Liga Nacional

La cruda confesión de Jorge Cardona del día que dio positivo por marihuana

Jorge Cardona recordó el triste episodio de su vida cuando dio positivo por doping en la segunda parte de la entrevista

    2016-10-18

    Jorge Cardona cayó bajo. Estuvo fuera del fútbol por haber dado positivo en una prueba doping. Su carrera, según él, se había terminado, pero ha vuelto y por la puerta grande.

    El volante del Platense está en su mejor momento. Su historia de vida es durísima, pero eso lo ha ayudado a madurar.

    Aparentas ser un hombre rudo, ¿es la realidad o solo es tu aspecto?
    Es una de las características que he venido desenvolviendo en mí, soy de las personas que normalmente hace las cosas con seriedad y con responsabilidad, no es que sea rudo, las apariencias engañan, mi estilo me permite entregarme con todo en lo que hago, esto me hace que sea un líder positivo dentro del terreno de juego.

    Puede ser líder una persona con un aspecto como el tuyo, no te ríes con nadie. De hecho, no me veas mucho porque no me gusta, ja, ja, ja.
    No es eso, así soy, no soy una persona con mal genio, con mal carácter, mi seriedad me ha permitido tomar las cosas con otra perspectiva.

    Tienes tatuajes por todos lados. ¿Qué representan para vos?
    Desde que estaba pequeño tengo tatuajes, me gustaron desde que yo estaba en la escuela, a mi mamá nunca le pareció, no le gustó que me tatuara, pero ahora eso es una tradición en los jugadores, algunos creen que me dan un mal aspecto, pero esa admiración a los tatuajes lo traigo desde que era niño.

    CARDONA CONFIESA QUE VENDÍA DROGA EN EL COLEGIO

    ¿Cómo fue posible que te tatuaras desde niño, cómo lograste eso, quién te dio permiso?
    Cuando me hice el primero estaba en el colegio, sentía un temor que mi mamá y mi tío se enteraran y también sentía pena, pero cuando me tatué el primero, quise hacerme el segundo y que fuera el más visto en mi cuerpo.

    ¿Cuántos años tenías cuando te hiciste tu primer tatuaje?
    Tenía 13 años, estaba estudiando el primer curso en el colegio, siempre me iba a la cama sin camisa, y de pronto empecé a dormir con camisa y mi mamá me decía que eso estaba muy raro, un cambio radical, un día le expliqué la razón por la que dormía así, le dije la verdad, le hablé que estaba tatuado y que no me castigara. Ahora tengo 13.

    La sociedad hondureña no mira con buenos ojos a las personas que se hacen muchos tatuajes. ¿Te ha pasado algo similar?
    Sí, he visitado varios lugares y por ratos me ven algo raro, a veces es un poco difícil para mí, porque se mira con mala presentación, no es nada de admirar, siempre tenía otra impresión, piensan que uno puede ser pandillero, ahora vivimos en una cultura que el tatuaje es normal, no deberían verlo mal a uno, no es nada malo, en otros países la gente considera el tatuaje como un arte, para mí esto no es solo una moda.

    Foto: Diez

    Cardona habló con Limber Pérez de su oscuro pasado que tuvo con las drogas.

    ¿Te llaman el Beckham de Honduras, por el estilo de juego, el cabello o los tatuajes?
    Ese nombre me viene desde que yo jugaba en las inferiores en el barrio en donde me crié, siempre me la llevaba jugando con personas más grandes que yo, le pegaba muy bien a la pelota, cada tiro libre que yo hacía era gol, de ahí viene el nombre de Beckham, luego con el profesor “Cañón” Fúnez, cada vez que entrenaba con el equipo me quedaba practicando tiros libres. Ese es el origen del nombre.

    Tienes varios torneos de ser referente en el Platense, siempre estás jugando, no le envidias nada a nadie, pero qué ondas que a Cardona ni lo miran para la Selección.
    Los que están es porque el profesor Pinto confía plenamente en ellos, tengo que reconocer que he tenido ciertas dificultades y sé que eso me ha impedido estar ahí, tener una posibilidad en la Selección, tampoco he dejado de soñar ni de creer que de un momento a otro puedo ser tomado en cuenta si el profesor así lo cree conveniente, tengo capacidad y soy buen jugador, los que están igual lo son, solo hay que esperar el momento y hacer las cosas con responsabilidad.

    ¿Crees que los que juegan en esa posición están demasiado por encima de vos, te sientes inferior a ellos?
    No, para nada, no es una falta de respeto a los jugadores de otra institución, pero yo solo espero que un día se me dé una oportunidad, tengo varios partidos en la Liga Nacional, por lo tanto creo que tendré la chance en su momento, sería algo lindo jugar en la Selección, lo lamentable es que yo cometí errores y al final eso pasa factura.

    VER: EL DÍA QUE CARDONA DIO POSITIVO POR MARIHUANA

    Las personas cometen errores y veo que te estás crucificando por los que has cometido.
    Hablo del problema que tuve con el dopaje, me afectó mucho en mi carrera, venía haciendo buenas campañas, venía en ascenso e incluso tuve la oportunidad de irme a jugar a Europa, lastimosamente las negociaciones no se concretizaron con el representante, había una posibilidad de integrarme a un equipo de la capital, ese club le había preguntado por mí a un excompañero, pero lo que más me ilusionaba era irme a Suecia.

    ¿Qué pasó que todo se truncó para que te fueras a Suecia?
    La directiva de Platense no llegó a una buena negociación con el representante que yo tenía, él vino al Puerto y no se llegó a un acuerdo, iba para la segunda división de Suecia y luego pasaba a primera, pero no se concretizó y todo se vino abajo.

    ¿Pero fue real esa oferta o era puras mentiras de alguien?
    Fue real y había dinero de por medio, lastimosamente no se llegó a un acuerdo, dependía mucho de la institución, tenía un contrato y debía respetarlo. Me tocó hablar con el presidente del equipo y me dijo que no podía viajar, estaba muy ilusionado, en ese momento era un sueño hecho realidad, quería ir a mostrar a esa liga mis virtudes.

    En el fútbol de Honduras cuesta que caiga alguien positivo, hay muchas maneras de evitarlo. ¿Cómo te pasó a vos?
    No sé qué fue lo que ocurrió en mi vida, no tenía amistades positivas, siempre aconsejo a los jóvenes en eso, me ha quedado de escuela, no tanto las amistades, sino la rebeldía, esa etapa en donde no obedeces a nadie ni recibes un buen consejo, porque te parece que no lo necesitas. Cometí errores que arrastré desde pequeño, fue difícil y me he arrepentido, perdí mucho, pero me he levantado, estoy de pie, estoy trabajando duro y disfruto lo que me gusta, sé que si continúo así se abrirán puertas, solo es de seguir trabajando y estar convencido de lo que uno quiere.

    Se ha hablado del dopaje, casi no se sabe qué sustancia utilizaste. ¿Al fin qué fue lo que te hundió?
    Había fumado marihuana, me la encontraron en la orina, me habían hecho varias pruebas antidoping y salía limpio, fuimos a Copán a jugar contra el Deportes Savio, luego me comunicaron que tenía que viajar a Tegucigalpa, lo hice y decidieron darme dos años de castigo, estaba muy triste y quebrantado, estaba pasando por un buen momento en mi carrera.

    ¿En qué pensaste cuando te dijeron que estabas embarrado y que debías cumplir dos años de castigo?
    Nunca bajé los brazos. Hablé con un tío, que ha sido muy importante en mi vida y que siempre me ha apoyado, le dije que quería seguir estudiando, luego me fui unos días para los Estados Unidos, pero antes terminé mi periodo en el colegio, lo bueno que jugaba de una manera no profesional, estando en la EUA me comunicaron que me habían bajado el castigo. Lo que hice provocó que me sintiera defraudado, sentí pena conmigo mismo.