"Tyson" Núñez aún no firma su retiro, revela lo más duro en su carrera y cómo quiere que sea sus despedida

DIEZ galardonó a Tyson Núñez con el Premio a la Trayectoria por sus 28 años en su carrera como futbolista. Hoy en entrevista habla de sus mejores momentos, días difíciles y también de la política.

Por Edgar Witty

El laureado futbolista hondureño, Milton Omar ‘Tyson’ Núñez, fue galardonado por el staff periodístico de DIEZ con el galardón del Premio Diez a la Trayectoria por su destacada carrera como profesional.

A sus 48 años, el pequeño ‘Tyson’ sigue activo en el fútbol y aunque ahora está a las puertas de su retiro tras 28 años de experiencia, cosechó muchos éxitos a nivel de clubes y selección que marcaron su pasaje como jugador.

En su palmarés presume de haber defendido la camiseta de al menos 12 clubes nacionales y extranjeros, siendo sus pasos más destacados por el Nacional de Uruguay y Comunicaciones de Guatemala.

En la Liga Nacional consiguió cuatro títulos (Marathón “2”, Real España y Olimpia), marcó 40 goles en 166 juegos desde su debut con el Deportes Progreseño el 3 de octubre de 1993. A nivel se selección jugó 85 partidos y marcó 34 goles como delantero participando en amistosos, Eliminatorias (2002, 2006) y Copa Oro.

Con todo ello tiene mucha historia detrás de sí que hoy tiene para contarnos, además de su orgullo y felicidad de haber sido seleccionado con esta distinción especial, el segundo que se entrega después del obtenido por Carlos Pavón en el 2020.

¿Qué significa este premio para usted por sus años de trayectoria?

Es un premio al esfuerzo, a la carrera y agradezco a Dios por ponerme entre los premiados, también a DIEZ por pensar en mí como futbolista y como alguien que ha representado a nuestro país de una manera digna. Este premio tendrá un lugar especial dentro de mi casa, es más, voy a quitar la televisión y voy a poner este premio, definitivamente.

¿Qué queda marcado dentro de tu pasaje como futbolista?

Yo creo que lo bueno que se hizo, la manera de cómo fue evolucionando mi carrera, de repente no todo fue color de rosas, pero el esfuerzo ha valido y hoy por hoy cada uno tiene sus frutos, el esfuerzo se recibe de manera agradable, como si estuviese dentro de la cancha después de anotar un gol. Lo recibo de todo corazón, de la mejor manera.

¿Con qué te quedas dentro de tu carrera como futbolista?

Recordar mucho, Uruguay me marcó bastante, fue el momento cúspide de mi carrera, sobre todo lejos de mi familia. Siempre recalco el hecho de llegar a un club como Nacional y representar Honduras, Atlántida, La Ceiba, Sambo Creek y todos los pueblos garífunas de una manera digna, el apoyo de la gente ha valido mucho, ese talento lo he puesto a disposición de la gente.

¿Inglaterra?

También, por el hecho de ser uno de los primeros hondureños en llegar a la liga inglesa representa mucho para mí, creo que después que llegué yo, llegaron otros más que tuvieron éxitos, pero para mí es importante marcar ese hecho.

¿Sientes que te quedaste con la espinita de no haber participado en una Copa del Mundo?

De repente queda esa espinita, pero no creas que paso pensando en ello o que hay algún tipo de resentimiento. Creo que viniendo de un Mundial me hubiese retirado, porque uno habría dicho -ya cumplí, y no se cumplió-, pero sigo dentro de las canchas, ese camino ya está terminando, la carrera se va disipando, pero siempre seguirá el fútbol.

Usted lleva diciendo como tres veces -me retiro- ¿Qué trae este año para Tyson Núñez?

Pasa es que digo -me retiro- pero no digo cuánto o no he puesto la firma, se irá dando, es claro que este torneo no formé parte de Victoria, quería seguir, había un contrato, pero con pandemia todo cambia. Esta carrera me ha traído muchas cosas buenas y mi familia me ha apoyado en todo momento. Le tengo un gran cariño a la gente porque siempre me ha apoyado. Sí me retiro, pero no lo he anunciado, yo diré en qué momento, pero ustedes serán los primeros en saberlo.

¿No firmas tu retiro para este 2021?

Todavía no lo firmo, pero dada a las circunstancias, se podría dar.

¿Qué te mantiene todavía activo en el fútbol a tu edad?

El deseo, el entusiasmo… pasa que te retiras, pero quedas con la espinita. De repente la velocidad se va perdiendo, pero realmente siempre hay ganas de estar dentro de la cancha, es algo que no puedes dejar de la noche a la mañana luego de una carrear de 28 o 29 años.


El periodista de DIEZ, Edgar Witty le entrega el galardón al futbolista hondureño Milton 'Tyson' Núñez.

¿Cómo será el retiro de Tyson Núñez?

Obviamente quiero un retiro digno, un retiro donde toda la gente salga satisfecha en lo que se haga, pero sí sería lo más lindo, dentro de la cancha y con familia en los equipos, hay muchas maneras de cómo viene a mi memoria.

¿Vas a llorar, vas a extrañar el fútbol?

Obviamente que sí, decir retirarse es retirarse del ámbito profesional, pero no dejarás la cancha, quizá juegue en liga de veteranos. De pronto sí van a rodar las lágrimas, con solo pensar en ese día las lágrimas ruedan solas.

¿Un mejor gol en tu carrera y su mejor partido?

Hay muchos, pero a nivel de selección me quedo con la chilena (vs Estados Unidos). Sobre el partido, ese mismo ante Estados Unidos.

¿Qué fue lo más duro en tus inicios como futbolista?

Pasó algo -que no lo llamaría inusual-, pero trataron de empañar mi carrera por mi estatura, hoy me río, porque después que juega Tyson, juegan todos los enanos en la Liga, entonces eso causa risa cuando no te quería tener en un plantel por tu estatura, inclusive puedo llegar a pensar que por eso no me tomaron en cuenta para una Eliminatoria para Sudáfrica 2010, siento que pudo ser así, pero no hay rencor, el fútbol sigue y otros vendrán.

¿Cómo era tu relación con Reinaldo Rueda?

Era buena, en ese tiempo tuvimos pláticas, yo estaba en la Universidad de San Carlos, era uno de los goleadores del equipo y me dijo -dale, hay que seguir, entrénate bien que la oportunidad puede llegar-, pero no llegó.

Tyson Núñez junto a su esposa e hijos posando para el lente de DIEZ

¿De todas formas sientes que tenías condiciones para estar en ese Mundial?

Sí, tenía condiciones y muchos deseos de acompañar a los que veníamos peleando Eliminatorias, gracias a Dios algunos tuvieron la suerte de llegar. Yo lo disfruté, hicimos ese recorrido juntos.

¿Tienes un sucesor en la Liga Nacional de Honduras?

Definitivamente que no, no lo he visto. Está claro que me gustaría que apareciera uno, en la misma forma de juego, las mismas ganas, deseos, pero no he visto, tampoco es de compararse con nadie, pero no se nota, los tiempos cambian y los elementos tácticos cambian. Es complicado ver a alguien que tenga ese fútbol por el cual yo me he caracterizado.

Ahora estás por meterle un gol a la política: ¿Si hoy fuesen las elecciones, las ganaría Tyson Núñez?

Dada a las cosas que se han dado, yo creo que sí, yo soy de los que no se jactan de nada, el trabajo que haces no se gana con el nombre, siempre tienes que seguir trabajando. En el fútbol entrenas todos los días, pero acá en cada cosa que haces debes dar palabra real y concreta, para que la gente tenga credibilidad; no puedes prometer lo que no vas a dar, el fútbol no le puedes decir a alguien -hoy voy a meter un gol a nombre tuyo-, vas a sacrificarte porque tienes once jugadores y puedes perder, acá tienes que ser realista y sincero.

¿No tienes temor a que tu nombre se pierda por meterte en la política como en el caso de Wilmer Velásquez?

Hay gente que es corta de memoria, no puedo olvidar lo que hizo Wilmer Velásquez en el fútbol por meterse en la política, sé lo que hizo en el fútbol e incursionar en la política a mucha gente se le olvida. E igual podríamos decir lo que hizo un médico, se metió a la política y muchos ya olvidaron que salvó muchas vidas. Hay muchas cosas en las cuales hay que hacer comparación. Mi nombre no lo voy a manchar, seguirá siendo mi nombre, seguiré siendo yo, el Milton, el Tyson como quieran llamarlo. Seguiré siendo el mismo que siempre se preocupa por los demás, hoy por hoy las propuestas son diferentes porque miras todo de una manera diferente.

¿Qué es lo más ofensivo que te han dicho desde que te metiste en la política?

No te podría decir, la verdad solo me cuentan, no suelo leer las redes por consejos de mi asesor, si hay comentarios ofensivos me dicen, pero me deja tranquilo porque solo hay que trabajar para ser limpios.

¿Ha recibido ataques tu familia?

No y no veo el porqué se metan con mi familia, hoy me enfoco en lo que tengo que hacer.

¿Cuál será tu primera propuesta cuando te sientes en la casilla del Congreso Nacional?

Creo que hay que velar por nuestros jóvenes en nuestras comunidades, casi siempre pensamos en nuestras comunidades como deportistas, pero creo que tenemos condición de estar en una mejor posición social y deportivo. Voy a apostar a eso. Los primeros en criticarme fueron los garífunas, mi gente, pero son las primeras propuestas que tengo.

¿Hiciste riqueza en el fútbol? ¿Hoy puedes vivir tranquilo?

No tanto eso, pero gané mucha gente con la cual puedo estar tranquilo y decir -eres mi amigo, puedo confiar en vos-. Tienes que rodearte de gente buena en actitud y todo, esa es mi táctica, al final es lo que me respalda.

¿Cuál fue tu imperio y legado de Tyson Núñez?

El imperio es mi familia, el imperio son mis hijos, mi esposa y realmente es el lugar que debemos de cuidar, eso es lo importante de todo eso y agradecer a Dios por todo eso, agradezco a mi madre que me enseñó todo eso, a vivir en pobreza; eso lo podemos superar y eso para mí vale mucho, para eso debemos luchar.


Tyson Núñez posa para el lente de DIEZ tras recibir su galardón.

¿Fue una infancia dura?

Siempre existió esa lucha. Mi padre falleció cuando tenía ocho o nueve años y mi madre tomó ese papel de padre; en cierto punto fue dura, pero ella con su lucha supo sacarnos adelante.

¿De tu madre qué cosas quedan marcadas en ti de pequeño?

Mi madre fue de las personas que se venían a la ciudad a lavar ropa ajena, la que hacía pan de coco para que saliéramos a vender, yo iba con mi hermano Luis. Aunque vendía, siempre aparecía en la cancha jugando fútbol, ya traía el fútbol en la sangre. Había días que no se comía, iba a la escuela sin nada en el estómago, pero eso ya fue, ya pasó y ahora hemos podido salir abantes en todo esto, mi padre está bien y sabe de los sacrificios, tampoco es de que quieren aprovecharse de todo, siempre ha aprovechado esa línea y tiene un hijo que la consciente bastante.

AL CORTITO

¿Alguna promesa cumplida tu madre?

La primera promesa fue una casa y esa se cumplió.

Usted es ejemplo: ¿Cómo es la transición un joven garífuna que pasa por todas estas cosas hasta alcanzar el éxito?

Todo es porque realmente estás marcado para el éxito, como dicen -las cosas llegan en el momento cuando tienes que llegar-. Yo supe darme cuenta que ese era el momento. En mi primer equipo (Deportes Progreseño) ganaba 500 lempiras, en ese momento estaba por nacer mi primer hijo. Eran 300 para mi esposa y 200 para mi madre, yo no me quedaba con nada. Así fui superando muchas cosas. Siempre pensé que si Dios puso el talento, podía ser multiplicado.

¿Qué hizo con su primer sueldo fuerte?

Siempre pensé que lo primero que agarraba, lo invertía en mi familia todo el tiempo. Nunca derroché.

¿Un lujo caro?

Carros de lujos ninguno, definitivamente.

¿Accesorios?

Podría ser, era coleccionista de relojes, cadenas, gorras. Toda la inversión ha sido en familia.

¿Quién se vestía más caro en la selección de Honduras?

Carlos Pavón siempre fue así, pero no creo que vistiera caro. Al final fue Rambo, bueno, vivía en la élite en Italia, pero al final no es relevante, solo el hecho de que te sacrificas y vale la pena vivir y vestir bien.

¿Cuál fue tu mejor compañero en la H?

Dentro de la cancha fue Carlos Pavón, siempre fuimos un complemento desde aquel Centroamericano en El Salvador. Nos juntábamos para salir y nos fuimos siendo como hermanos junto a Amado Guevara. Hoy por hoy es más que una amistad.

¿Un entrenador que te marcó?

Mis inicios en la selección fueron con Primitivo Maradiaga y siempre fue de los técnicos que me dio confianza. Él no solo te entrena como jugador, también como para hacer amigo. Para mí ha sido uno de los mejores técnicos. Luego Hugo de León en el Nacional, aprendí mucho de él, no era de bromas, pero conmigo siempre sonreía.

¿Cuál fue el legado que dejó en Guatemala?

Siempre he dicho que es mi segunda bandera, mi segundo país que me abrió las puertas al éxito. En Honduras no jugué mucho, no tenía porqué regresarme a Honduras. Siempre será un agradecido con la gente que me dio la oportunidad de llegar a un club como Comunicaciones y Universidad.


FOTOGALERÍAS

Mas Noticias