Blog de Gaspar Vallecillo: El nuevo modelo de juego de la Selección de Honduras con Fabián Coito

El entrenador y escritor Gaspar Vallecillo escribe sobre algunas ideas que parecen relucir en la Selección Nacional.

La Selección de Honduras durante sus enfrentamiento ante Costa Rica.
La Selección de Honduras durante sus enfrentamiento ante Costa Rica. */ �
Redacción

Erróneamente hemos analizado y concebido el fútbol como simplemente un juego donde se debe aprovechar los errores del rival. Desde varias corrientes filosóficas de este juego, ya se piensa en el fútbol como una actividad social donde se buscan generar ventajas; convirtiéndose este juego más en uno de ventajas que de errores.

Los entrenadores buscamos propiciar superioridades y para eso necesitamos una idea, convencimiento en la transmisión de información; además de jugadores que se puedan adquirir ciertos hábitos. La Selección Nacional de Honduras juega bajo una idea, a la que vamos a llamar de ahora en adelante como Modelo de Juego.

El Modelo de Juego es la recopilación de varios factores, tantos futbolísticos, como culturales, sociales, capacidades técnicas, idiosincrasia del individuo que juega y sensibilidad del entrenador. Fabián Coito y su cuerpo técnico nos dan la impresión de que tiene la necesidad de que el equipo de todos construya su juego en base a un orden de ubicación y posicionamiento. Hay que diferenciar entre posición y ubicación, la primera se refiere a como se recibe el balón y las posturas corporales sin el mismo; la segunda es en que zona del campo se recibe el balón.

A partir de eso podemos interpretar varios roles en está Selección de Honduras. Por ejemplo, la función de Deiby Flores, un jugador que, bajo el modelo de juego de Fabián Coito, ha logrado interpretar diferentes roles, en distintas estructuras dinámica. Ha jugado de mediocentro posicional, donde ha mostrado que se puede adaptar a defender ciertos espacios, ha hecho de contención puro, donde en los momentos de defensa posicional desarrolla sus mejores cualidades; e incluso ayer con Bryan Acosta a su par logramos ver un Deiby con ciertos comportamientos de un box to box, con apoyos y ayudas significativas para sus compañeros.

Ver: La búsqueda del buen juego devaluado en el fútbol hondureño

Otro de los roles importantes que logramos observar en el Final Four, fue en que situaciones se buscaba ubicar Anthony Lozano, vale aclarar que escribimos de situaciones, ubicaciones y espacios, porque eso conceptualmente y en el campo genera indicios de libertad al que hace de futbolista; en la terminología futbolística que creemos el juego no se concibe desde líneas sino desde los espacios que transita el individuo. Y son esos espacios en intermedias, entre rivales, donde Lozano se siente más cómodo para desarrollar su juego y ofrecer apoyos en la construcción de este, pedirle solo goles es limitar su fútbol.

Te puede interesar: El uno a uno de los futbolistas de la Selección de Honduras por Gaspar Vallecillo

Fabián Coito y su cuerpo técnico parecen que han identificado que situaciones pueden estimular en algunos futbolistas en ciertos espacios. Han ido potenciando desde el primer día en construir juego desde una buena circulación del balón con diferentes intérpretes, promoviendo principios y formando un modelo de juego; que estoy convencido que será necesario en las eliminatorias.