¡Definición de lujo! El golazo de Rigoberto Rivas que le dio a Honduras el triunfo sobre Nueva Zelanda

El futbolista del Reggina de Italia definió pegado al poste izquierdo del arquero en un contragolpe letal que dejó al catracho mano a mano y no perdonó

Kelvin Coello

Rigoberto Rivas definió con la precisión de un cirujano y la estética de un nueve. El cipote del Reggina de Italia se gastó un espectacular gol en los Juegos Olímpicos que en ese momento puso a la Bicolor por primera vez arriba en el marcador.

Era el epílogo del partido cuando “el Bambino” ganó línea de fondo, hizo la diagonal matona y de primera remató cruzado al segundo palo para marcar el 3-2 de la Bicolor en un partido con cierre de infarto donde se fue desde abajo.

Ver. EL ENORME FALLO DE BENGUCHÉ FRENTE A LA PORTERÍA

Honduras fue mejor en el segundo tiempo. Mereció más y si lo hizo sentir. Ya Rivas había anunciado con un mano a mano que lo había estrellado en el cuerpo del arquero, pero en esta no perdonó e hizo estallar en la locura al banco al ver el triunfo de cerca.

El equipo nacional se sintió más cómodo en el centro del campo y ahora este triunfo le dio la posibilidad de llegar a buscar la clasificación en el cierre frente a Corea del Sur y ahora ya hay poco que perder. Luis Palma, Juan Carlos Obregón y Rivas se gastaron un juego de esos que no se olvidará por la forma en la que se remó.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias