Maylor Núñez: "Haber fichado por Olimpia me ha cambiado la vida"

El defensor hondureño pasó hambre en su infancia y tras la muerte de su padre y hermanos su vida ha dado un giro siendo privilegiado por su talento y el fútbol.

Maylor Nuñez (arriba) posa junto a Cristopher Meléndez y Klifox Bernárdez, ambos jugadores de Motagua.
Maylor Nuñez (arriba) posa junto a Cristopher Meléndez y Klifox Bernárdez, ambos jugadores de Motagua. *
Por Edgar Witty

Una meta, una esperanza y un enfoque triunfador. Así se forjaron los primeros pasos del futbolista hondureño Maylor Núñez corriendo detrás del balón. Lo que parecía imposible para un niño oriundo de la comunidad garífuna de Corozal, se hizo realidad brillando con luz propia.

Hace una década atrás llegó a faltar el pan en la mesa de su casa, hace unos años la muerte invadió como intruso el pasaje de su padre y sus hermanos, pero cercano a ello su vida cambió al debutar el 7 de febrero del 2015 con el Motagua en la Copa Presidente.

Los pininos de Núñez en el fútbol tuvieron sus génesis en su pueblo natal, sin embargo, al ver el sufrimiento de su familia decidió enrumbarse a Puerto Cortés en las inferiores del Platense, allí estuvo cuatro meses hasta recaló en Motagua.

“Mi infancia fue dura, tú sabes. Yo vengo de una familia humilde. Mis hermanos mayores murieron, mi padre también y eran ellos quienes respondían en casa, fue así como me fui para las inferiores de Platense en busca de una oportunidad”, dijo.

IMG_8454.2(1024x768)

Te puede interesar: La historia de Klifox Bernárdez y pasado vendiendo pan de coco y pescado

Pero la carrera del defensor (22 años) estuvo a punto de truncarse. En el 2017 “Diego Vázquez me dijo que no contaba con nosotros, en ese momento me quería mandar a la Segunda División, yo decliné, me quedé entrenando unos días con las reservas hasta que me fui a Potros. Una vez que estaba en Olancho conseguí el número de Mauro Reyes y me fui a entrenar y pasé la prueba”, fue así como llegó al Juticalpa.

“Motagua no me valoró, me miraron de menos, pero siempre estuve tranquilo; dije que algún día me iban a querer y así fue. Cuando terminé mi contrato con el Juticalpa se acercaron a mí de nuevo”, reveló.

Hoy su actualidad es distinta y goza de un pasaje frutífero desde que fichó por el Olimpia en la Primera División de Honduras. En su primera campaña logró pelear una final (perdieron ante Motagua), pero le ha valido para hacer realidad otras aspiraciones familiares.

“Estoy más motivado, en la final fue un partido parejo. Habrá revancha, así que espero coronar el próximo torneo. Haber fichado por el Olimpia me ha cambiado la vida. Le doy gracias a Dios por eso, desde que llegué al Olimpia me propuse la meta de hacerle la casa a mi mamá y pues gracias a Dios ya falta poco para que ella se pueda mudar”, comentó.

IMG_8466.3(800x600)

La casa para su madre que construye Maylor Núñez en Corozal. Foto DIEZ

Esta vez en una nueva campaña es consciente que deberá pelear puesto con John Paul Suazo, ahora recuperado de su lesión, sumad a ello la llegada del nuevo entrenador: Pedro Troglio.

“Desde que llegué al Olimpia dije que iba a trabajar fuerte para agarrar ese puesto, gracias a Dios las cosas se me han dado, seguiré trabajando para ello. El puesto siempre lo he peleado, nunca me he relajado. Es bueno tener a Paul de regreso, habrá competencia y con eso podremos sacar lo mejor de nosotros, nadie se va a relajar”.

En lo demás cierra tatuando sus aspiraciones de ser convocado a una Selección de Honduras pensando en el futuro que le espera traducido de su talento sobre el césped.

“Primeramente quiero llegar a una selección y si me da la oportunidad hacer las cosas de la mejor manera. “Los cipotes de la comunidad siempre nos observan y quieren ser como nosotros, eso es bueno. Espero que cuando sean grandes tomen este camino si en realidad les gusta el fútbol”, cerró.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias