Carlos "Chato" Padilla, el portero campeón en 1995 con Victoria que lo regresa a la Liga Nacional

Carlos Roberto Padilla se refirió a las personas que influyeron en su carrera para convertirse en entrenador. Además, comentó sobre la serie ante Olancho FC en la semifinal.

Chato Padilla ascendió a Victoria a Liga Nacional después que la Jaiba estuvo en el ascenso los últimos cinco años.
Chato Padilla ascendió a Victoria a Liga Nacional después que la Jaiba estuvo en el ascenso los últimos cinco años. *
Edgar Witty

Hace 26 años (1995) el Victoria se coronó campeón de la Liga Nacional de Honduras enfrentando al Olimpia con el guardameta Roberto Carlos "Chato" Padilla en la portería del equipo ceibeño.

Hoy ese mismo portero ha llevado a la 'Jaiba Brava' a Primera División después de cinco años en segunda, pero ya no como jugador, sino detrás del banquillo, como entrenador.

La historia de "Chato" es conocida para algunos, quien después de colgar los botines, pasó de ser preparador de guardametas a director técnico dirigiendo a clubes como Villanueva FC, Santa Cruz, Parillas One. Y este sábado 21 de junio de 2021 ha sellado el ascenso de Victoria y dio un gran paso como DT.

Victoria inició su camino clasificando a la semifinal del Torneo Clausura 2021 tras superar al Real Juventud de Mauro Reyes. Luego le tocó remontar un 2-0 ante Olancho FC y en casa los superó 4-1.

Chato Padilla fue el portero del glorioso equipo jaibo que logró su único título en Liga Nacional.

“Tengo una historia en el Victoria y yo quiero a este equipo. Soy el primero que tengo el sueño y la ilusión de lograr en el objetivo”, declaró Roberto Padilla a DIEZ previo al juego.

Chato recuerda que nunca creyó que terminaría como DT, "pero me metí a cursos y cursos; fue el profe "Chelato" quien me dijo "que yo sería en un gran entrenador". En el 2013 vine de Estados Unidos con Manuel Keosseián, él me agarró y me dijo que ya no sería entrenador de porteros, sino de fútbol en general. Tuve las dos 'pataditas', la de Manolo y de José de la Paz Herrera.

También relata cómo fue su cambio de entrenar arqueros a ser el principal: "A mí siempre me dijeron que los porteros son buenos entrenadores porque observamos todo el terreno de juego. Los partidos siempre están coordinados y uno los ve, se mentaliza. Un portero tiene que saber de lecturas de juego, la otra parte es ser entrenador y estudiar todo ello.

No olvida quiénes han influido en su carrera: "El profesor "Chelato" Uclés y Manuel Keosseián, ellos me escuchaban. Toda esa experiencia uno la va adquiriendo y eso ha sido parte de lo que Dios me ha bendecido. Esas clases de personas son una universidad en el fútbol.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias