El polémico estilo de vida de Dembelé que está cansando al Barcelona

La mala conducta del jugador francés sigue dando de qué hablar. ¿Qué pasa realmente en su vida?

Agencias

El FC Barcelona pagó 105 millones de euros (más 40 en variables) por el delantero francés, Ousmane Dembelé.

Hoy, se está cuestionando por la cantidad de dinero que se pagó por el futbolista, que no termina de consolidarse como titular con Ernesto Valverde.

En algunos partidos ha mostrado su potencial, pero hay algo que le está afectando en su paso por España y tiene que ver con su mala conducta.

Ya a nadie le extraña en la Ciudad Deportiva del Barcelona que Dembélé llegue tarde a los entrenamientos, tampoco sorprenden sus viajes a Marrakech o a París sin la autorización del club.

Desordenado en su estilo de vida y en su alimentación, el club tuvo que asignarle un cocinero para evitar que su dieta se convirtiera exclusivamente en comida basura.

Poco a poco en el vestuario se hartaron de la actitud del jugador francés y es por eso que el DT del Barça Ernesto Valverde tomó decisiones importantes.

Cuando Messi se rompió el brazo ante el Sevilla, Valverde no eligió a Dembélé para reemplazarlo en el primer duelo ante el Inter, ni en el clásico, ni tampoco ante el Rayo Vallecano. En el lugar del 10, jugó, de entrada, Rafinha.

Fue el último en comparecer en el vestuario antes de viajar a Milán. Valverde no se lo tuvo en cuenta y lo puso en el once inicial frente al Inter. En el campo no desentonó; el problema es fuera de la cancha. El pasado jueves no se presentó en el entrenamiento.

Según informó RAC1, el Barcelona tardó una hora y media en contactar con Dembélé. Una vez localizado, el internacional francés aseguró que se encontraba mal y el club le permitió no presentarse en la Ciudad Deportiva. “Sufre una gastroenteritis”, informó después el club.

Eso sí, Valverde se cansó y no convocó al jugador para el choque ante el Betis, en lo que fue un claro castigo.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias