Importante jugador de la Selección de Nicaragua es procesado por conspiración para el crimen organizado

Jason Casco, seleccionado por Nicaragua, fue arrestado junto a otras ocho personas, con las que planeaba asaltos.

La Selección de Nicaragua había mostrado una alza en su nivel de juego y Jason Casco era parte del proceso.
La Selección de Nicaragua había mostrado una alza en su nivel de juego y Jason Casco era parte del proceso. *
DIEZ

Jason Casco (30 años), seleccionado nacional por Nicaragua y uno de los últimos grandes jugadores de aquel país está metido en tremendo problema y hoy mismo tras las rejas, todo esto por estar acusado por conspiración para el crimen organizado.

Según La Prensa de Nicaragua, Casco "se encuentra en prisión preventiva en las celdas del Distrito Seis de Managua", cuya audiencia preliminar fue celebrada el pasado lunes en los juzgados de esa localidad.

"Es señalado junto con ocho personas más por el mismo delito por el que tendrá la próxima audiencia el 3 de marzo. De acuerdo con el acta, el caso está catalogado como tramitación compleja debido a que la Policía sigue investigando y el proceso puede durar hasta un año cuando lo normal es de tres meses", informa el medio nicaragüense.

Y es que de acuerdo al escrito acusatorio presentado por la fiscalía de Nicaragua en los juzgados de Managua, el jugador Jason Casco y los demás detenidos tenían previsto realizar asaltos a empresas y casas comerciales cuando fueron sorprendidos.

Jason Casco fue uno de los jugadores más importantes en el Real Estelí.

No obstante, la carrera deportiva del que un día portó el gafete de capitán en la Selección de Nicaragua comenzó a venirse abajo en septiembre de 2020 cuando el Juventus FC, club de Liga Primera División de Nicaragua donde era el capitán, anunció la separación de un grupo de ocho jugadores por "actos de indisciplina muy graves" en referencia a los amaños de partidos. El equipo no dio nombres, pero a partir de ese momento Jason Casco y otros de sus compañeros desaparecieron del plantel.

Sin embargo, el equipo y la liga en apoyo con el departamento de Integridad de la Fenifut, iniciaron un proceso de investigación para aclarar la situación. Además, en ese momento, indicaron que el caso lo mantendrían con un estatus de confidencialidad hasta tener un veredicto concluyente.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias