Blog de Gaspar Vallecillo: La búsqueda del buen juego devaluado en el fútbol hondureño

El entrenador y escritor Gaspar Vallecillo escribe sobre la importancia de jugar bien al fútbol. Además, resalta la importancia de los contextos en las etapas formativas.

Según Gaspar Vallecillo, los equipos deberían de preocuparse por el buen desarrollo del fútbol en la Liga Nacional.
Según Gaspar Vallecillo, los equipos deberían de preocuparse por el buen desarrollo del fútbol en la Liga Nacional. *
Gaspar Vallecillo

“Los equipos grandes se forjan por su grandeza de jugar al fútbol”

Julio César de León

Esas declaraciones de Julio César de León fueron en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, hace unos años, donde él hacía énfasis en que los equipos grandes se deben distinguir por jugar bien este deporte. Pensé en recuperarlas, porque el buen juego, el saber que hacer con la pelota; parece que está devaluado en Honduras.

Es nada más una sospecha, ya que en el último partido del torneo jugaron quienes fueron formados futbolísticamente para interpretar el juego de manera distinta, futbolistas que son diferenciales con y sin balón, caso puntual de Jorge Álvarez y José Mario Pinto. El Olimpia contra el Motagua dispuso del balón, elevó su volumen de juego y logró condicionarlo.

Yo soy un méndigo del buen fútbol, así lo siento y así lo transmito. Fui educado de esa forma y siempre he tratado de que se respete a los buenos jugadores que demuestran amor por la pelota. Hay que potenciar contextos para jugar bien, algunas veces Raúl Gutiérrez en el Real España, lo busca, cuando logra juntar a Jhow Benavídez y a José Alejandro Reyes en el mediocampo.

No solo es que buscamos el buen juego como necesidad del espectáculo, es que jugar bien es incluso pedagógico, enseña a quienes harán de futbolistas, a como ubicarse y posicionarse en el campo. Jugar bien: saber que hacer cuando se dispone del balón y cuando se intenta recuperar el mismo.

Te puede interesar: El blog de Ponce Morazán sobre Pedro Troglio y Diego Vázquez

Futbolistas como Walter Martínez del Motagua generan emociones, un futbolista que se logra diferenciar de sus compañeros que muchas veces recibe el balón en zonas correctas para buscar duelos individuales, ya diría Marcelo Bielsa que la gambeta es la verdadera estrella del fútbol.

Nuestro país cuenta con muchos jóvenes que aun juegan bien a la pelota, es la responsabilidad de los que forman, me incluyo yo, de hacerles jugar, propiciarles situaciones de juego positivas, para que su relación con el balón mejore constantemente. No es que solo jueguen, es que logren identificar cómo y por qué se juega de esa manera; así algún día conseguiremos elevar el nivel del fútbol en este país.

Ver: Gaspar Vallecillo sobre los clásicos entre Olimpia y Motagua