Fabián Coito: "No voy a estar en Uruguay para toda la vida"

Fabián Coito aún no confirma su vinculación oficial con la selección de Honduras, pero en un mano a mano con DIEZ desde Talca nos regaló una amplia conversación.

Jorge Ferman

A 15 minutos en carro del centro de la ciudad de Talca se hospedó la selección uruguaya durante la primera fase del Sudamericano sub 20. Aislados completamente y en un recinto perfectamente adaptado a las necesidades de los jugadores que favoreció, a plenitud, la convivencia de los celestes.

Al llegar, piscinas, grama verde cortada con precisión, un par de canchas de fútbol, un lobby o recepción para el ingreso y unas pequeñas cabañas de estar en las adyacencias de las piscinas te recibían denotándose la experiencia y la necesidad exigida por el cuerpo técnico de Fabián Coito para posicionarse en el mejor complejo de la ciudad.

Y parte de esa experiencia era la mostrada cuando el entrenador charrúa se acercaba a las afueras del recinto techado para iniciar la entrevista. Muy pausado en sus movimientos, pero no de lentitud, sino de tranquilidad y seguridad de sus movimientos.

Coito habla pausado. No se precipita al comenzar a conversar. Se ve recio en su silla y hace denotar, según comentarios de personas allegadas al cuerpo técnico de ser un entrenador con unos principios y valores muy arraigados. Hace 12 años, cuando llegó a la selección uruguaya lo reafirmaba: “En el año 2007, Óscar Washington Tabárez me invita a trabajar con la selección uruguaya, pero yo tenía contrato con el club con el que estaba trabajando. Así que debía terminar mi contrato y así fue. Yo lo conocía desde el año 85 que me entrenó en el club que yo jugaba en Montevideo. Me invitó a participar y bueno, estamos hasta hoy”, recordó.

Y así como tuvo que terminar un contrato para iniciar otro, parece responder de manera ética y profesional, el hecho de ser el nuevo seleccionador de Honduras, a sabiendas de que está en pleno torneo con Uruguay sub 20: “Todavía no está confirmado. Pero un día la selección se va a terminar (la uruguaya). Yo no voy a estar para toda la vida. Porque hay otros entrenadores, otro proyecto. Toda mi capacidad y mi potencial se va a apoyar en lo aprendido en estos años en la selección. Yo como entrenador tengo un antes y un después de estos 12 años. Es mucho tiempo. Pero aparte tiempo muy intenso. Con sub 15, sub 17, sub 20 y sub 23. Y hasta una experiencia con la selección mayor”, comentó.

Desde el entorno de la selección uruguaya se le tiene mucho estima. Es un entrenador con un amplio recorrido y que además de los éxitos cosechados durante los años vistiendo de celeste, se desempeña en la docencia, dictando capacitaciones para entrenadores.

Esto hace, en parte, que su manera de trabajar sea con base a una metodología de trabajo estructurada, pero que ha ido sufriendo cambios en el camino: “El proyecto ha ido modificándose en algunos aspectos, la composición de los cuerpos técnicos, la libertad absoluta para los grandes temas, trabajarlo de la manera que cada entrenador considere y se sienta más cómodo. En la didáctica de la consideración de la persona, del respeto, del compromiso. También la metodología de trabajo, las ideas tácticas, los sistemas a emplear, características en algunas posiciones”, explicó.

El poder llegar a otra selección por parte de Fabián Coito, incluye el estudio de la misma, haciendo énfasis en la idiosincrasia y características del país, más allá del fútbol que pudiesen desempeñar. Y explica cómo llevar el trabajo desarrollado en 12 años a un nuevo reto: “Eso debe ser una capacidad del entrenador lo cual no es nada fácil. De la misma manera de cuando vas a un club que necesita que el domingo ya le dejes resultados por lo cual te han llevado. Y cuando tenga la posibilidad de trabajar en otro país a nivel de selección, también. Conocer su idiosincrasia, su historia, respetarlo me parece que fortalecerlo y agregarle cosas que traemos nosotros los entrenadores en nuestra metodología y conceptos del juego y del fútbol”.

A pesar de siempre haber dirigido selecciones juveniles, cuenta con experiencia en el rubro de mayores, en cuanto a conocimientos y una cita puntual con la de adultos de Uruguay, en 2018. Para Coito, entrenar a futbolistas de mayor edad resulta un reto más interesante: “A mi realmente me gusta mucho esta categoría (Sub 20), también me gusta adultos, la estrategia, la táctica. Hay un buen relacionamiento. La diferencia de edad deja de ser un tema grande y yo creo que hay cosas que son comunes como el respeto, el compromiso con lo que uno hace, que deben ser transversales en cualquier edad. Unos lo perciben mejor. Uno cuando se es mayor se percibe más. El niño o joven no valora tanto ese valor”. Y agrega: “Pero creo que por ejemplo esas son características de un entrenador, ayudarlo, llevarlo, ser coherente y después la metodología de trabajo que sea acorde a tu trabajo y tu país”.

¿Por qué ser entrenador?
Fabián Coito comenzó tan solo a los 32 años como entrenador de fútbol, tras ser futbolista profesional. Algo poco común, si nos situamos en la juventud con la que contaba y con varios años de carrera por delante como jugador: “Una de las cosas que yo creo que me volcaron a ser entrenador es que tuve muy buenos entrenadores en el fútbol uruguayo. Creo que eso fue generando en mí una intención de serlo. Cuando yo estuve jugando en México me lesioné la rodilla y si bien no fue una lesión de gravedad, nunca pude volver a tener un rendimiento como el anterior a la lesión. Cuando vi que los años que me quedaban por delante iban a ser de estar cambiando de equipo regularmente, sin llegar a lugares donde podía ser un desafío como era ir a México o a otro continente a jugar y habiendo hecho el curso de entrenador los últimos años que estuve en Uruguay, me ofrecieron en el año 99 donde jugué mi último año fútbol (Central Español) la intención de comenzar a trabajar como entrenador y comenzar a trabajar en selección juvenil”, recordó.

Hoy en día asume el reto de la selección sub 20 de Uruguay, pero cuenta con ánimos de cambio. ¿Honduras? Parece ser un destino interesante para un entrenador que busca nuevas oportunidades de crecimiento y que parece que su momento en la celeste está llegando a su final.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias