Análisis táctico: Honduras más vertical ante Panamá, con Chile sufrió en contragolpes

La Pizarra del DT analizó los juegos de Honduras ante Panamá y Chile. Asegura que ante La Roja hay falencias a corregir.

Víctor Grao asegura que la Selección de Honduras 'promete tener un fútbol inteligente e híbrido'.
Víctor Grao asegura que la Selección de Honduras 'promete tener un fútbol inteligente e híbrido'. *
La Pizarra del DT - Víctor Grao

La Selección hondureña contó con dos partidos de alto nivel competitivo como amistosos de la fecha FIFA. Sus rivales: Panamá y Chile. Dos propuestas completamente diferentes que dejaron, en lo futbolístico, cosas interesantes que resaltar en miras a lo que será la Copa Oro y las eliminatorias al Mundial Catar 2022.

Prensa internacional: "Polémico"y "ridículo" triunfo de Chile ante Honduras

Más allá de los resultados, se vio a una selección catracha con movimientos a destacar en cancha y con aspectos de mejora vinculados a ciertos automatismos, principalmente de carácter defensivo y de repliegue.

Punto 1: presión en salida

Hoy en día el fútbol está claramente destinado a jugarse bajo el concepto de la posesión. Y la mejor manera de lograr romperla es bajo la presión alta, presión en salida y presión tras pérdida. Las dos primeras fueron muy bien ejecutadas por parte de los hondureños.

La selección panameña se vio obligada a jugar en largo, sin tener posibilidad de salida clara, mientras que Chile optó por intentar salir con el juego por bajo, a pesar de la toma personal del hombre a hombre.

A pesar de la buena ejecución de la presión alta, claramente denotada, contra Chile se vieron ciertas falencias a corregir. Si bien son detalles perfectamente modificables con el tiempo, te pueden generar problemas en competiciones oficiales contra rivales de buen manejo de balón.

En la imagen superior se ve como un jugador chileno queda solo luego de ejercer la marca 1v1 de 5 jugadores en salida.

Si el jugador chileno marcado en rojo recibe, lo haría con muchísimo espacio y tiempo. Así también, si el meta chileno mandaba un balón en largo y lo ganase este efectivo chileno, podría haber causado grandes problemas. Y fue uno de los que pasó.

Punto 2: Contragolpes y verticalidad, propia y del rival

Honduras planteó un partido contra Panamá mucho más vertical. Contra Chile, la presencia de Alexander López hizo que se pudiese mejorar un poco en la tenencia y el juego horizontal. No obstante, se sufrió con los contragolpes del rival. La igualdad numérica, tanto en centros, como en transiciones rápidas del rival son aspectos de mejora a la hora de un próximo compromiso.

Al momento del centro, por ser una jugada en velocidad por banda, se queda marcando hombre a hombre sin superioridad numérica. En el primer gol del equipo chileno también se observa la misma situación. Un volante llega desde el borde del área y al no contar con superioridad, no es seguido, con lo que llega el primer, de dos remates, en el área hondureña.

Por el contrario, en el compromiso contra Panamá, la verticalidad hondureña causó muchos problemas a los panameños. Aspecto a tomar en cuenta cuando se vaya a jugar contra selecciones de defensas lentas. La potencia y desequilibrio de Elis o Quioto pueden ser claves para lograr abrir espacios.

Punto 3: repliegue tras presión

Honduras, posterior a la presión alta, replegaba. El sistema podía pasar a un 4-4-2 o a un 4-5-1. Siendo el único punta Bengston o Lozano, según el partido. Alexander López podía también quedar como segundo delantero a la hora de armar el bloque defensivo en cancha propia a efectos de cerrar espacios de la manera más ordenada posible.

Cuando Honduras atacaba, la situación era igual. La polivalencia de Antony Lozano o su retroceso hacía que no fuese un sistema completamente delimitado a un 4-5-1 o 4-4-2. Lo que sí, es que Alexander López, contra Chile, fue el hombre con mayores libertades a la hora de recibir.

Jorge Jiménez: "Esta es un grupo de Honduras que tendrá mucho futuro"

Elis o Quioto fueron meros carrileros en la búsqueda de la línea de fondo y en la búsqueda del 1v1 contra el lateral rival.

Punto 4: Incorporaciones de laterales

Los laterales, como punto de incorporación en ataque se realizaba con un automatismo fijo. El extremo, fuese Quioto o Elis, cerraban en la proyección de la jugada, para que el lateral lo acompañase y pudiese entrar sin problemas por banda.

Tanto Beckeles como Izaguirre lo realizaron con este movimiento. Sin embargo, aprovechando la rapidez y facilidad de generación de duelos ofensivos de los volantes ofensivos, no fue una constante en Honduras.

La selección hondureña dejó aspectos interesantes a resaltar. Tanto en conjunto como en individualidades. La importancia de contar con jugadores de buen pie en la mitad de la cancha como Alexander López o de delanteros de entendimiento de juego como Anthony Lozano, son claves en pro del mejoramiento del juego.

Honduras promete tener un fútbol inteligente e híbrido, sin necesidad de quedarse con una idea fija de juego, puede amoldarse al rival, optando más por el juego vertical u horizontal.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias