"Fue una pesadilla", recuerda el portero José García, un humilde pescador que busca revancha con Haaland

José García fue el guardameta titular de la 'H' cuando enfrentó el Noruega en aquella goleada 12-0. Hoy busca darle un nuevo sentido a su vida en buscando sobresalir en el deporte junto a su familia.

Por Edgar Witty

Hoy no es un día normal. No hay entrenamiento y tampoco rutinas pesadas de ejercicio bajo los tres palos junto a su mejor amigo (balón de fútbol), pero la alarma ha sonado nuevamente a las 5:00 am y es hora de levantarse para el futbolista hondureño José García, guardameta de Real España que durante el tiempo de cuarentena por Covid-19 se dedica a la pesca y trabajo de construcción para sobrevivir con su familia.

Su noche fue tranquila, pero hoy hace un año, estaba viviendo su peor pesadilla sobre el césped de la Arena Lublin traducido de los 12 goles que recibió con la selección de Honduras Sub-20 durante el Mundial de Polonia 2019 con su principal artillero: la estrella del Borussia Dortmund, Erling Haaland

Pero para él, esa es cosa del "pasado" ya que "no me costó mucho superarlo, cuando llegué al equipo mis compañeros bromeaban sobre eso, pero se fue olvidando".

Mientras alista sus cosas para apoyar en la construcción de la vivienda de su madre como un ayudante de albañil, remembra que "fue una pesadilla, pero obviamente de los errores se aprende. Cuando terminó el partido yo dije que nadie nos podía ver con la cabeza abajo, fuimos a hacer lo que podíamos, traté de hablar con mis compañeros para que estuviesen tranquilos y no llorando. A decir verdad, esa noche no dormí bien. Fue bien triste, esa misma noche nos tocó regresar al aeropuerto".

MUNDIAL POLONIA 2019

Antes de la convocatoria "esa lista era un suspenso, teníamos un grupo y ya se acercaba el viaje y no la daban todavía. Al final no la mandaron al grupo, sino que llamaron a cada uno, pero fue una alegría enorme a quien le avisé primero fue a mi madre. Ella me felicitó y me dijo las palabras correctas como de una mamá para su hijo".

De las cuatro selecciones (Uruguay, Nueva Zelanda y Noruega) la escuadra catracha fue la peor en el grupo C con la imposibilidad de sumar puntos y anotar goles. En total recibieron 19 en los tres partidos de la fase de grupos.

Halaand dispara ante la mirada atenta del guardameta José García

Ver: La actualidad de los futbolistas Sub-20 de Honduras que disputaron el Mundial de Polonia 2019

"No hay que buscar culpables, las selecciones con las que competimos estaban en mejor nivel que nosotros", alzó el portero José García.

SU DÍA A DÍA

La emergencia mundial por Covid-19 y la ausencia de fútbol ha llevado a varios futbolistas a ejercer labores más allá de sus costumbres, pero para el "grandulón" José García, el trabajo de pesca que realiza a durante los días de semana no es algo nuevo para él en busca de llevar un alimento a su hogar en Cuyamel, Cortés en donde reside junto a su madre Odalma Francisca Marín.

"Esta pandemia nos ha sorprendido a todos, pero gracias a Dios estamos bien con la familia. Estamos guardados mientras todo esto pasa. Me levanto a las 3:00 o 5:00 am, a esa hora salgo a pescar y por las tarde ayudo en la construcción de la casa de mi madre. No es tanto para la venta, es más para el consumo. No siempre se tiene buenos días, algunos son mejores que otros, pero se consigue para el almuerzo", relató.

El guardameta José García de pesca junto a sus amigos y familiares.

Y agregó: "Antes que yo me fuera para Platense Jr acá pescaba con mi tío, no es algo que me avergüence, es más, me da más fuerzas porque quiero sobresalir y sacar adelante a mi familia. Estoy orgulloso de mis raíces".

FOCO EN REAL ESPAÑA

Actualmente García pertenece a la primera plantilla de Real España, ascenso que consiguió desde su estreno en el 2017 en las reservas llegando como un completo desconocido tras haber dejado las filas del Platense por un acto de indisciplina del que se arrepiente.

"Allí me pagaban el colegio, pero por actos de indisciplina nos quitaron la beca. Tuve que regresar a casa, mis padres me dijeron que no me iban a pagar nada por la sanción. Llegué a Real España por un anuncio en las redes sociales, en el primer día de entrenamiento me pidieron mis papeles. En el siguiente día ya no quería ir porque mis amigos no iría, pero mi padre me motivó a que quizá esta era mi oportunidad. Esa era la última prueba, finalmente me quedé, llevé mi ropa y me instalé en la sede", comentó.

Hoy ve el camino difícil, pero sucedido de sus ganas de triunfar asegura que no bajará los brazos para seguir los pasos de su ejemplo a seguir: Luis "Buba" López. El futuro le espera.

"No es fácil, sé que hay competencia, pero con la ayuda de Dios todo es posible, por ahora me toca esperar y seguir haciendo las cosas bien para conseguir la titularidad. Tener a Buba López como compañero te motiva a seguir luchando por lo que quieres, no me queda más que aprender de él. López es mi ejemplo a seguir, después de él admiro a Buffon", cerró.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias