Shirley Perelló no se rajó en la Gran Final

Honduras<p>La línea recibió fuertes reclamos de Kevin Hernández y Carlos Pavón.</p>

Carlos Pavón le reclama a Shirley Perelló en una jugada.
Carlos Pavón le reclama a Shirley Perelló en una jugada. */
Allan Martinez

Ser la primera mujer en actuar en una final como asistente del fútbol de Honduras no le pesó a Shirley Perelló, quien realizó un buen desempeño en el juego de la Gran Final.

"Estoy agradecida con Dios y la Comisión de Arbitraje por la oportunidad que me dio, la mejor respuesta que le dimos a la Comisión fue hacer un buen trabajo en el juego, la meta era hacer un buen trabajo en equipo y estar concentrados", expresó Perelló.

Al consultarle a Shirley si sintió nervios al entrar a la cancha y ver el estadio lleno, esto fue lo que dijo: "Como toda acción que uno hace en la vida y son importantes, al inicio se siente un poquito de nervios pero con el transcurrir los minutos uno se enfoca en su trabajo y no tuvimos ningún problema".

Shirley trabaja fuerte porque en el 2012 habrá mucho trabajo para ella, en enero viaja a Vancouver, Canadá al Preolímpico Femenino.

Perelló afirma que no se sintió presionada en ningún momento por la banca de "La Máquina". "No sentí presión por la confianza que me dieron los campañros y la respuesta que les di era el objetivo que teníamos planeado para ese juego", indicó.

Perelló tuvo muchos reclamos de la banca del Real España, hasta el punto que Kevin Hernández y Carlos Pavón se le fueron encima. "Eso son cosas que se dan en el juego, era un partido muy apretado y estabamos conscientes que las bancas iban a estar presionando y lo que sucediera era trabjo del cuarto árbitro", apuntó.

Y agregó: "Kevin y Pavón me reclamaron que un jugador del Olimpia tenía dos tarjetas amarillas y la verdad ellos estaban confundidos porque no era el mismo jugador que le habían sacado la cartulina, en ningún momento me ofendieron".

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias