad es complicado llegar a un equipo grande y que no te estén saliendo las cosas, es difícil y soy una persona que persevera mucho y cree en Dios, independientemente de todas las críticas que tuviera iba a seguir luchando y trabajando. Mi familia siempre están en las buenas y las malas, hay que seguir con esa mentalidad y ganas.

¿Qué es lo más duro que recuerda de ese proceso con Real España?

Lo más difícil es llegar, no al estadio, también en la calle había aficionados que me decían: '¿Qué pasa con los goles?' y todo eso... mi respuesta de siempre fue que hay malas rachas y estuviera tranquilos porque las cosas iban a comenzar a salir; en las redes sociales igual, pero a mí no me iba a desubicar de mi objetivo de buscar hacer las cosas bien, seguir trabajando y esforzarme más, quedándome 10 o 20 minutos más trabajando.

Rony Martínez se la pasó bien en Shanti y utilizó este Cuenco Tibetano de siete metales muy relacionado al yoga.

Con sinceridad, ¿cuál es el episodio más triste que vivió?

En las redes sociales más, pero no miraba mucho ni le ponía mente a eso, siempre he dicho que el aficionado tiene derecho a gritar lo que quiera; yo sabía mi capacidad, tantos memes y cosas no me iban a sacar, sino que me iban a volver más fuerte. Gracias a Dios estamos saliendo de esa malña racha y primero Dios sigamos.

¿Se quebró anímicamente en algún momento?

No. La verdad, y soy sincero, sí es duro esto de estar siendo muy criticado pero no me sacó, me dio más fuerzas para seguir luchando... sabía que de esto podía salir, pero hay que seguir con la misma hambre.

¿Lloró?

No voy a decir que no pegan ganas de llorar, pero la verdad traté de cobijarme mucho con mi familia, me dio mucha fuerzas, saben de mi capacidad... llorar no lloré, pero sí me puse algo triste porque fue bastante la mala racha. Eso sí, esto que hemos hecho ahorita no es para decir que ya salimos; me llena de confianza para mejorar el doble si es posible.

Pero esos memes se volvieron positivos ahora...

Sí, la verdad ahora son diferentes pero igual estoy tranquilo, los tomó con humor y como dije en una entrevista, no le guardó rencor a nadie, voy a seguir esforzándome en cada partido y entrenamiento porque me han traído acá para buscar títulos.

Rony anda encendido desde que Ramiro Martínez tomó las riendas del club y marcha con un registro de gol por partido desde ese entonces.

¿Para qué está este Real España que ha mostrado otra imagen en 2020?

Ilusiona, es un equipo que desde ya ratos venía haciendo las cosas muy bien; es lo mismo que me pasó a mí, el club cayó en un bache y se está recuperando esa característica de equipo grande con mucho potencial y para eso estamos, para hacer las cosas bien y dando la pelea ahí arriba.

¿Qué papel ha jugado Ramiro Martínez en su resurgimiento?

No voy a desacreditar a los profesores anteriores, muy buenos y profesionales, ellos me dieron la oportunidad y la confianza también... el profe me siguió dando la misma confianza que los otros técnicos, hablamos y me dijo que tuviera calma, que sabía de mi potencia y me había visto en videos, que las cosas iban a llegar. Agradecido con él.

¿Fue un punto de inflexión que él pidiera su renovación cuando muchos pedían, incluso, su salida de la institución?

El profe miró y sabía de mi capacidad, él pidió mi renovación, habló conmigo y me dijo que pediría mi renovación y la de varios compañeros, nada más agradecerle a él porque siguió confiando en mí, toca devolvérselo a puro trabajo y goles.

Mateo Yibrín es un personaje muy importante en Real España y en su momento cuestionó el tema de los refuerzos y las renovaciones, ¿cómo asumió usted esa opinión?

Yo soy muy poco para hablar de los directivos, la verdad él tiene su derecho para hablar, puede decir lo que quiera, es un directivo que exige y tiene ese derecho... soy muy poco para meterme con los directivos y si él habló era cuestión de tener calma porque las cosas iban a venir. A puro trabajo vamos a hacer que las cosas se vengan dando y el equipo cambie la imagen, que los directivos crean más en que las cosas van a salir y el equipo va a lograr el nivel de siempre, el España que la gente y ellos están acostumbrados a ver.

Martínez recordó los episodios amargos de sus primeros días como jugador aurinegro y toma con tranquilidad el presente prometedor que encaran.

Tocoa, China, Tegucigalpa y San Pedro Sula, cuatro lugares en los que le ha tocado trabajar, ¿qué diferencias encuentra entre esos destinos?

En Tocoa estaba tranquilo porque estaba en mi casa y viajaba de mi pueblo; ya China es un cambio complicado, pero tranquilo, uno se adapta y en los pocos meses que estuve allá lo hice muy rápido...En Tegus y adonde me ha movido Dios uno debe tratar de acoplarse lo más pronto posible porque no es fácil moverse de una ciudad a otra o de un país a otro. Creo que lo hice de la mejor manera.

De ser silbado a ser ovacionado, dos situaciones muy distintas que ha tenido que vivir en Real España...

Tranquilo, sé que la afición así es, eso de que ahora soy ovacionado no me va a sacar ni dejar que haga más o menos, me da fuerza para seguir trabajando y hacer las cosas bien para ayudar mucho al equipo que es para lo que me han traído aquí.

Con la mira en el encuentro de la jornada 3 del torneo Clausura 2020, Rony cree que será importante sumar de a tres para ratificar el levantón del club.

Se viene Vida, ¿qué hacer para que los ánimos no se eleven después del rendimiento hecho contra Olimpia?

Celebramos el miércoles y ayer pero ya cambiamos el chip pensando en el Vida, ya estuvo eso y ahora estamos metidos en el partido que es muy difícil... Ellos siempre vienen a jugar buenos partidos acá y sabemos que no va a estar fácil y para eso nos estamos preparando, jugar un partido inteligente y sacar los tres puntos que los necesitamos mucho.

¿Es un punto de partida lo ocurrido para que este equipo se muestre y se suelte?

El equipo el primer partido mostró una mala imagen porque perdimos, pero después nos medimos al campeón y lo hicimos de la mejor manera, a tomar con mucha responsabilidad el partido de mañana porque no todos van a ser iguales.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias